Logo MX

Precio
dólar

Secretos

¿Y dónde está Alito? Líderes del PRI reclaman su ausencia en estados

Atrincherado en Insurgentes, Alito Moreno mira de lejos a sus candidatos, incluso en estados donde van ganando, por lo que las fuerzas vivas del PRI reclaman que esté más enfocado en sus aspiraciones presidenciales.

Por Redacción EMEEQUIS
19 may 2021

¿Dónde está Alito? reclaman en el PRI.
Líderes del PRI critican el poco involucramiento de Alejandro Moreno en las elecciones. Foto: Facebook.

EMEEQUIS.– El presidente del Comité Nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, anda en boca de las fuerzas vivas del tricolor. Y no es precisamente porque el campechano haya conquistado un sitio privilegiado entre los dirigentes en la historia de ese partido.

Moreno Cárdenas enfrenta una serie de reclamos y resquemores entre las huestes tricolores del país. No sólo por el acelere de su lanzamiento como candidato presidencial para 2024, ni por su presunta alianza con AMLO

 Alito, según nos cuentan, es severamente cuestionado por liderazgos grandes y medianos en los estados, por su falta de involucramiento en las campañas proselitistas, su participación testimonial, de pisa y corre, en eventos electorales del tricolor. Ni en las estrategias se mete, reclaman. 

Porque, según nos cuentan, la estructura priísta anda muy prendida en entidades como Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Zacatecas, Baja California Sur, Guerrero, Coahuila, Hidalgo, Edomex y San Luis Potosí, donde ven amplias expectativas de triunfo. 

Pero resulta que para Alito –reclaman las huestes priístas–, fuera de las oficinas de Insurgentes Norte en la Ciudad de México, todo es Champotón. El líder tricolor está concentrado en hacer ganar a su sobrino Christian Castro Bello en Campeche a como dé lugar. Pero todo le ha salido mal, porque este gallo ya está colocado en algunas encuestas en el tercer lugar de las preferencias. 

 

Su sobrino Christian Castro Bello va en tercer lugar, a pesar de sus esfuerzos. (Massive Caller).


Y, para colmo, ha salido el asunto del lanzamiento presidencial prematuro de Alito   –cuyo sobrenombre viene de sus años juveniles pero que ahora refuerza su imagen de chavorruquez–, justo en una encrucijada en la que el priísmo nacional, se comenta entre dirigentes regionales, requeriría de un liderazgo más serio. 

Para colmo, dicho lanzamiento trae tufo de Palacio Nacional, y hay algunos que preguntan con sorna si Alito quiere ser líder de Morena y quitarle la chamba a Mario Delgado.

EL PLEITO CON LA ESTRUCTURA

Por lo pronto, la estructura tricolor está caminando con toda la actitud en los estados antes comentados, con gran organización, frente a las amplias expectativas que ellos vislumbran para el 6 de junio.

Y es que tal vez no ha sido calibrado lo suficiente en los análisis estratégicos de los war’s room de otras formaciones políticas, pero las estructuras electorales priístas siguen ahí, y una elección no se gana únicamente con intención de voto, aunque sea fundamental. 

Las estructuras despliegan la operación territorial de la campaña, defienden los votos del partido en los cómputos de casilla y distritales, e impiden agandalles de sus contrincantes. La estructura puede hacer la diferencia en una elección cerrada. Baste una pregunta para aterrizar la idea: ¿Quién cree usted que tenga más estructura en Nuevo León, el PRI o MC? 

TE RECOMENDAMOS: CABEZA DE VACA: LA FGR OBTIENE ORDEN DE APREHENSIÓN PARA IR CONTRA EL PANISTA

Y en la cúspide de las estructuras municipales y distritales están los operadores, que en la mayoría de los casos se trata de carcamanes suficientemente curtidos para este tipo de batallas.

Pues todos ellos hacen, además, la operación de campaña: son los que cuestionan el desubique y despiste de Alito. Que el dirigente podría tener problemas de bipolaridad, porque, o bien llega de malas a los actos que se efectúan en los estados o, en el extremo opuesto, con poses de rockstar que ni al caso.

