Logo MX

Precio
dólar

Secretos

A Felipe Calderón se le viene otra tormenta: “Rápido y Furioso”, parte 2

Un mail en el que Genaro García Luna admite ante autoridades de Estados Unidos que conversó con su “superior” y está “de acuerdo” con el operativo “Rápido y Furioso” podría meter en serios problemas a Felipe Calderón.

Por Redacción EMEEQUIS
8 nov 2020

Calderón
Genaro García Luna en un evento con el entonces presidente Felipe Calderón, en 2008. Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Al expresidente Felipe Calderón le lloverá sobre mojado. Al vendaval de deudas económicas y políticas que se le vino con la negativa de convertir a México Libre en partido político, ahora se suma una tormenta que caerá sobre él en las próximas semanas.

Los nubarrones que se dirigen hacia el michoacano llevan el nombre de “Rápido y Furioso” y comenzaron a formarse el 15 de octubre pasado con la detención del exsecretario general Salvador Cienfuegos Zepeda en Los Angeles, California.

Aquel sorpresivo arresto provocó una ruptura entre el gobierno estadounidense y el mexicano, que reclamó que se hubieran roto los principios básicos de la diplomacia al no ser informados sobre la orden de aprehensión que pendía sobre el militar de más alto rango en el país entre 2012 y 2018. 

“Le hemos hecho saber a Estados Unidos nuestro profundo descontento con que no se haya compartido esa información con nuestro país”, dijo el canciller Marcelo Ebrard en la conferencia matutina del presidente al día siguiente que se supo la detención del extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Con las relaciones binacionales maltrechas, el gobierno de Estados Unidos comenzó a buscar una forma de repararlas. Y el expresidente Felipe Calderón quedó atrapado en esa operación cicatriz por un correo electrónico comprometedor.

UNA OPERACIÓN CICATRIZ ABRE UNA VIEJA HERIDA

En los días siguientes a la caída del general Salvador Cienfuegos, como muestra de buena voluntad para mejorar los canales de comunicación, representantes de las principales agencias de seguridad en Estados Unidos informaron a altos funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores que estaban trabajando más rápido de lo usual para enviarles lo antes posible un expediente solicitado por el gobierno mexicano desde el 11 de mayo pasado.

Aquel día, el canciller Marcelo Ebrard envió una nota diplomática a la Embajada de Estados Unidos para solicitarles información clasificada sobre la operación “Rápido y Furioso”; quería saber si aquel fallido operativo había contado con el visto bueno de altos funcionarios mexicanos, entre ellos el entonces presidente Felipe Calderón.

“Rápido y Furioso” fue la fase más crítica de una gran estrategia llamada “Dejemos que las armas caminen” (“Letting guns walk” en inglés) que planteaba que el gobierno de Estados Unidos debía permitir la salida de armas de alto calibre hacia México para rastrearlas y saber qué cárteles mexicanos las usaban del otro lado de la frontera. Con esa información afinarían su trabajo de inteligencia contra el crimen organizado.

¿QUIÉN VIOLÓ LA SOBERANÍA DE MÉXICO?

En 2007, esa peligrosa estrategia dio inicio, en secreto, con el cruce de rifles de alto poder y metralletas de asalto, como las AK-47 o “cuernos de chivo” e, incluso, armas de grueso calibre como la 5-7, conocida como “la matapolicías” por su capacidad para destruir los blindajes de chalecos antibalas.

Pero el plan falló y los estadounidenses fueron perdiendo la pista a 2 mil de esas armas, solo para encontrarlas meses y años después en el asesinato de un agente de la Patrulla Fonteriza y en masacres en México contra civiles, como la de Villas de Salvárcar, donde 16 jóvenes fueron asesinados a mansalva en Ciudad Juárez por pistoleros del crimen organizado. 

Esas armas también terminaron en manos del círculo íntimo de poderosos narcos como Joaquín “El Chapo” Guzmán o Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”. 

Cuando los detalles de la operación secreta se comenzaron a conocer en 2010, una pregunta surgió inmediatamente: ¿quién violó la soberanía de México? ¿Estados Unidos actuando a solas sobre territorio mexicano o el gobierno de Felipe Calderón autorizando la introducción al país de armas de alto calibre con la que fueron asesinados miles de civiles?

El informe apresurado por la detención del general Salvador Cienfuegos apunta a lo segundo, lo que desataría una nueva tormenta del expresidente Felipe Calderón.

UN MAIL INDISCRETO ACARREA FUERTES VIENTOS

Nuevos mails interceptados y cables diplomáticos recién desclasificados exhibirían que el hoy detenido secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el entonces procurador Eduardo Medina Mora, habrían autorizado la implementación de “Rápido y Furioso” en México con el visto bueno presidencial, de acuerdo con dos altos funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quienes tuvieron acceso a un fragmento del expediente que pronto será entregado en su totalidad por el gobierno de Estados Unidos.

