Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

Los cárteles también festejan el 25 de diciembre: así es como los criminales aprovechan Navidad

Cada época decembrina es una oportunidad para el crimen organizado: aprovechan la necesidad de las personas para entregar regalos, despensas y juguetes que luego serán cobrados a la mala, alerta el último comisionado de la Policía Federal.

Por Oscar Balderas
25 dic 2021

CRIMEN, NAVIDAD, DICIEMBRE
El crimen organizado aprovecha diciembre para ganar base social

EMEEQUIS.– Menos de un mes antes de la Navidad del año pasado, el Cártel de Sinaloa fue golpeado financieramente por una inesperada enemiga: una perra.

Una golden retriever de dos años, que forma parte del equipo antidrogas de la Guardia Nacional, les asestó una mordida que dejó una herida con un valor cercano a los 3 millones de pesos: la especialista en detectar droga –pero también armas de fuego, hasta billetes falsos y pelotas– olfateó por el área de plataforma del Aeropuerto Internacional de Bachigualato, en Culiacán, Sinaloa, y se sentó intempestivamente un par de veces frente a un pequeño paquete enviado desde la Ciudad de México. 

Aquel movimiento sólo podía significar una cosa. Y cuando sus compañeros humanos abrieron el empaque encontraron una figura de cerámica de Santa Claus sosteniendo un regalo con la mano derecha. Un souvenir barato, pero con un valioso contenido: casi mil pastillas de fentanilo y 310 gramos de metanfetamina en el interior.

El boletín de la Guardia Nacional acerca del decomiso del 27 de noviembre de 2020 llegó a las noticias como una anécdota navideña: los cárteles mexicanos también esconden narcóticos con ayuda de Papá Noel.

La historia entró a la categoría de historias decembrinas y crimen organizado: en 2014, la policía chilena encontró en la Región Metropolitana de Santiago un “árbol” de Navidad decorado con esferas y regalos, que era en realidad una enorme planta de marihuana; dos años después, autoridades peruanas decomisaron 500 gramos de cocaína en tarjetas navideñas; y en 2018, en el Aeropuerto Internacional de Bogotá, Colombia, autoridades hallaron tres kilos de marihuana en un triciclo envuelto para regalo de Año Nuevo.

Ese mismo año, la policía de Buenos Aires bautizó como “Operación Blanca Navidad” una redada que terminó en la detención de un taxi que transportaba 280 ladrillos de cocaína. En Chile se creó la “Operación Santa Claus” contra narcotraficantes de la Región de Coquimbo. Y en Costa Rica se hizo el “Operativo Campanas de Navidad” para atrapar a criminales que transportaban 420 kilos de cocaína en cajas navideñas por la costa de Puntarenas. 

Estas noticias suelen contarse como una historia divertida para la sobremesa de Navidad o como una curiosidad en el noticiero de la noche. Pero en México hay territorios donde sus consecuencias son peligrosamente reales y donde la temporada decembrina trae consigo una garantía que se repite año con año: el narco tocará a la puerta de la casa con su piel de oveja, pero dientes de lobo.

ROJA NAVIDAD: LOS CÁRTELES TAMBIÉN FESTEJAN

El año pasado, en Zitácuaro, Michoacán, los comerciantes ambulantes del Centro Histórico contaban un chiste negro: Santa Claus no bajaría de su trineo a entregar regalos por miedo a que le cobraran una cuota por cada reno estacionado. Y en su ausencia, serían los Cárteles Unidos los que repartirían obsequios.

Aquella Navidad, los dueños de negocios o puestos en vía pública fueron obligados a pagar a los rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación una cuota de 3 mil pesos por negocio familiar y hasta 80 mil pesos por negocios grandes, como las gasolinerías; si no lo hacían, serían secuestrados o asesinados. El dinero pagaría los aguinaldos de los sicarios y unos pocos juguetes en ejidos marginales que Cárteles Unidos repartió como si fueran Reyes Magos.

TE RECOMENDAMOS: NI ADIÓS DIJO: ASÍ SE FUE LÓPEZ-GATELL DE LA REUNIÓN CON LA JUCOPO EN SAN LÁZARO

No fueron los únicos en disfrazarse de buenos samaritanos. El Cártel del Golfo repartió pavos para la cena de Nochebuena en Mante, Tamaulipas, mientras que Los Zetas dieron despensas a las familias de Tuxpan, Veracruz. Y en Arcelia, Guerrero, La Familia Michoacana repartió carritos a los niños y juegos de cocina a las niñas.

En algún lugar del norte de Baja California, el clan de los hermanos Arzate García, del Cártel de Sinaloa, repartió juguetes, como lo hace cada año “El Cholo Iván” en Mocorito o como hizo en 2019 en Culiacán uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán con peluches acompañados por volantes en los que se leía "Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. Te desea Iván Archivaldo". 

Todas son estrategias que, a primera vista, parecen tratar de compensar el daño social que hace el crimen organizado, pero que en realidad cada año tienen un costo altísimo para la gente más vulnerable del país. 

Lo sabe bien Manelich Castilla, el último comisionado general de la Policía Federal, extinta para dar paso a la Guardia Nacional. Como experto en seguridad pública, sabe muy bien que los cárteles aman la Navidad, pero por las razones incorrectas.

“Toda fecha relevante en el calendario cívico o religioso es una oportunidad para que el crimen organizado le dé continuidad a la difusión de valores tergiversados que son parte de la estructura criminal.

