Los 9 generales que ganan más que AMLO; hay uno que cobra 205 mil al mes

Precio
dólar

Investigaciones

Los 9 generales que ganan más que AMLO; hay uno que cobra 205 mil al mes

La nómina de la Sedena muestra quiénes son los altos mandos del Ejército que obtienen más de 176 mil pesos brutos al mes, lo que supera el salario del presidente. También se observan ligeros aumentos para la milicia, con respecto al sexenio de Peña Nieto

Por Alejandra Crail
24 sep 2019

El presidente Lopez Obrador acompañado por los secretarios de la Defensa y de Marina, Luis Cresencio Sandoval y José Rafael Ojeda Durán, en Santa Lucía. Foto: Cuartoscuro.com

En el arranque de su administración, Andrés Manuel López Obrador le dio un ligero aumento a las Fuerzas Armadas. Los rangos más bajos del Ejército –sargentos, cabos y soldados– iniciaron el 2019 con mejor salario: mil 200 pesos más de lo que ganaron un año antes, un 9 por ciento arriba. 

 

Este cambio fue producto de una de las promesas de campaña del tabasqueño, quien, cuando aspiraba a ser presidente, dijo que aumentaría los salarios “del pueblo”. Maestros, enfermeras, médicos, marinos, policías y soldados tendrían mayores ingresos, en tanto que a los altos funcionarios les llegarían menos recursos. 

 

En su primer día como presidente, habló de que “el soldado es pueblo uniformado” y que, al revisar los expedientes de los generales que aspiraban a convertirse en secretario de la Defensa, encontró que no había oficiales millonarios

 

 

“Cuando mucho dos casas, un departamento, otra casa, dos carros, no hay oficiales millonarios, mucho menos multimillonarios”, dijo en la ceremonia de Salutación de las Fuerzas Armadas de Campo Marte

 

Lo que no contó es que habría altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que iban a tener permitido tener un sueldo superior al suyo, pese a su promesa de austeridad en la administración pública federal. 

 

TAMBIÉN PUEDES LEER / PLATA Y PLOMO: LA NÓMINA DISPAREJA EN LA GUERRA DE FELIPE CALDERÓN

 

Al menos nueve generales en activo ganan más que el presidente, de acuerdo con el portal Nómina Transparente

 

El secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval, percibe 205 mil pesos brutos al mes, mientras que el presidente de México gana 155 mil 835 pesos

 

Lo mismo ocurre con los generales Dagoberto Espinosa, subsecretario de la Defensa, quien tiene un sueldo bruto mensual de 189 mil 944 pesos; David Córdova, oficial mayor de la Sedena, y Manuel de Jesús Hernández, comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, quienes ganan 182 mil 622 pesos

 

Los otros cinco generales que fungen como directivos y contralores, perciben poco más de 176 mil pesos

 

RESQUICIO EN LA LEY DE REMUNERACIONES

 

En la Ley Federal de Remuneraciones, reformada en noviembre del año pasado, está estipulado que ningún servidor público recibirá una remuneración por el desempeño de su función mayor a la establecida para el presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

 

La única excepción a esta regla es que, si se trata de un funcionario que desempeñe “un trabajo técnico calificado” o de “alta especialización”, éste podrá ganar más que el presidente, siempre que el salario no rebase en 50 por ciento lo que gana el Ejecutivo. Sin embargo, la ley no especifica cómo definir estos parámetros. 

 

Es un doble discurso: cuando al presidente le conviene denunciar a quienes ganan más que él, lo hace, y cuando no le conviene guarda silencio. A los denunciados no sólo les bajan el sueldo sino que los exponen como los que no quieren ser parte de la austeridad republicana”, asegura Ixchel Cisneros, integrante del colectivo Seguridad Sin Guerra

 

La activista explica que esto es un reflejo del poder real, político y económico, que tienen las Fuerzas Armadas en el país, a las que, recalca, AMLO y su gabinete difícilmente le señalan errores y problemas, principalmente en tema de presupuesto, salarios y de rendición de cuentas.

