Logo MX

Precio
dólar

Investigaciones

Barren con la 4T. Yerard y Yuribeth: del CETIS a facturar millones

Suministros Velmar fue fundada en julio de 2019 y para agosto ya tenía su primer contrato con el gobierno federal: el Instituto Nacional de Cardiología le compró una caja de pañuelos con 90 piezas en 31 mil 980 pesos… a 355 la pieza. Vendrían más “golpes de suerte”. Y los que faltan en el sexenio. #DeArribaParaAbajo (Parte 1).

Por Esteban David Rodríguez
28 jun 2022

Barren con la 4T
Gerardo y Yuribeth. La vida les cambió con la 4T. Foto: Especial.

EMEEQUIS.– Para alcanzar el triunfo bajo la era obradorista no hace falta más que la puritita voluntad. Así lo demuestra la historia de Gerardo “Yerard” Velasco Martínez y Yuribeth Espinosa León, dos exalumnos de un Centro de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (CETIS) de Xochimilco que hoy conducen una empresa millonaria.

Se trata de Suministros Velmar, una firma que con sus actividades empresariales (productos de limpieza) ha contribuido a barrer, a trapear y, en general, a mantener relucientes las escaleras institucionales del gobierno federal, o al menos de una lustrada parte de ellas. 

La empresa fue fundada en julio de 2019 y, para agosto, ya tenían su primer contrato con el gobierno federal.

A la Unidad de Compras del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez” (INC) le urgían pañuelos desechables, así que expurgó de punta a cola todas las opciones entre los proveedores indexados en Compranet, hasta que dio con la empresa de Yerard y Yuribeth.

Ese fue su primer contrato por adjudicación directa: una caja de pañuelos con 90 piezas, por 31 mil 980 pesos. Es decir, a 355 pesos con 33 centavos cada pieza. 

Pero el éxito empresarial continuaría para la firma y le llegarían más contratos, la mayoría del INC, pero también del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) e incluso del Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército), por el abastecimientos de desodorantes, aromatizantes, desinfectantes,   detergentes, cubetas, trapeadores, bolsas para basura y hasta insumos para imprenta, entre otros productos.

En los primeros 26 meses de existencia de la compañía –de agosto de 2019 a octubre de 2021–, los emprendedores facturaron 8.5 millones de pesos a instituciones del gobierno federal, unos 327 mil pesos por mes, en promedio. Pero este sexenio aún no termina.

EMEEQUIS presenta esta nueva historia de éxito de la “incubadora” obradorista, un auténtico semillero de progreso y bienestar.


Yuribeth y Gerardo, de Suministros Velmar. 


DEL CETIS A LA CUMBRE

Él es un fanático de la música grupera. Ella es aficionada a la adrenalina y gusta de pasar el tiempo en el gimnasio o haciendo deportes extremos. Pero a pesar de la marcada diferencia de inclinaciones, tienen un origen e intereses financieros convergentes.

Viven en Xochimilco y son exalumnos del CETIS 39 - La Noria, plantel ubicado en la misma demarcación. Yuribeth Espinosa León egresó en 2007 como técnica en administración y obtuvo su cédula como profesional técnica.

De Gerardo Enrique Velasco Martínez no hay cédula registrada, pero en 2017 ya trabajaba para Roberto Martínez Castro, un proveedor de productos de limpieza del Senado. En un contrato de diciembre de ese año, Gerardo Velasco aparece como representante del proveedor.

Al menos desde 2011, Gerardo y Yuribeth desarrollaron vida de pareja y tuvieron un hijo. Ocho años después decidieron también tener su propia empresa. 

El 2 de julio de 2019, Gerardo y Yuribeth se presentaron ante el Notario N°. 222 de la Ciudad de México, Ponciano López Juárez, en Coyoacán, y registraron el acta constitutiva de su empresa: Suministros Velamar.

 


La empresa vende una amplia gama de productos al gobierno. Foto: Facebook.

 

De acuerdo con el documento notarial, Gerardo puso 49 mil pesos y Yuribeth mil, como capital social de la firma, la cual, según consignaron, tendría por objeto la comercialización de “toda clase de jarciería y productos de limpieza”, además de “toda clase de mercancías y productos y en especial lo relativo a papel, abarrotes, semillas, productos alimenticios, vinos, licores y bebidas en general”.

Y en fin, la comercialización de un amplio catálogo de productos, además del giro de construcción y bienes raíces.

Yuribeth fue designada como apoderada de la empresa para pleitos y cobranzas, y nombraron otra apoderada, ésta para administrar el negocio, Rosa María Olvera Tapia, nombre que coincide con el de una contratista que el sexenio pasado vendió producción de videos a la Secretaría de Educación Pública por hasta un millón de pesos.

Y nombraron como comisario de la sociedad a Mario Martínez Castro, que coincide, también, con el nombre de otro proveedor del gobierno federal, un que también ha facturado con el gobierno federal, alrededor de 160 millones de pesos, y que en la gestión obradorista ha desarrollado obra pública para el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 


Acta de constitución de la empresa con los dos socios. 

