Logo MX

Precio
dólar

Entrevistas

Cuauhtémoc Blanco tendrá que tragarse sus imputaciones: Alberto Capella

El exsecretario de Seguridad de Morelos asegura que Cuauhtémoc Blanco ya es una carga muy pesada para el gobierno federal. “Es absurdo que justifique sus fotografías (con presuntos miembros del crimen organizado), cuando está todos los días en las mesas de seguridad pública, donde ve los perfiles de los grupos delictivos”.

Por Esteban David Rodríguez
28 ene 2022

Cuauhtémoc Blanco en guerra con Graco Ramírez.
Cuauhtémoc Blanco, en plena guerra con el grupo que gobernó anteriormente Morelos. Fotos: Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.― A pesar de que el arribo de Cuauhtémoc Blanco Bravo a la alcaldía de Cuernavaca en 2015 y al gobierno de Morelos en 2018 fue una construcción del actual grupo gobernante en el país, “ahora ya es una carga muy pesada”. 

Así lo considera Alberto Capella Ibarra, exsecretario de Seguridad Pública de ese estado, durante la gestión del perredista Graco Ramíez Garrido Abreu. 

“Hay un evidente desgaste por las decisiones que ha venido tomando, por el ambiente que se percibe de ingobernabilidad en el estado, el desaseo y por todos estos personajes de los que se ha rodeado”, dice Capella Ibarra.

En entrevista con EMEEQUIS, el exfuncionario detalla: “Blanco es uno de los gobernadores peor calificados, lo ven ausente, lo ven incompetente, dando respuestas irracionales, golpeándose el pecho, retando como si fuera pandillero de la calle, cuando es un gobernante, vulnerando los derechos humanos de las personas todos los días”.

Capella considera absurda la respuesta del exfutbolista al escándalo tras la difusión de unas imágenes en las que aparece acompañado de presuntos miembros del crimen organizado. Blanco justificó señalando que se toma fotografías con mucha gente y no pregunta a cada una “a qué se dedica”.

Para el exsecretario de Seguridad, la respuesta del gobernador de Morelos es más que absurda: “Es inaceptable de una persona que técnicamente está todos los días inmerso en una mesa de seguridad, en donde todos los días ve los perfiles y las características de los grupos delictivos que operan en el estado”.


Cuauhtémoc Blanco reapareció el 4 de enero después de 17 días de vacaciones. Foto: Margarito Pérez / Cuartoscuro.com.


GUERRA DE DENUNCIAS

Capella sostiene, junto con exgobernador Graco Ramírez, una guerra de acusaciones con Blanco que data de hace casi tres años, pero que se recrudeció hace un par de semanas después de que El Sol de México divulgó fotografías en las que el exfutbolista aparece con Irving Eduardo Solano Vera, llamado “El Profe” o “El Gato”, quien fuera líder del cártel Guerreros Unidos y después jefe de plaza en Morelos del CJNG, y que fue detenido el 17 de febrero de 2021 en Cuautla.

Fue entonces cuando Graco Ramírez escaló el escándalo, al revelar que en el gobierno de Blanco trabajan dos personas ligadas a Santiago Mazari, llamado “El Carrete”, líder del grupo criminal de Los Rojos: su primo, Antonio Mazari, director del Instituto de Defensoría Pública de 2018 a la fecha; y Alfonso de Jesús Sotelo, secretario de Desarrollo Social, a quien señaló como operador del grupo delincuencial en cuestión.

En respuesta, el exfutbolista presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra Ramírez Garrido Abreu y Alberto Capella Ibarra, quien fuera Comisionado Estatal de Seguridad bajo el gobierno del perredista. 

Los tildó de narcopolíticos: “Muchos cabrones quieren que me vaya, pero no me voy a ir; muchos narcopolíticos. Que les quede claro, a mí no me van a apantallar ni a amenazar”.

Y bajo esa imputación, los denunció la semana pasada ante la Fiscalía General de la República (FGR).

A su vez, Capella Ibarra denunció esta semana ante la misma instancia a Cuauhtémoc Blanco, por delitos contra la salud y delincuencia organizada, y adelantó que presentará una denuncia relacionada ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).  

