Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

Pasó de la adicción a los juegos y apuestas a crear un centro de ayuda

Reyna Khabie creó un centro ambulatorio para ayudar a personas con adicción a juegos de azar, la misma que sufrió ella. La ludopatía no es cosa de juego: “Su cuerpo les pide seguir apostando”. Comparte algunas señales de alarma para detectarla.

Por Patricia Tapia
30 abr 2021

ludopatía
Imagen de un centro de apuestas en México. Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Nadie se lo ha contado: sabe que la ludopatía no es cosa de juego. Desde hace ocho años lucha por estar bien. A partir de su experiencia, Reyna Khabie creó un centro ambulatorio para ayudar a personas con adicción a juegos de azar. Un problema invisible, pero que ha ido en incremento, sobre todo en el último año, con la pandemia.

“Yo me tuve que internar en una clínica, porque no existía esto, y justo nos preguntamos qué es lo que nos hubiera gustado que hubiera existido cuando necesitábamos ayuda y eventualmente tener un tratamiento integral que se incorpore a tu vida, no tu vida al tratamiento”, dice en entrevista con EMEEQUIS.

Hace cuatro años que nació su centro de ayuda ambulatoria: Emotions Life Center, que comenzó atendiendo a 10 pacientes promedio al mes, entre nuevos tratamientos de recuperación y de mantenimiento. Ahora ya son 30.

ES COMO CONSUMIR DROGA

“Mucha gente ve a las personas que juegan compulsivamente como una persona mala, mentirosa e irresponsable y no alcanzan a ver que estas personas están pasando por una enfermedad que es fisiológica, es decir, que su cuerpo les pide seguir apostando”.

Lo fisiológico que se conjuga con lo emocional, así como en la parte económica y social. Lo que se busca es fugarse a través del juego, ya que las personas muchas veces no pueden resolver todo este malestar que han ido cargando a lo largo de la vida, llámense duelos, resentimientos, enojos, frustraciones…

“Si nosotros le tomamos una tomografía a alguien que está apostando ¿Qué crees?... es exactamente igual a alguien que se acaba de meter un pase de cocaína, pero a un largo plazo, por el tiempo que va durando la apuesta, quiere decir que el cuerpo cada vez va pidiendo estas dosis de dopamina que generan muchísimo placer”.

TE RECOMENDAMOS: EVELYN, HIJA DE FÉLIX SALGADO, Y SUS PRESUNTOS NEXOS CON EL CÁRTEL BELTRÁN LEYVA

Con la Covid-19 ha habido mucho descontrol de vida en general que está impactando en lo emocional, la gente está pasando por depresión y ansiedad, por eso busca escapar de la realidad.

“Con los juegos en el celular, en la tecnología o las apuestas que se llevan a distancia o ahora que ya abrieron los casinos, lo que las personas pretenden es anestesiar todas estas cuestiones emocionales”.


 Lo que se busca es fugarse a través del juego, ya que las personas muchas veces no pueden resolver malestares, dice Reyna Khabie. Foto: Facebook.


NO HAY DATOS OFICIALES

Pese a que a todas luces es una enfermedad que afecta a muchos mexicanos, no hay datos oficiales, comenta Reyna, y es que no sólo pega a quien la padece, también impacta a la familia y personas cercanas.

“En México, desgraciadamente, no hay ninguna institución que haga el censo del número de jugadores patológicos. Sin embargo, puedo decir que un jugador patológico afecta a ocho en su entorno entre hijos, jefe, su esposa, hermanos, compadres, etcétera, se lleva mucha gente entre las patas”.

A diferencia de otras adicciones como drogas y alcohol, la ludopatía se esconde. Si vemos llegar a alguien que esté intoxicado de alcohol o de alguna otra sustancia, es notorio, pero los jugadores patológicos mienten, hacen fraude y empeñan, y las personas a su alrededor los siguen viendo íntegros.

“La gente no la ve hasta que encuentran todos estos desastres financieros. Desgraciadamente es una enfermedad que lleva a cárceles, hospitales o a la muerte, porque hay muchos que piensan en el suicidio como la solución y en algunos casos lo llegan a concretar”.

En julio del año pasado EMEEQUIS publicó el testimonio de Josué, quien recayó en los juegos de apuestas durante el confinamiento tras cinco años de mantenerse en recuperación, perdió lo poco que tenía y estaba dispuesto a terminar con su vida: “También es cierto que nadie habla de esto, pero la cuarentena ha sido horrible para nosotros los ludópatas. Es como haber encerrado a un alcohólico en un bar para pasar la pandemia. Todos los malditos días es una lucha”.

AQUÍ VA: “TODOS LOS MALDITOS DÍAS ES UNA LUCHA”. EL ENCIERRO LO HIZO RECAER EN LA LUDOPATÍA

En 2018, en la Cámara de Diputados se puso el tema sobre la mesa. La entonces presidenta de la Comisión Especial de Salud Mental y Drogas, María García Pérez, señaló que la ludopatía es un problema de salud pública que debía atenderse responsable y oportunamente, desde su prevención hasta la recuperación del adicto.

