Precio
dólar

Investigaciones

Millones de película: 5 festivales de cine acapararon donativos del gobierno

Los eventos cinematográficos de Raúl Padilla, Ernesto Contreras y Alejandro Ramírez encabezan la lista; Ambulante de Gael y Diego también está en el top de cineastas apoyados por EPN. AMLO les da recursos a cuenta gotas.

Por Alejandra Crail
18 sep 2019

Documental Ambulante, presidida por Gael García y Diego Luna, recibió 41 millones de pesos de donativos del gobierno durante el sexenio pasado. Foto: Ángel Gutiérrez / Cuartoscuro.com


El sábado 10 de diciembre de 2016, Raúl Padilla López estuvo de visita en Los Pinos. Fue un llamado de urgencia, inmediato, tras el fallecimiento de Rafael Tovar y de Teresa, Secretario de Cultura. Padilla López, fundador del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), exrector de la Universidad de Guadalajara y creador de la Feria Internacional del Libro (FIL) era mencionado como sustituto del finado secretario.


Su poder en los ámbitos culturales y políticos, especulaban las columnas periodísticas, lo colocaba como una carta fuerte. Las relaciones que había sembrado desde finales de los 80, con el propio Carlos Salinas de Gortari, y su habilidad para acercarse a los que toman decisiones, sin importar los colores —trazó relaciones con miembros del PRI, PAN, PRD y otros partidos— parecían darle otro triunfo más.


Sin embargo, no obtuvo el puesto, pero ese manejo de las gerencias del poder le valió para mantener sus ingresos por cuestión de donativos que la dependencia le otorgaba año tras año.



En el sexenio de Enrique Peña Nieto —el mismo que no pudo nombrar sus tres libros favoritos en la FIL 2011— no hubo asociación dedicada al cine que recibiera más recursos por cuestión de donativos que el Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, del que Padilla López es el presidente desde su fundación en 1995.

 

Acumuló una bolsa de 80 millones de pesos a partir de que Peña Nieto tomó el mando del país y hasta el cierre de su sexenio.

 

El FICG fue una de las cinco asociaciones que se beneficiaron con donativos superiores a los 30 millones, recursos provenientes del gobierno federal para desarrollar sus planes en materia de cine.

 

De acuerdo con un análisis de los reportes de donativos ante la Función Pública, la administración peñista otorgó 598 millones de pesos sólo en donativos a asociaciones y proyectos enfocados al cine en México, la mayoría de estos recursos —el 90 por ciento— salió de las arcas de la Secretaría de Cultura.

 

Este monto total se repartió entre 91 asociaciones, festivales y universidades, pero fueron solo cinco entes los que se beneficiaron con fuertes montos. En total estas cinco asociaciones obtuvieron la mitad de los recursos que Peña Nieto destinó para apoyar al cine por medio de donativos.

 

PREMIOS DE MILLONES DE PESOS

 

Además del FICG de Padilla López, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) se configuró como la segunda donataria más apoyada en el sexenio de EPN.

 

Desde la administración de la actriz Blanca Guerra, pasando por la de la actriz Dolores Heredia y el director Ernesto Contreras (quien continúa en el cargo), la Academia consiguió 66 millones de pesos en la pasada administración para solventar anualmente la ceremonia de los Premios Ariel.

 

En la ceremonia de 2018, la película “Sueño en otro idioma” fue nominada en 16 categorías y se coronó en seis de ellas. La peculiaridad de este filme radica en que es dirigida por el mismo director de la Academia, quien para adelantarse a las críticas dijo que no participaría en la nominación a “Mejor Director” y así evitar que se confundiera con un conflicto de interés. Aun así, su película fue la más premiada.

 

“Soy un director de cine antes que nada, lo más ético fue renunciar a la posibilidad de participar en la categoría Mejor Director, pero no podía privar al resto del equipo de ser premiado por su trabajo. Las películas no son de una persona”, dijo Contreras a EMEEQUIS.

 

El año del estreno de la película, el mismo en el que Contreras tomó el mando de AMACC, recibió un donativo de tres millones de pesos.