TE RECOMENDAMOS: LA FISCALÍA NO HABLA DE ESTOS GRUPOS CRIMINALES EN LAS SOMBRAS: BASE DE DATOS REVELA NOMBRES

La pelea entre el exfutbolista y los exfuncionarios del gobierno de Morelos data de hace casi tres años y, según Capella, se originó porque Blanco buscó justificaciones para su falta de resultados y encontró en él y en el exgobernador Graco Ramírez dos “objetivos” para distraer. 

Pero niega las acusaciones que le hace Blanco, a las que reputa de absurdas: “En 38 meses no ha presentado ni una prueba en audiencia alguna (...) Pues que presente las evidencias.”. 

Además, dice Capella, “él no tiene la más mínima calidad moral para hacer una crítica de algo  que ha fomentado, inclusive desde que era alcalde”.

Y es que, subraya el también exsecretario de Seguridad de Tijuana, es “inaceptable” la respuesta que dio Cuauhtémoc Blanco sobre la difusión de fotografías en las que aparece con presuntos miembros del  Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). El gobernador respondió al escándalo con el señalamiento de que se toma fotografías con mucha gente, y no les pregunta a qué se dedican.  

VAN 38 MESES DE ACUSACIONES

Capella explica que las reyertas con el gobernador Blanco Bravo tienen antecedentes, en realidad, desde 2015, cuando el exfutbolista era alcalde y el entrevistado era secretario de Seguridad del gobierno estatal:

“Es una situación que se origina desde su llegada a Cuernavaca. Hubo sendas discusiones públicas sobre el manejo de la policía. Ese debate generó un profundo desgaste y este personaje, pues siempre, lamentablemente, pues lo caracteriza un profundo sentido de rencor, de algunas circunstancias de su vida deportiva, cierta actitud revanchista”.

Dice que, cuando arriba a la gubernatura, Blanco “busca justificaciones ante la ausencia de resultados, y en encuentra tanto en el entonces gobernador Graco Ramírez como en su servidor, unos objetivos que nunca fueron nada simpáticos para él, debido a la cantidad de intereses que fuimos afectando, de gente con la que él ahora  se ha rodeado”.

TE RECOMENDAMOS: EL FUTURO DE GENARO GARCÍA LUNA SE COMPLICA POR EL ACCIDENTE DE TRÁNSITO DE FACUNDO ROSAS

Explica que desde hace 38 meses enfrentan los ataques del gobernador, pero hasta hace poco “no me preocupaba, menos viniendo de una persona como esa, con muy poca capacidad de raciocinio”.

“Pero ya en esta última ocasión –refiere–, ya me pareció por demás absurdo, sobre todo porque estaba generando una cortina de humo para no dar respuesta a cuestionamientos muy concretos en relación a la fotografía en donde se le ve posando con líderes criminales. Entonces trató de limpiarse del pasado, diciendo lo mismo que dijo hace 38 meses, pero sin haber presentado una prueba en audiencia alguna”.


Alberto Capella considera absurdo que Cuauhtémoc diga que no conocía a quienes lo acompañaban en la foto cuando todos los días forma parte del gabinete de seguridad. Foto: Mario Jasso / Cuartoscuro.com.

 

“CUAUHTÉMOC TIENE INCLINACIONES”

La pregunta es cómo, de haberse involucrado en efecto con grupos criminales, Blanco habría llegado a ese punto. Según Capella la respuesta es relativamente sencilla: 

“Yo veo una una característica muy particular, es una persona de odios, de pocos afectos y evidentemente insegura. Todos estos personajes con los que se ha rodeado en algunos de ellos desde el inicio, en Cuernavaca, otros ya en la víspera del tema electoral para la gubernatura, para él fue, digamos, la capacidad de relacionarse muy fácil, desconociendo muchos antecedentes y algunas imputaciones públicas que se hacían en contra de algunos de ellos, pero por el simple hecho de que le daban  por su lado y quedaban bien con él, pues para él era suficiente, sin revisar antecedentes”.