“Hay una necesidad de hacerse presentes y de convencer de que aquello que parece malo, en realidad, no lo es. Se hacen presentes para establecer ese vínculo falso de interés por la comunidad a la que pretenden obsequiarles cosas que de ninguna manera son un regalo, sino un pago anticipado por algo terrible que después exigirán a punta de pistola”, dice Manelich Castilla a EMEEQUIS.

EL NARCOMONTAJE DE LA FELIZ NAVIDAD

El también expresidente de la Comunidad de Policías de América, la prestigiada Ameripol, dice que cada diciembre es como un deja vu. El último mes del año los cárteles siempre activan una vieja estrategia y cada año hay quienes les aplauden por engañar comunidades enteras con regalos de sangre.

Una carrera en la Policía Federal que comenzó en 2009 le ha dado las herramientas para recitar de memoria cómo es ese modus operandi que, aunque es antiguo, sigue dando resultados al crimen organizado.

“Por lo regular, en estas temporadas los cárteles dan alimentos, despensas para que haya cena navideña y algunos grupos criminales regalan juguetes. Hacen una anticipada presencia para dar esos insumos, por ejemplo, hacen un un volanteo previo o difunden de boca en boca que van a llegar ‘los señores’ a las comunidades. 

TE RECOMENDAMOS: LA CAÍDA DE LA UNIÓN TEPITO: LA MISIÓN DE LA DUPLA SHEINBAUM Y HARFUCH PARA EL 2022

“Entonces, cuando llega el día, ahí están en estas comunidades en espera de que aparezca un convoy o, incluso, que toquen las campanas de la iglesia. Y la gente se forma como si fuera la llegada de un programa social. Estas personas aparecen con total descaro, a veces con paquetes etiquetados y asegurándose que los vecinos siempre sepan de parte de quién están recibiendo estos supuestos regalos”, dice Manelich Castilla.

Uno de los videos más famosos fue grabado el año pasado en algún lugar entre Guanajuato y San Luis Potosí y difundido ampliamente en blogs que presuntamente dirigen integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación: dos adultas mayores posan para la cámara junto a una camioneta de lujo estacionada sobre un camino de tierra y casas precarias.

“Digan ‘¡gracias, señor Mencho!’”, ordena un hombre embozado que les entrega una caja de cartón con alimentos y las señoras, desganadas, echan una tímida porra a Nemesio Oseguera Cervantes, el capo más buscado de México. No queda claro si el poco entusiasmo es por tedio o por miedo.

“Claro que pudimos documentar muchos de estos ejercicios, como en Tamaulipas, Michoacán, algunas comunidades del Estado de México o Guerrero, donde se anticipaba la llegada de las caravanas y se generaba una expectativa en estas comunidades”.

TE RECOMENDAMOS: LOS CÁRTELES SE ADAPTARON A LA PANDEMIA Y EXTENDIERON SUS REDES CRIMINALES: CONGRESO DE ESTADOS UNIDOS

Videos como ese, o como muchos otros que aparecen en redes sociales cada diciembre con un cártel distinto, también suelen tener un mismo componente: hay muchos vecinos recibiendo “obsequios”, muchos sicarios entregándolos, pero a pesar de la multitud no hay policías a la vista. 

Manelich Castilla tiene una teoría: el crimen organizado siempre se presenta con fuerza donde el Estado mexicano está ausente y los cárteles nunca van a territorios donde pueden ser confrontados. Por ello, eligen a las comunidades más débiles para hacer sus eventos, grabar, huir rápidamente y después hacerse publicidad, como si esas entregas de despensas o juguetes hubieran sido una victoria frente al gobierno. 

“Hacen parecer que su presencia es una burla para el propio Estado mexicano, porque tienen muy aprendido ese modelo de una macabra comunicación social”, dice el especialista. “Pero la realidad es muy distinta”.

Cada diciembre, Manelich Castilla tiene un mismo deseo navideño: que la gente sea consciente de que los cárteles no dan regalos, sino pagos anticipados por tareas que le van a ser exigidas después, desde hacer un narcobloqueo hasta reportar los movimiento de las fuerzas federales, obligando a la gente a darse el equivalente a un balazo en el pie.

“Si la gente es consciente de esto y de cualquier modo el cártel toca a su puerta y debe salir a recibir algo por no quedar mal con los vecinos o con quienes reparten, pues entendible… pero si en mi estuviera el dar un aviso a tiempo es que se genere la conciencia de que nada es gratuito.

“Esta Navidad, el regalo del cárteles que recibes hoy se convierte mañana en la expresión más cruel de la delincuencia: un reclutamiento a la buena… o a la mala”.

 

@oscarbalmen  

logo mx
Más contenido
Acuario de Veracruz: Toma de control de Gobierno pone en riesgo a especies por vaivenes políticos

Acuario de Veracruz: Toma de control de Gobierno pone en riesgo a especies por vaivenes políticos

Sergio Armando González, ambientalista y presidente de Earth Mission, dijo que la participación de particulares y ciudadanos garantizaba la continuidad económica y operativa, porque este gobierno puede tener “buenas intenciones”, pero ¿y los futuros?

20 / 05 / 2022

La Suprema Corte revisará el caso Wallace: esperanza para imputados

La Suprema Corte revisará el caso Wallace: esperanza para imputados

La ministra Margarita Ríos-Farjat presentará la solicitud del juicio de amparo directo en el caso Wallace, el cual podría revertir el proceso para los imputados. “Han hecho mucho daño, se han pasado con mi hija”, dice en entrevista Enriqueta Cruz, madre de Brenda Quevedo, una de las imputadas.

24 / 05 / 2022