 

POR LO MENOS YA PUEDEN DEFENDERSE

 

Mientras tanto, las Fuerzas Armadas seguirán en las calles del país realizando tareas de seguridad pública, de forma independiente a la Guardia Nacional. De acuerdo con el periodista Arturo Ángel, casi 33 mil elementos del Ejército Mexicano custodiarán las calles los próximos cinco años, periodo contemplado en la reforma constitucional. 

 

El año pasado, antes de que López Obrador tomara las riendas del país, organizaciones internacionales lo instaron a cambiar de estrategia. Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía Internacional, por ejemplo, envió un mensaje al entonces presidente electo: “Puede tomar el mismo camino que sus predecesores y arriesgarse a cometer los mismos errores o puede adoptar una nueva estrategia y desarrollar otro tipo de enfoque, uno en el que las Fuerzas Armadas regresen lentamente a sus cuarteles y en el que se inviertan recursos en la creación de una fuerza policial que respete los derechos humanos”. 

 

Para Cisneros, “el riesgo de darle tanto poder y tanto presupuesto a una secretaría como la Sedena es que las cosas no sólo no se modifiquen, sino que empeoren, porque en estos casi 13 años de la guerra contra el narcotráfico es lo que nos dicen las cifras: todo el poder que se les ha dado lo único que ha hecho es la continuación de la violencia, no hay cifras de disminución”. 

 

TAMBIÉN PUEDES LEER / PEÑA NIETO CONGELÓ SALARIOS A GENERALES; AUMENTARON VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS


En la conferencia mañanera del 29 de agosto pasado, el presidente dijo que el reto más grande que tiene su administración es el combate a la inseguridad, pero que a diferencia de los sexenios de Calderón y Peña Nieto ellos no creen que el problema se resuelva con “mano dura, leyes severas y cárceles”, sino atendiendo los problemas sociales.

 

“Es increíble. Calderón, sin elementos suficientes, sin un diagnóstico de lo que estaba sucediendo, declara la guerra y convierte al país en un cementerio, hay desapariciones y masacres y, todavía, después de todo ese saldo funesto, está pensando en lo mismo. Pero no sólo es Calderón, es toda una corriente de pensamiento: es el apostar al uso de la fuerza. Nosotros pensamos que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Nos va a llevar tiempo”, dijo sobre las críticas de sus predecesores. 

 

Al cuestionársele si estaba contento con el desempeño de los militares, quienes no estaban respondiendo violentamente a enfrentamientos como en Michoacán, cuando fueron desarmados por un grupo de civiles, dijo que su actitud era ejemplar. Y señaló: “Después del pueblo de México el sector que más me apoya en el proceso de transformación del país es, sin duda, las Fuerzas Armadas”. Días después, autorizaría explícitamente a la milicia el uso gradual de la fuerza para defenderse: “La recomendación es que no haya abusos de poder, que no se abuse de la fuerza, que se actúe con respeto a los derechos humanos”.

 

@AleCrail

Más contenido
Niñas y niños: los olvidados de la política, pese a que proliferan abusos

Niñas y niños: los olvidados de la política, pese a que proliferan abusos

Mientras que los gobiernos no despliegan programas eficaces para prevenir y atender el maltrato infantil, los congresos lucen paralizados e indiferentes. ¿Y los presupuestos? Raquíticos. Expertos analizan la serie #MatarAUnHijo

18 / 10 / 2019

Abuso de suelo. Oleada de denuncias apunta a corrupción inmobiliaria en tiempos de Mancera

Abuso de suelo. Oleada de denuncias apunta a corrupción inmobiliaria en tiempos de Mancera

Las acusaciones por violación al uso de suelo subieron 132 por ciento con respecto al sexenio de Marcelo Ebrard; los expedientes contra exfuncionarios se siguen acumulando

22 / 10 / 2019