Una prueba, en particular, parece anunciarle un diluvio al expresidente Felipe Calderón: un correo electrónico salido del despacho de Genaro García Luna en el que anuncia a personal de la Agencia de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por su siglas en inglés) que conversó con su “superior” y está “de acuerdo” con el operativo.

En el resto del correo, atribuido a Genaro García Luna –acusado de apoyar al Cártel de Sinaloa a cambio de millonarios sobornos–, el exfuncionario deja ver que el entonces presidente Felipe Calderón le instruyó colaborar en todo lo que pidieran lo estadounidenses para acelerar la implementación de “Rápido y Furioso” en México.

Esa comunicación fue enviada no sólo a personal de la ATF, sino que en el correo fueron copiados funcionarios del FBI y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, quienes habrían confirmado la existencia de ese correo electrónico incriminador.

En junio pasado, EMEEQUIS dio a conocer 5 pruebas que ya están en el despacho del fiscal general del país, Alejandro Gertz Manero, sobre la responsabilidad de altos funcionarios mexicanos: correos, informes del Congreso de Estados Unidos, minutas de reuniones entre las fiscalías de ambos países y hasta un cable de Wikileaks apuntaban a que “Rápido y Furioso” se llevó a cabo con pleno conocimiento de las más altas autoridades mexicanas.

TE RECOMENDAMOS: LAS 5 PRUEBAS DE QUE FELIPE CALDERÓN SÍ SABÍA DE ‘RÁPIDO Y FURIOSO’

A esa quinteta de pruebas hay que sumar las declaraciones de importantes funcionarios estadounidenses de aquellos años, como Eric Holder, exfiscal general de Estados Unidos, quien ha confirmado que las autoridades mexicanas tenían conocimiento del caso.

“Lo que traen los estadounidenses, las nuevas pruebas, son irrefutables. Y tienen el peso del remitente. Ya no son activistas o abogados mexicanos acusando al expresidente Felipe Calderón. Esta vez es una comunicación oficial del gobierno de Estados Unidos a petición de una nota diplomática”, señaló la fuente consultada.

CALDERÓN NIEGA LO QUE EN ESTADOS UNIDOS SE SABE

El expresidente Felipe Calderón ha insistido, una y otra vez, en que el operativo “Rápido y Furioso” se realizó sin su conocimiento; incluso, cuando su presunta responsabilidad es abordada, el michoacano suele aludir a la supuesta política antiarmas de su gobierno.

TE RECOMENDAMOS: CARTA A MI AMIGO JOE BIDEN. LOS DÍAS EN QUE AMLO ERA RIJOSO

El 7 de mayo pasado, el expresidente tuiteó: “Es falso que el gobierno de México haya tenido un acuerdo con el gobierno de EUA para introducir armas al país. Durante la Administración 2006-2012, el gobierno mexicano exigió firmemente al gobierno de EUA detener el tráfico de armas que llegaban a los criminales”.

Sin embargo, las pruebas que están cerca de llegar a México desde el otro lado del Río Bravo sugieren lo contrario.

“Lo que conocemos de la investigación es, seguramente, la parte menos sustanciosa. La mejor evidencia se la deben estar guardando los estadounidenses para la versión final. Estamos convencidos de que será un golpe muy duro para el expresidente”, señaló la fuente.

Una tormenta que amenaza, otra vez, la credibilidad del expresidente Felipe Calderón, golpeado por la detención de su “superpolicía” Genaro García Luna, el nacimiento sin vida de su partido político y la evidencia en su contra de “Rápido y Furioso”, parte 2.

 

@emeequis

 

 


logo mx
Más contenido
Robles, Videgaray, Lozoya, Cienfuegos... Todos los caminos llevan a Peña Nieto

Robles, Videgaray, Lozoya, Cienfuegos... Todos los caminos llevan a Peña Nieto

En el gabinete todos tienen claro que el objetivo de los pactos con exfuncionarios es llevar a Enrique Peña Nieto a la cárcel, aunque la meta a corto plazo es que la mediatización de los casos haga que Morena gane en 2021. A esta jugada ya la llaman “Operación Jaque al Rey”.

Hace 9 horas

El fantasma del fracaso acompaña a Alfonso Durazo en su campaña

El fantasma del fracaso acompaña a Alfonso Durazo en su campaña

Los malos resultados de Durazo en seguridad son un lastre que le complicaría llegar a la anhelada gubernatura de Sonora. En Morena también preocupan los dislates del futuro candidato y su falta de oficio ante el micrófono.

23 / 11 / 2020