Abunda: “Es una respuesta tan absurda decir que se toma fotos con muchas personas, es inaceptable de una persona que técnicamente está todos los días inmerso en una mesa de seguridad, en donde todos los días ve los perfiles y las características de los grupos delictivos que operan en el estado, como para salir abrazado con ellos”.

Capella cuestiona: “¿Cómo es posible que su grupo de ayudantía permite que el gobernador se fotografíe con sujetos que están siendo señalados públicamente? es increíble, muy, hay una tendencia muy clara”. 


Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco en 2017, cuando el primero era gobernador y el segundo alcalde de Cuernavaca. Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro.com.


MIRANDA GALLEGOS 

Alfonso Miranda Gallegos, tío de “El Carrete”, fue electo en 2018 para un segundo periodo como alcalde de Amacuzac, postulado por Morena, PT y PES. Fueron los mismos comicios en los que Cuauhtémoc Blanco resultó electo gobernador, postulado por la misma coalición que el tío del “Carrete”.

Miranda Gallegos era parte del grupo político embrionario ligado a “El Carrete”, que controlaban desde 2006 los ayuntamientos de Amacuzac, Cuautla, Jiutepec, y Emiliano Zapata.

Entre los operadores y miembros del grupo político afín a Santiago Mazari que ostentaron cargos de elección, se encuentran: su tío, Alfonso Miranda Gallegos, dos veces diputado local y dos veces alcalde de Amacuzac, por el PT, PES y Morena; Catalina Ríos Núñez, alias “La Jefa”,  asociada, y exdirectora del DIF en Emiliano Zapata; el esposo de esta última, Alberto Figueroa Valladares, exalcalde de dicho municipio por el PRD; Miguel Ángel Rabadán Calderón, exalcalde de Jiutepec por el PRD, entre otros.

En ese grupo destacó también Rabindranath Salazar Solorio, exalcalde de Jiutepec, posterior diputado local, precandidato a gobernador por el PRD y, finalmente operador morenista en la entidad y uno de los principales constructores de la alianza que llevó a Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura en 2018.

En mayo de ese año, dos meses antes de la elección, Miranda Gallegos fue detenido bajo cargos de delincuencia organizada. Siguió gobernando desde prisión, e incluso inauguraba obras por teléfono, desde su reclusión en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) N° 14, en Gómez Palacio Durango. Los empleados del ayuntamiento ponían el auricular en los altoparlantes.

TE RECOMENDAMOS: AMBIENTE ADVERSO. PEDRO SALMERÓN ENFRENTA CRÍTICAS EN PANAMÁ ¿LO ACEPTARÁN DE EMBAJADOR?

En agosto de 2019, la Guardia Nacional apresó a “El Carrete” en Guerrero.

Según Alberto Capella, ese grupo estuvo en la estructura electoral de Blanco: “Yo considero que el inicio fundamental de este desaseo de sus relaciones  inicia probablemente con esos actores. Alfonso Miranda hizo campaña a favor de Cuauhtémoc Blanco, tanto en Cuernavaca como en Amacuzac, cuando fue candidato a gobernador, y Alfonso Miranda contendió por los partidos similares a los que contendió Blanco”. 

Argumenta el exfuncionario: “Creo que gran parte del porqué, pues está precisamente en todo ese círculo que lo ha acompañado desde un principio. Hay una cantidad de presunciones, que yo no sé cómo se atreve siquiera a hacer un comentario de esa naturaleza, cuando es como escupir al cielo, le está cayendo todo encima, y lo único que hace es enrarecer más el ambiente en la entidad, y preocupar más a la gente que está de por sí viviendo una situación de violencia sumamente lamentable”.  

Insiste: “La gente que conoce al sur del Estado, que ha sufrido las consecuencias de los embates criminales de Santiago Mazari y de todos su grupo, han de estar aterrados |cuando ven que de estos personajes que en su momento estuvieron siendo señalados públicamente denunciados, pues son flamantes funcionarios, uno de ellos de primera línea del gobierno estatal”. 