Estimó que este padecimiento puede afectar entre 1 y 3.4% de la población, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasifica como una enfermedad crónica progresiva, un trastorno del control de impulsos, caracterizado porque las personas dedican gran parte de su atención y recursos a jugar en casinos o de forma virtual.

NO DISTINGUE

Uno llegaría a pensar que este tema de la adicción a la ludopatía tiene que ver con la edad, el nivel socioeconómico y la parte cultural. “Pero puedo decir que todos estamos vulnerables, todos estamos expuestos. Yo he conocido gente que apuesta lo de la leche de su hijo, que trabajó todo el día para ganar y tener sus 50 pesos para poder comprarla, pero que se topa con el juego y los apuesta”, platica Khabie.

En los cuatro años que lleva operando su centro de ambulatorio, donde además de la ludopatía se tratan otras adicciones, así como la codependencia y la depresión, ha visto de todo, desde jóvenes hasta adultos mayores; a veces entran más mujeres que hombres y viceversa.

“Va más allá de un tema de nivel socioeconómico, obviamente, los que tienen más dinero, pues van a apostar más… pero aquí no importa cuánto apueste, no es un tema financiero, es un tema de que es una enfermedad, que no lo puedes dejar de hacer, de que pierdes el sano juicio”.

TE RECOMENDAMOS: AEROPUERTO CANCELADO POR LA 4T GANA PREMIO INTERNACIONAL DE ARQUITECTURA

Hay diferentes señales de alerta para detectar una dependencia de juego patológico, una es la tolerancia que quiere decir que cada vez que los ludópatas van necesitando mayor cantidad de juego. Por ejemplo, si antes lo hacía dos veces a la semana y ahora lo hace a diario, es un foco rojo.

Otra es cuando empieza a aparecer síndrome de abstinencia, que es cuando alguien que padece esta enfermedad por algún motivo no puede jugar, empieza a estar de mal humor, a estar irritable, con temblores y ansiedad.

Además, comienza a no poder cubrir los gastos que regularmente hacía y está dejando de hacer cosas que antes eran importantes por estar jugando.

TRATAMIENTO A LA MEDIDA

En la experiencia de Reyna, no le agradó mucho tener que ser internada, por eso se dio a la tarea de fundar un centro de tratamiento ambulatorio y personalizado, el cual cuenta con un equipo interdisciplinario que hace una valoración y construye un plan de tratamiento a 90 días de acuerdo con las necesidades de cada paciente.

Diario se tiene una actividad terapéutica diferente, que dura alrededor de una hora y media y, en los casos que se necesita medicación, se hace, la psiquiatra y la directora de clínica hacen está evaluación. Dentro de sus acciones están: la orientación familiar, terapia individual y grupal, así como un taller de espiritualidad, “es un plan muy completo y lindo…nos ha tocado ver milagros”.

El centro de Reyna opera en la Ciudad de México, pero justo con la pandemia se abrió la oportunidad de realizar terapias online.

En todo esto y como cualquier adicción el soporte de la familia es fundamental, por lo que se trabaja en equipo y en paralelo para que realmente se generen cambios, porque muchas veces la familia empuja al paciente a la reincidencia, porque tienen ganancias secundarias.

“Entonces hay que trabajar tanto con la persona que sufre la adicción como con los codependientes…estamos teniendo un índice de efectividad mayor al 82% de los pacientes que terminan el tratamiento”.

Reyna dice con orgullo que ha construido algo no nada más para que dejen de consumir o en este caso de jugar, sino para que también vayan poniendo en orden los diferentes ámbitos de su vida y que cada día sean una mejor versión de sí mismo. “Cada día una lección, cada día es un despertar y decir: Hoy quiero estar bien”. 

 

@ptcervantes

 

 

 

logo mx
Más contenido
“Alejandro Moreno es misógino y clasista. Tiene odio hacia mi persona”: Nallely Gutiérrez

“Alejandro Moreno es misógino y clasista. Tiene odio hacia mi persona”: Nallely Gutiérrez

El líder nacional del PRI “piensa que una mujer militante no debe atreverse a pedir su renuncia”, acusa Nallely Gutiérrez, el rostro visible tras la rebelión tricolor. ¿Por qué la odia Alito Moreno? En un principio llegaron a trabajar juntos, pero las circunstancias los fueron separando hasta terminar en polos opuestos.

20 / 07 / 2021

AMLO es el atizador del movimiento feminista en México: Laura Castellanos

AMLO es el atizador del movimiento feminista en México: Laura Castellanos

La autora del libro “La marcha del #TerremotoFeminista” explica cómo se gestó la cuarta ola del feminismo que arrojó a las calles a las mujeres mexicanas, convirtiéndolas en la oposición más aguerrida del gobierno de López Obrador.

09 / 07 / 2021