Logo MX

Precio
dólar

Secretos

Las tribulaciones de Rocha Moya: el candidato que dividió a Morena en Sinaloa

Las heridas que dejó el nombramiento de Rubén Rocha Moya para competir por la gubernatura de Sinaloa hacen peligrar el triunfo de Morena: mientras el oficialismo se divide, la oposición teje fino para conquistar el voto con una alianza.

Por Redacción EMEEQUIS
3 ene 2021

Sinaloa
Mario Delgado, presidente de Morena, acompañado de Rubén Rocha, durante conferencia donde lo anunció como ganador de la encuesta. Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Los morenistas en la Ciudad de México que creían que la elección a gobernador de Sinaloa del próximo año era un triunfo en el bolsillo... ahora están dudando de si comenzaron a festejar antes de tiempo.

La larga y tirante elección de su candidato, finalmente el senador con licencia Rubén Rocha Moya, dejó heridas tan profundas y difíciles de cerrar que desde el Comité Ejecutivo Nacional del partido se preguntan si por ahí se les irán los votos que tanto necesitan para ganar unos comicios que parece que terminarán en una competencia reñida. 

La tensión comenzó cuando, desde el principio, la posibilidad de una candidatura de unidad se diluyó de inmediato: 13 morenistas se anotaron en la lista para pelear por ser el ungido o ungida del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre los más sonados estaban –además de Rubén Rocha Moya– la senadora Imelda Castro, la diputada federal Yadira Marcos y los alcaldes de Culiacán y Mazatlán, Jesús Estrada Ferreiros y Guillermo Benítez Torres, respectivamente.

La campaña interna transcurrió civilizada, para quienes no están dentro de Morena; sin embargo, una fuente consultada por EMEEQUIS, cercana al proceso de selección de candidatos para los comicios del 2021, contó que, debajo de la mesa todos los candidatos tiraron patadas y golpes bajos.

Hubo campañas negras por redes sociales, bots que ventilaban los trapos sucios de los aspirantes, compra de sondeos “cuchareados” y hasta intentos por asociar a candidatos, como Jesús Estrada, con el crimen organizado, una acusación que no ha sido probada, de acuerdo con la fuente consultada.

GRITOS Y AMENAZAS DE RUPTURA

La tensión alcanzó un punto máximo la tarde del 23 de diciembre, cuando se suponía que el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, anunciaría el ganador  o ganadora de una serie de encuestas de reconocimiento e intención de voto.

TE RECOMENDAMOS: SALARIOS DE A MILLÓN. ESTO GANAN ESTEFANÍA VELOZ, GIBRÁN, ACKERMAN Y MEYER

Quien fuera elegido, o elegida, arrancaría la carrera electoral bajo las siglas del partido político que aventaja –por ahora– en varias encuestas, un factor que hacía aún más codiciado el nombramiento de candidato o candidata de Morena.

Sin embargo, el humo blanco no salió de la sede nacional de Morena. Y en lugar de ánimo festivo, Mario Delgado salió a un improvisado encuentro con medios, cerca de las 13:10 horas, para anunciar que aún no había resultado final y la decisión de aplazaría hasta enero.

El pretexto para concluir rápidamente con esa ríspida reunión con los precandidatos más aventajados fue que grupos de acarreados provenientes de Nayarit, Zacatecas y Guanajuato habían llegado la sede nacional del partido y ponían en peligro la seguridad de los asistentes.

En realidad, asegura la fuente, en la sala de juntas de Chihuahua 216, en la colonia Roma, hubo una acalorada pelea protagonizada por Jesús Estrada Ferreiros y Guillermo Benítez Torres, quienes desconocieron los resultados de la encuesta interna, y Rubén Rocha Moya, quien había ganado la contienda por un estrecho margen y pedía que se cumpliera la palabra de respetar el resultado por apretado que fuera.

LA MANO DEL PRESIDENTE

Los reclamos subieron de tono hasta la amenaza de que no habría respaldo, en los hechos, para Rubén Rocha Moya, si se le elegía ese día como candidato. Todos pidieron esperar a una nueva metodología, lo que finalmente aceptó Mario Delgado.

“Hay encuestas que tienen un precio y hay personas que las usan para beneficiarse. Esto quiere decir que les gusta hacerse pendejos solos, porque finalmente a nadie van a convencer con eso”, reclamó, al salir de la reunión el alcalde Guillermo Benítez Torres.

TE RECOMENDAMOS: SI VIVES EN LA CIUDAD DE MÉXICO, NO VAYAS AL PARQUE NI A LOS MERCADOS

Agustín Flores García, exempleado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y también aspirante a la gubernatura, fue más claro y acusó al presidente Andrés Manuel López Obrador de simular una competencia para terminar eligiendo a Rubén Rocha Moya.

“Las piezas de ajedrez se movieron y las movió el presidente”, reclamó con molestia Agustín Flores. También visiblemente molesta estaba la diputada federal Yadira Marcos, quien insistió en que habría candidata, y no candidato, en la planilla de Morena.

Transcurrieron siete largos días de alta tensión con el nombramiento en pausa. Más de 160 horas en las que se intensificó la guerra por la codiciada nominación. Tiempo suficiente para que las heridas abiertas se hicieran más hondas.

Al final, el 31 de diciembre, Mario Delgado tomó la decisión de no postergar más lo que parecía inevitable y nombrar a Rubén Rocha Moya como el candidato de Morena a la gubernatura de Sinaloa.

UNA VICTORIA PÍRRICA

La pelea había terminado, pero quedaron cicatrices: Rubén Rocha Moya ya no cuenta con los apoyos amplios de Morena en Sinaloa. Al menos, una decena de dirigentes locales cree que ganó a la mala y no le darán el respaldo que le prometieron a principios de octubre.

Y aunque en público sus excompetidores aseguran que trabajarán mano a mano con él para que Morena se quede con la gubernatura, en privado hay serias dudas sobre si realmente los alcaldes, diputados y líderes vecinales ayudarán al senador con licencia ahora que lo acusan de haberse robado la elección interna.

Mientras tanto, la oposición ya afina las condiciones para crear una alianza entre el PRI, PAN y PRD que le quite el triunfo electoral que parecía seguro para Morena.

Dos nombres ya suenan en la oposición y que podrían empatar –y rebasar– a Rubén Rocha Moya: el también senador con licencia, Mario Zamora, y Jesús Valdés, dirigente estatal del PRI, el partido que hoy gobierna Sinaloa con Quirino Ordaz Coppel.

Mientras los enemigos de Morena se unen en Sinaloa, los amigos del presidente se pelean. Y sólo faltan seis meses para la elección.

 


@emeequis



logo mx
Más contenido
Incendio en el Metro. Solicitaron a Serranía renovar transformadores

Incendio en el Metro. Solicitaron a Serranía renovar transformadores

Desde hace un año, trabajadores del Metro solicitaron presupuesto para dar mantenimiento a los transformadores, un área que no recibió atención en todo 2020. ¿Pudo Florencia Serranía prevenir el incendio?

19 / 01 / 2021

Llega Biden y nuera de AMLO sube a Instagram foto con Trump

Llega Biden y nuera de AMLO sube a Instagram foto con Trump

Al mismo tiempo que Joe Biden tomaba posesión de la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia de Estados Unidos (@POTUS), Carolyn Adams, esposa de José Ramón López Beltrán, subía a Instagram la imagen del recuerdo con el expresidente Trump.

20 / 01 / 2021