PROTECCIÓN EN RIESGO

Aunque la carrera política del exfutbolista Cuauhtémoc Blanco fue auspiciada por el grupo político que ostenta el poder a nivel federal, Capella confía en las autoridades de procuración de justicia.

“Sigo siendo fiel creyente de las instituciones mexicanas –afirma–, sé que hay una realidad y una verdad jurídica, que la segunda requiere un trabajo muy minucioso, la contundencia, y escarbar escarbar y escarbar, hasta encontrar esos elementos que puedan plantear esa realidad”.

Además, aclara sobre Blanco: “Yo creo que ante tantas cosas probablemente también ya sea una carga muy pesada, la imagen y todo el desaseo que es muy evidente del manejo, del ejercicio y el trabajo institucional ya la gobernabilidad en el estado de Morelos…”.

–¿Cuauhtémoc está siendo una carga muy pesada para el gobierno central? 

–Yo estoy convencido de que sí –repone Capella–. En todas las encuestas de opinión sale como uno de los gobernadores peor calificados, lo ven ausente, lo ven incompetente, dando respuestas irracionales, golpendose el pecho, retando como si fuera pandillero de la calle cuando es un gobernante, vulnerando los derechos humanos de las personas todos los días, y no le importa. Entonces sí, es claramente impresentable, y además infame la manera en que llegó a gobernar Morelos, comenzando por la mentira tan grande de que ahí vivió por diez 10 años antes de la elección.

–Pero ¿aún estando ligado a un grupo tan poderoso como ese, les resultará así de pesado?

–Hay un evidente desgaste por las decisiones que ha venido tomando, por el ambiente que se percibe de gobernabilidad en el estado, el desaseo y precisamente todos estos personajes que lo han rodeado. Además, no es el mismo Cuauhtémoc Blanco de 2018 que el de 2022.

“Y, bueno, pues lo único que me queda a mí es este pues abonar a la parte de la justicia, para llegar a una verdad jurídica, que aclare si hay una comisión de delitos como los que presumo se han estado generando en esa entidad. Esto debe tener y marcar un precedente y debe tener consecuencias para bien, de forma tan infame responsable hace de ese tipo de afirmaciones”. 

TRAS LA VERDAD JURÍDICA

–¿Hay más personajes cuestionables en el gobierno de Morelos?

–Creo que debe haber –responde Alberto Capella–, en virtud de que estos personajes llevan a un equipo de trabajo, entonces hay que revisar prácticamente a los principales colaboradores tanto de Alfonso Sotelo como de Antonio Mazari. Creo que se tiene que investigar mucho de su entorno, y los funcionarios que están laborando ahí.

Remata: “Lo único que me queda a mí es abonar a la parte de la justicia, para llegar a una verdad jurídica, que aclare si hay una comisión de delitos como los que presumo se han estado generando en esa entidad. Esto debe marcar un precedente y debe tener consecuencias para bien”.

Recalca: “ Lo más importante es llegar a la verdad. Vamos a hacerlo como debe ser, en términos de carácter jurídico, yo tengo la plena tranquilidad de que las absurdas imputaciones que señala pues tendrá que tragárselas, porque eso es lo más ridículo que hemos escuchado”.

 

@estedavid

 

 


logo mx
Más contenido
Acuario de Veracruz: Toma de control de Gobierno pone en riesgo a especies por vaivenes políticos

Acuario de Veracruz: Toma de control de Gobierno pone en riesgo a especies por vaivenes políticos

Sergio Armando González, ambientalista y presidente de Earth Mission, dijo que la participación de particulares y ciudadanos garantizaba la continuidad económica y operativa, porque este gobierno puede tener “buenas intenciones”, pero ¿y los futuros?

20 / 05 / 2022

La Suprema Corte revisará el caso Wallace: esperanza para imputados

La Suprema Corte revisará el caso Wallace: esperanza para imputados

La ministra Margarita Ríos-Farjat presentará la solicitud del juicio de amparo directo en el caso Wallace, el cual podría revertir el proceso para los imputados. “Han hecho mucho daño, se han pasado con mi hija”, dice en entrevista Enriqueta Cruz, madre de Brenda Quevedo, una de las imputadas.

24 / 05 / 2022