 

“66 millones de pesos en seis años son nada para solventar los costos de operación y producción como los Premios Ariel. Aún así, no hay actividad de mayor promoción para el cine en el país que esta ceremonia”, agregó.

 

LA CAPITAL DEL CINE

 

Organización Ramírez comenzó a exhibir películas en pequeñas salas de la capital de Michoacán, Morelia. La empresa familiar que fundó Enrique Ramírez Miguel en los 70 crecería rápido y para el 94 se convertiría en Cinépolis, el consorcio que tiene más de 600 cines en México y América Latina.

 

Cinépolis, cuyo legado está en manos del nieto de Enrique Ramírez, es la cuarta cadena de salas de cine más importante del mundo. Alejandro Ramírez Magaña, el actual director, también es el cofundador del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el tercer proyecto cinematográfico más apoyado en la administración peñista.

 

Año tras año, entre 2013 y 2017, el gobierno mexicano transfirió en varias ocasiones entre 10 y 16 millones de pesos a la cuenta del Festival, sumando un total de 66 millones de pesos.

 

Ramírez Magaña se ha mantenido cerca del gobierno mexicano. En la pasada administración fue representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también fue el presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), hasta su relevo, en febrero pasado, por Antonio del Valle, presidente de Grupo Kaluz. Es presidente del Consejo Directivo de la organización Mexicanos Primero.

 

Otras de sus compañías, como Comercializadora Publicitaria TIK —filial de Cinépolis— celebró al menos 32 contratos con el gobierno de EPN, de acuerdo con Proceso.

 

Además de Ramírez Magaña, el FICM tiene entre sus fundadores a Cuauhtémoc Cárdenas Batel, hijo del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD. Cárdenas Batel fue asesor cultural del gobierno de Miguel Ángel Mancera y, coincidentemente, el gobierno de la CDMX también es uno de los patrocinadores fuertes del Festival. Actualmente es coordinador de asesores de la Oficina de la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

 

AMBULANTE DE GAEL Y DIEGO: 41 MILLONES

 

“Desde su primera edición, el festival ha crecido en un 610%”, dice la presentación de Documental Ambulante en su página web. Y no lo ha hecho solo. El proyecto que arrancó en 2005 con Gael García Bernal, Diego Luna y Elena Fortes al frente, con la misión de difundir el cine como una herramienta de transformación cultural y social, recibió 41 millones de pesos en la administración de EPN.

 

El festival independiente, Documental Ambulante, se realiza, además, en colaboración con CANANA, Cinépolis y el Festival Internacional de Cine de Morelia, estos dos últimos al mando de Alejandro Ramírez Magaña, que también recibe donativos para difundir el cine en México.

 

EMEEQUIS solicitó entrevista con la asociación. Hasta el momento no hemos recibido respuesta.

 

Fundación Expresión en Corto A.C., la asociación que realiza el Guanajuato International Film Festival (GIFF), fundado por Sara Hoch Delong, Ernesto Herrera Godínez y Bárbara Zúñiga Díaz, sumó ese sexenio 37 millones de pesos. Pese a que su fundadora aseguró este año que hubo reducciones en apoyos a la industria del cine en la gestión de EPN, su asociación se colocó como la quinta más apoyada con donativos.

 

Estas cinco asociaciones fueron las más beneficiadas, muy por encima del Festival Mórbido, enfocado al cine de terror, que apenas obtuvo 2 millones de pesos en la pasada administración, o Voces contra el Silencio, que difunde documentales sociales, que apenas recibió un millón de pesos.

 

ASÍ SE MUEVE LA PELÍCULA DE AMLO

 

El cambio de administración vino con reducciones significativas para el cine. Si consideramos que la Secretaría de Cultura era la principal beneficiaria del séptimo arte y que en la administración de Peña Nieto se otorgaban en promedio 100 millones de pesos anuales para la consolidación de proyectos relacionados con el cine, es posible observar que, con AMLO, hubo una reducción del 78 por ciento en apoyos para el cine.

