Logo MX

Precio
dólar

Secretos

Gustavo Madero, el rebelde del PAN, lleva una agenda contraria a la de Ricardo Anaya

La renuncia de Eduardo Medina Mora como ministro de la SCJN sirvió para exponer la división interna del blanquiazul, pues habían acordado aceptarla sin chistar y Madero puso el desorden

Por Redaccion EMEEQUIS
9 oct 2019

undefined
Gustavo Madero, durante su intervención en el Senado, en la que exigió saber las causas detrás de la renuncia de Eduardo Medina Mora a la SCJN. Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro

A pesar de que la bancada del PAN en el Senado había acordado aprobar la renuncia de Eduardo Medina Mora sin hacer barullo, Gustavo Madero, quien tiene su propia agenda, que a veces va en contrasentido a la de su coordinador, Mauricio Kuri, subió a tribuna, con la Constitución en la mano, a quejarse de la suave respuesta.


Resulta que en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, los coordinadores parlamentarios acordaron aprobar la renuncia de Medina Mora, que el presidente Andrés Manuel López Obrador les turnó, sin entrar en confrontación, para continuar el trámite. 


Pero el primero que alzó la voz fue Gustavo Madero, reconocido por jugar en el equipo rebelde del blanquiazul, capitaneado por Javier Corral, y confrontado con el grupo dominante, cuyo líder es Ricardo Anaya (excandidato presidencial).


TAMBIÉN PUEDES LEER / RICARDO ANAYA CORRE EN SU TIERRA. PLANES, FINTAS Y TOPES DE UN PANISTA EN EL EXILIO


“El Senado no puede quedar silente en este debate”, dijo, para luego exigir que se le pregunte al presidente cuáles fueron las “causas graves” de Medina Mora para renunciar, pues sería su único argumento para dejar el cargo. 

 

Pidió que el ministro nominado por Enrique Peña Nieto no se fuera impune: “No puede quedarse con los brazos cruzados el Senado de la República, cuando hay serias acusaciones”. 

 

Al minuto 5.13 de su intervención mandó un guiño a Javier Corral, gobernador de Chihuahua, quien hace días declaró que la renuncia de Medina Mora ayudará a destrabar la Operación Zafiro, que afecta al gobierno anterior y al PRI, pues el ministro saliente había puesto trabas: 

 

“La renuncia del ministro Medina Mora tiene muchas repercusiones, muchas de ellas muy positivas, como para el caso de Chihuahua, que se opuso vehementemente (Medina Mora) a que avanzaran en sus investigaciones”, señaló Gustavo Madero.

 

De poco o nada sirvió la discusión y análisis interno que habían tenido los coordinadores parlamentarios, pues dentro de las bancadas hay una diversidad de grupos que traen su agenda política. La de Madero, más apegada a Javier Corral y distanciada del líder fáctico, Ricardo Anaya, quien ha dado señales de volver por el control del PAN, y de Marko Cortés, presidente del partido, quien conoce al excandidato desde que eran jóvenes.

 

DESPUÉS DE SU INTERVENCIÓN SE SOLTARON LOS DEMÁS

 

La renuncia no trae fecha ni razones, dijo el panista. “Pido a la Mesa Directiva que solicite respetuosamente a la Presidencia para que nos comparta cuáles fueron las consideraciones que tuvo en este caso para turnarle al Senado esta grave responsabilidad. Pido, solicito y exijo que no exista impunidad que no vaya a haber un carpetazo, porque ya se doblegó a un ministro de la Corte”.

 

Después del panista vieron en cascada las intervenciones de una veintena de legisladores; al final Gustavo Madero se quedó con su petición y el “sospechosismo” lo puso en la mesa, porque con 111 votos (tres en contra y cinco abstenciones) se aprobó la renuncia. 

 

Lo interesante es que el chihuahuense no se sujeta a los acuerdos de su líder, porque no forma parte del grupo que lidera el coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER / LA SOMBRA DE MUÑOZ LEDO PESA SOBRE LA PANISTA LAURA ROJAS


Dentro de Acción Nacional hay varios grupos de poder, el principal es el que encabeza Ricardo Anaya y también el presidente nacional, Marko Cortés, quien designó a los coordinadores parlamentarios en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero, y Mauricio Kuri, en el Senado; a esa esfera también hay que sumar a la mayoría de los gobernadores, agrupados en la Asociación Nacional de Gobernadores (Anago).

 

Otro polo visible es el que comanda Javier Corral, gobernador de Chihuahua, ahí se puede ubicar perfectamente a Gustavo Madero. Así que ésta no será la última vez en que el senador vaya en contrasentido a los acuerdos de su coordinador.

 

Hace muchos años los panistas tenían como costumbre guardarse las diferencias para discutirlas en privado, era parte de la disciplina blanquiazul, pero esos son tiempos que ya quedaron muy atrás.

 

logo mx
Más contenido
Una floja precampaña de Américo Villarreal tambalea el triunfo de Morena en Tamaulipas

Una floja precampaña de Américo Villarreal tambalea el triunfo de Morena en Tamaulipas

Un apodo puesto al precandidato único de Morena rumbo a la elección de este año exhibe las fracturas en el partido del presidente y la preocupación de que el expriista e hijo de un exgobernador no tenga la energía necesaria para ganarle al candidato de Cabeza de Vaca.

22 / 01 / 2022

Katia Meave: desde Palacio Nacional a Jalisco para meter en cintura a Enrique Alfaro

Katia Meave: desde Palacio Nacional a Jalisco para meter en cintura a Enrique Alfaro

El perfil de la nueva “superdelegada” en Jalisco, descrito como agresivo y porril por miembros de la sociedad civil campechana, donde ocupó el mismo encargo, augura un interesante enfrentamiento con el gobernador Enrique Alfaro, quien constantemente se queja de las políticas públicas de AMLO.

21 / 01 / 2022