Logo MX

Precio
dólar

Análisis

El juicio de los 7 de Chicago: Disidencia glorificada

Chicago años sesenta: los personajes de esta película tienen su propia forma de protesta, desobediencia y negociación política desde la disidencia. La injusticia de los tribunales retratada por Aaron Sorkin. #Análisis de JOSELO RUEDA.

Por Joselo Rueda
30 oct 2020

Netflix
El juicio de los 7 de Chicago (The trial of the Chicago 7), 2020. Estreno de Netflix.

EMEEQUIS.– Con secuencias introductorias potentes, rítmicas y galopantes, la película dirigida por Aaron Sorkin promete y cumple un interesante viaje por el juicio de naturaleza política contra ocho personas reales en Chicago a finales de los años sesenta. En la intro, Sorkin presenta a los personajes principales y sus agrupaciones políticas de manera concisa. Sabemos de qué lado juega cada uno y se presentan su entorno y razones para conducirse a lo largo de la historia. La música épica, con mucho sabor del momento histórico retratado, le da un matiz de serie policial o de acción.

La cinta habla de la represión y guerra sucia contra las corrientes y movimientos de izquierda, que se replicaron en otras latitudes. Del uso y manipulación de leyes e instituciones para favorecer intereses políticos y denostar adversarios. Como su realizador comenta, quizás el guion no busca espejear la realidad actual. Más bien, la realidad actual espejea el pasado y el filme. Este trabajo se estrena a través de Netflix justo en un mes tempestuoso para el electorado estadounidense. Es como si El juicio de los 7 de Chicago preguntara: “¿te suena?”.




El largometraje recuerda a la mano de directores con temáticas similares, entre ellas el racismo, como Spike Lee. Tiene un manejo oportuno de diálogos agudos, en una economía dinámica de narrativa que proporciona un ritmo eficaz y sagaz a la cinta. 

Aaron Sorkin proviene del mundo de las series, principalmente como guionista de The west wing (1999-2006) y de películas como Cuestión de honor (A few good men, 1992) y Facebook, la red social (The social network, 2010). La serie aquí reseñada es su segunda entrega como director y en ella hace gala de lo aprendido sobre cómo contar historias en sus numerosos trabajos anteriores. El cine siempre ha nutrido el lenguaje de la televisión y las series. Sin embargo, la realización de Sorkin hace preguntarse si la premisa esta trabajando en reversa y los ganchos, técnica y discurso de las series han entrado ahora a influir al cine.

TE RECOMENDAMOS: REBECA: LA TRAMPA DE LOS REMAKES 

Los personajes de El juicio de los 7 de Chicago, representan las diversas aproximaciones a la protesta, la desobediencia, la diplomacia y la negociación política desde el antagonismo y la disidencia. A las distintas caras de una revolución. Aunque las tres o cuatro facciones que se exponen en la cinta se identifican con algún sector del espectro político de la izquierda, también muestran cómo hay más de una manera de expresarse y lo difícil que puede ser conciliar diversos intereses hasta que se vislumbra y consigue un objetivo común. En el caso de esta trama, el objetivo final es visibilizar la injusticia en los tribunales (“¡todo el mundo está mirando!”) y la inutilidad de la guerra de Vietnam. Es ahí cuando los personajes conciertan acuerdos y se reconocen derrotados por el Estado, sin nada que perder. 

El personaje encarnado por Sacha Baron Cohen apunta muy bien lo anterior: “tú y yo tenemos diferentes definiciones de victoria”. Sí, es el actor de Borat quien aparece en esta cinta junto a nombres como Joseph Gordon-Levitt, Michael Keaton y una larga fila de excelentes intérpretes. Baron Cohen encaja en este cuadro y logra una gran actuación.

A pesar de ser ocho los juzgados inicialmente, el título de la película menciona “siete”, pues el personaje del afroamericano Bobby Seal (interpretado por Yahya Abdul-Mateen II) es eximido del juicio debido a torpezas e irregularidades del juez.

El juicio de los 7 de Chicago resulta emocionante de principio a fin. Las secuencias, principalmente en el juzgado, tienen un trazo escénico y diálogos que mantienen la atención y la angustia sobre el devenir de los personajes. El protagonismo transita en muchos rostros, pero nunca confunde el desarrollo de la historia. En general, los logros técnicos y narrativos son un común denominador de producciones de este calibre. Podemos mencionar, sin ser peyorativos, que esta película es emocionantemente gringa. El sentimiento de triunfo al final, parecido al de cualquier película de acción, es por lo que uno paga el boleto. O más bien, la mensualidad del Netflix. Es disidencia al nivel gringo glorificado.

El juicio de los 7 de Chicago (The trial of the Chicago 7), 2020. Estreno de Netflix. Película. 129 minutos.

  

@CabezaFilms

 

 

 

 

Netflix

Joselo Rueda

Joselo Rueda es director de la productora de cine y video Cabeza Films. Finalista en Cannes con el cortometraje 4 maneras de tapar un hoyo. Nominado al Grammy Latino por dos videos musicales. Actualmente realiza documentales para Univision.

Netflix

Joselo Rueda

Joselo Rueda es director de la productora de cine y video Cabeza Films. Finalista en Cannes con el cortometraje 4 maneras de tapar un hoyo. Nominado al Grammy Latino por dos videos musicales. Actualmente realiza documentales para Univision.

logo mx
Más contenido
Xavier Velasco en el confesionario

Xavier Velasco en el confesionario

ENRIQUE SERNA sobre la novela autobiográfica de Xavier Velasco: “Un elemento fundamental en la armazón o la estructura de El último en morir es la relación de Velasco con las mujeres, empezando por Celia, su abuelita, la primera persona que creyó en su talento”.

Hace 15 horas

Más allá de la turba iracunda: minorías avanzan en el Capitolio

Más allá de la turba iracunda: minorías avanzan en el Capitolio

Un joven judío y un pastor afroamericano obtenían su pase al Senado el mismo día en que una turba de hombres blancos con insignias antisemitas irrumpió en el Capitolio. Así avanzan la democracia, la diversidad y el progresismo en los Estados Unidos.

14 / 01 / 2021