 

Para 2019, la Secretaría de Cultura cedió 21 millones 890 mil pesos enfocados en la consolidación de festivales dedicados exclusivamente a este arte, para un total de siete proyectos.

 

A diferencia de lo que ocurrió en la administración del exsecretario Rafael Tovar y de Teresa, cuando los apoyos a cada festival podían llegar a los 16 millones de pesos al año, en la administración de la actual secretaria, Alejandra Frausto, los apoyos máximos no rebasan los 5 millones 100 mil pesos.

 

Aún con los cambios, Ambulante Presenta 2019 conservó el legado, pues fue uno de los tres proyectos que recibieron 5 millones por medio del PROFEST (Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos 2019). Lo mismo ocurrió con el Guanajuato Film Festival (GIFF) y el Festival Internacional de Cine de Los Cabos.

 

Sobre esto, el área de prensa del GIFF, respondió que el equipo estuvo “muy activo para presionar y trabajar con Secretaría de Cultura para poder obtener este apoyo, señalando los errores de la convocatoria (PROFEST) y trabajando en conjunto con la dependencia para enmendar esos errores”.

 

Asimismo, insisten, en que “si el gobierno federal pide nuestra confianza, pedimos que ellos confíen en nosotros, las ACs”. 

 

En cambio, los grandes derrotados de la entrega de recursos fueron  Raúl Padilla y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), el favorito del peñismo, y el Festival Internacional de Cine de Morelia, de Alejandro Ramírez Magaña, uno de los principales críticos de Andrés Manuel, quien se quedó sin apoyos económicos.

 

Aunque el FICG se quedó sin apoyos este año, Raúl Padilla sí recibió cinco millones por medio del PROFEST para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, un evento que también se benefició en la administración pasada. Se pidió la versión del Festival sin que hasta el momento se haya obtenido respuesta.

 

El FICM declinó hacer comentarios al respecto pues, de acuerdo con su área de prensa, están trabajando por ser contemplados dentro del presupuesto para el cine de 2020.

 

En la lista de los desfavorecidos aparece también la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC). La falta de apoyo gubernamental puso en riesgo, incluso, la realización de los Premios Ariel de este año, en los que Roma, de Alfonso Cuarón, se llevó 10 estatuillas.

 

Ante la polémica, Frausto declaró que no se iba a abandonar a la Academia y que los apoyos económicos para el cine iban a estar garantizados. Los Premios Ariel, a diferencia de sus pasadas ediciones, no se llevaron a cabo en el Palacio de Bellas Artes. Su sede fue —por primera vez en su historia— la Cineteca Nacional.

 

Según su director, Ernesto Contreras, “las reglas del juego cambiaron” con la nueva administración y ahora existe una restricción en los apoyos para las asociaciones civiles y este año para llevar a cabo los Premios Ariel tuvieron que apoyarse en la Secretaría de Cultura de la CDMX, la Cineteca Nacional y el IMCINE. El futuro de los premios y la Academia, agrega, ya no está en la dependencia a los recursos federales, aunque siguen trabajando de cerca con la Secretaría de Cultura.

 

El resto de los apoyos se repartieron entre DocsMX (3mdp), Festival Internacional de Cine de Monterrey (2.7 mdp), Oaxaca Film Fest (250 mil) y el Festival de Cine UASLP (187 mil).

 

@alecrail

Más contenido
Vivir sin partidos. El pueblo purépecha que se está liberando de los políticos

Vivir sin partidos. El pueblo purépecha que se está liberando de los políticos

La comunidad de Arantepacua, en Michoacán, expulsó a los partidos políticos luego de que un operativo de las fuerzas estatales causara la muerte de cuatro personas desarmadas, entre ellas un menor. Ahora gobierna un concejo indígena.

04 / 12 / 2019

Lucran con migrantes: siete empresas ganaron más de 2 mil millones con la crisis humanitaria

Lucran con migrantes: siete empresas ganaron más de 2 mil millones con la crisis humanitaria

Vínculos políticos, documentación falsa y servicios de baja calidad integran el historial de los negocios privados que obtuvieron más contratos para atender la crisis migratoria en los últimos 15 años.

03 / 12 / 2019