 

LLUVIA DE CONTRATOS

Desde aquel primer contrato que les otorgó el INC, a través de su Unidad de Compras, a cargo de María Concepción Basurto Padilla, la fortuna tocó a las puertas de Gerardo y Yuribeth. 

 


Fallo de licitación del Instituto Nacional de Cardiología. 

 

Ya era un golpe de suerte convencer a los compradores de adquirir cada pieza de pañuelos en más de 300 pesos. Pero vinieron muchos más. Por ejemplo, en septiembre siguiente vendieron a la misma institución un desodorante en pastilla, una media luna para baño, y un trapeador con mango de aluminio… en 34 mil 329 pesos.

Pero esas adjudicaciones directas fueron solamente para abrir boca. Fue en noviembre de 2019 cuando ganaron, a menos de seis meses de haber fundado su empresas, 39 partidas de una licitación del mismo INC (LA-012NCA001-E860-2019) para la adquisición de material de limpieza, por un total de 1 millón 333 mil pesos.

Los contratos continuaron para Suministros Velmar, algunos bajo licitación, muchos por adjudicación directa.

Por ejemplo, el INER le asignó una compra directa de jergas, en número que no especifica en la hoja de datos relevantes del contrato, por casi 139 mil 500 pesos.

El INC les dio dos asignaciones directas, de 185 mil pesos cada una, por “detergente en polvo” marca Roma, en caja de 40 piezas de 250 gramos.  

Más tarde venderían atomizadores de plástico, cubetas, y bolsas de basura al INER, por casi 600 mil pesos; o bolsas de polietileno a Banjército, por 2 millones 550 mil pesos.

En total, Suministros Velmar lleva 23 contratos con la administración obradorista, por un total de 8 millones 504 mil pesos.

 


Adjudicación de contrato con Banjército. 

 

YERARD, Y YURIBETH, “HACIENDO HISTORIA”

En 2021, para el cumpleaños de su hijo, Yerard y Yuribeth mandaron a estampar playeras con la leyenda: “11 años haciendo historia”. Ese fue un año espléndido, en el que facturaron alrededor de 2.5 millones de pesos por 9 contratos.

Hasta hace pocos años, sus cuentas de redes sociales eran más discretas, pero desde que fundaron su empresa han cambiado sus rutinas. 



 Yuribeth en el gimnasio. 


Gerardo Velasco Martínez ya no se llama así, al menos no en sus redes sociales, donde usa el nombre de “Yerard Velmar”.  En su perfil personal de Facebook, Yerard aparece en plan ejecutivo, al lado de ordenadores con logotipos de sus negocios. También en sus cuentas de Instagram (que ya cerró) y en la de YouTube.

Yerard muestra también una entusiasta afición por la llamada música grupera. Comparte pósters o carteles que anuncian presentaciones de exponentes de ese género. En especial parece sentir debilidad por un “banda” llamada “La Indicada”, y por sus integrantes.

Nada menos, la noche del pasado 26 de junio transmitió en vivo desde San Andrés Totoltepec, donde se presentó dicha agrupación de músicos.

Yerard promociona también con insistencia un local de bebidas en el barrio de San Diego Tlalcozpan, Xochimilco: “La Caminera, borrachos sin fronteras”. A juzgar por los comentarios de sus publicaciones, está muy ligado al establecimiento.


Gerardo es fanático de la música grupera. 


Por cierto que no abrió un sitio web para Suministros Velmar, pero sí una página comercial en Facebook, en la que presenta su oferta empresarial: “Venta de productos de limpieza, jarciería, y abarrotes menudeo y mayoreo (entrega a domicilio)”. 

Por cierto que el único seguidor de la página de Suministros Velmar es… “La Caminera”.

Yuribeth Espinosa León, por su parte, va al gimnasio los viernes, donde se toma fotografías y videos. Comparte en sus redes imágenes de sus paseos, y sus visitas a distintos establecimientos, mostrando instantes festivos con amistades y familiares.

También aparece lanzándose en una tirolesa en Acapulco, y en sus rutinas de fin de semana en el gimnasio.

La vida les sonríe, y al sexenio le quedan aún, como dijo AMLO, dos años y tres meses para seguir haciendo maravillas.

 

@estedavid

 


 

logo mx
Más contenido
Jets franciscanos. La 4T viaja en vuelos privados: secretarios, gobernadores, legisladores, alcaldes…

Jets franciscanos. La 4T viaja en vuelos privados: secretarios, gobernadores, legisladores, alcaldes…

La irresistible necesidad de volar... Un grupo de 19 personajes, entre funcionarios y representantes populares morenistas de nivel municipal, estatal y federal, ha efectuado vuelos oficiales o de placer en aeronaves particulares, a pesar de las prédicas de pobreza franciscana de AMLO.

Hace 8 horas

Discriminación por discapacidad: el otro drama de los cuidados

Discriminación por discapacidad: el otro drama de los cuidados

De 2018 a 2022, Conapred ha registrado 350 expedientes de quejas por actos de discriminación contra personas con discapacidad y sus familias, de estos, 79 fueron presentadas por madres cuyos hijos son las víctimas, como en el caso de Luz Raquel Padilla, cuyos vecinos agredían a su hijo autista.

11 / 08 / 2022