 “Mejor que ni venga –dicen algunos operadores estatales–, si el trabajo lo estamos haciendo nosotros y lo estamos haciendo bien”.

El caso es que Alito llega, dice alguna frase descosida si le toca hablar, se toma la foto de compromiso y corre al aeropuerto para dirigirse a Campeche, para ponerse a urdir cómo sacar del atolladero a su gallo.

FUERA DE INSURGENTES, TODO ES CHAMPOTÓN

Pero su primo Christian no remonta. Y es que esta vez todo le salió mal a Moreno Cárdenas en su estado natal. Dicen los enterados que confió demasiado en la información que le llegaba de Palacio.

¿Pues qué sabía Alito? La  versión de que Layda Sansores, la candidata de Morena al gobierno de Campeche, traía instrucciones de AMLO de asumir la elección como si fuera en un vagón de la Línea 12 del Metro –cuando existía– en hora pico: sin moverse demasiado.

Que Layda entendió entonces que la plaza estaba perdida, por lo que limitó su agenda a zonas céntricas de los principales municipios, nada de suburbios populares para no desgastarse en vano –los achaques de sus 71 años no perdonan por más que se cuelgue todo el Palacio de Hierro– y que, sobre todo, no le había metido billuyo a la campaña.

¡Lo malo es que Alito entendió lo mismo que Layda! Y entonces andaba muy confiado con su primo Christian, que encabezaba varias encuestas o empataba con Layda. Pero cuando se dio cuenta ¡lo rebasó por el acotamiento el emecista Eliseo Fernández!

A lo mejor sí era esa, se comenta en el columnismo campechano, la jugada de AMLO. El caso es que desde entonces no ha podido hacer remontar a Christian en las preferencias electorales de los campechanos.

FUTURISMO PALACIEGO EN EL TRICOLOR

En medio de esos dislates, llegó uno más: la inopinada postulación de Alito a la Presidencia de la República para 2024. “En el partido” la noticia habría hecho mucha gracia, de no ser porque llega en un momento del todo inadecuado, cuando todos están concentrados en la elección y lo que menos requieren distractores que meten ruido innecesario. 

TE RECOMENDAMOS: HANK RHON VA A LA CABEZA EN BAJA CALIFORNIA… PERO EN GASTOS DE CAMPAÑA

Y es que nadie se traga el cuento de la espontaneidad de la diputada Cynthia López Castro –que supuestamente forma parte del grupo de Aurelio Nuño y Luis Videgaray– para “destapar” a Alito.

El acto revela aspiraciones reales del presidente del PRI, que si bien no son ilegítimas, sí lucen disparatadas. La nota más grave del asunto es otra, sin embargo: que la gran idea pudo haber salido de Palacio.

Y es que a lo mejor Alito contrajo el mismo mal que padecía Diego Fernández de Cevallos cuando era jefe de la bancada panista en la Cámara de Diputados, en 1993. 

Se filtró entonces a los medios la versión de que el presidente Carlos Salinas había invitado a Fernández de Cevallos a Los Pinos para sugerirle que fuera candidato del PAN a la Presidencia.

¿Será que Alito haya tenido la brillante idea del destape mientras se tomaba un pozol o una de Matalí en el antiguo Palacio de los Virreyes?

 

@emeequis

  

 

logo mx
Más contenido
Rosa Icela en alerta roja: “polleros” suben tarifa y se viene crisis de seguridad

Rosa Icela en alerta roja: “polleros” suben tarifa y se viene crisis de seguridad

Es aritmética criminal básica: si el riesgo de cruzar el país crece, también crecen las tarifas de los cárteles por “derecho de paso”. Cada día de crisis migratoria, los grupos criminales recolectan más dinero y aumenta su empoderamiento frente al Estado mexicano.

Hace 5 horas

El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

El grito de Clara Brugada: Yo soy la candidata de Claudia Sheinbaum

Una arenga en el discurso de la alcaldesa de Iztapalapa este 15 de septiembre abrió la temporada de “destapados” para la jefatura de Gobierno. Es la manera de gritar a los cuatro vientos quién es la preferida en el Palacio del Ayuntamiento para quedarse con la silla.

19 / 09 / 2021