Logo MX

Precio
dólar

Al día

Padrino priísta de Alfonso Durazo consigue “negocitos” farmacéuticos con la 4T

Un mes después de creada, Ches Lab consiguió sus primeros contratos para surtir al gobierno federal de productos clínicos y cultivos biológicos. Esta es la historia de la modesta empresa del padrino de bodas del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

Por Esteban David Rodríguez
9 abr 2020

Alfonso Durazo
Alfonso Durazo, Luis Donaldo Colosio Riojas y Heriberto Galindo. "Ambos quisimos mucho a L. D. Colosio padre", escribió Galindo en su cuenta de Twitter bajo esta foto.

EMEEQUIS.– Al menos hasta septiembre de 2016, el abogado Eduardo de la Vega Villar conducía un Uber en la Ciudad de México y zona metropolitana. Su vida dio un giro en mayo del año pasado. Ahora conduce una compañía que comercializa una amplia gama de productos y servicios dirigidos al mercado clínico: Ches Lab Distribución S. de R.L de C.V.

Esta empresa fue protocolizada ante la Notaría Número 149 con sede en Metepec, Estado de México. El capital social declarado por los socios fue de 50 mil pesos. De acuerdo con el acta constitutiva, Ches Lab se propone la comercialización de toda clase de productos farmacéuticos, biológicos y químicos; de instrumental médico, quirúrgico, fármacos, instrumentos y aparatos de uso médico, oftalmológico y dental, así como sus derivados.

TE RECOMENDAMOS: A LA GUERRA SIN FUSIL

De hecho, su catálogo de productos y servicios (www.chesgroup.com.mx) incluye, por ejemplo, extracción de ADN, venta de antibióticos, ATCC (microorganismos), cultivo celular, enzimas, análisis histológicos (tejidos orgánicos), etcétera, además de toda clase de instrumentos de medición y esterilización. 


Imagen de la constitución de sociedad de Ches Lab en la que aparece el nombre de Heriberto Galindo.


Eduardo de la Vega es también el representante legal de la empresa. Tiene tres socios: una hidalguense sin rastro, de nombre Carmela Pérez Monroy; el apoderado legal, Sergio Montalvo Limón, de 27 años, originario de Pénjamo, Guanajuato; y como accionista más connotado, el priísta sinaloense Heriberto Manuel Galindo Quiñones.

Entre otros cargos relevantes en los sexenios de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari, Heriberto Galindo fue presidente de la Cámara de Diputados. Desde entonces apadrinó la carrera política de Alfonso Durazo Montaño, exsecretario particular de Luis Donaldo Colosio y ahora secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. También fue padrino de bodas de Durazo.

UNA COSA “HUMILDE”

Cuestionado por EMEEQUIS sobre su participación accionaria en Ches Lab, Galindo Quiñones responde: “Yo ayudé a excolaboradores míos, Sergio Montalvo era mi chofer; “Pablo” de la Vega era mi secretario particular. Los apoyé en el inicio, como socio, y les regalé mis acciones. No hay ningún lucro de mi parte. Se las obsequié porque son gente de origen humilde que se está esforzando por abrirse paso. Eso fue hace unos meses, pero desconozco el desarrollo de la empresa, una cosa muy modesta, muy humilde…”.

De acuerdo con las actas notariales respectivas, Galindo tiene además una empresa orientada a las telecomunicaciones y la radiodifusión, la cual que fundó también en sociedad con Sergio Montalvo Limón, llamada Auravia S.A. de C.V., creada en 2016. 

Cuenta con participación accionaria en Macht GB S.A.P.I. de C.V., empresa de generación eléctrica, que creó en sociedad con Humberto Choza González (Grupo Bhalfa), Alejandro Choza González, José Humberto Choza Gaxiola, y Francisco Xavier Padilla Ibarra. 

Pero don Heriberto no se acuerda: “No, ni me acuerdo de ellas. ¿Cómo dice que se llaman…? No tengo nada qué ver, ni las recuerdo…”. 


Constitución de sociedad de Macht. 




EL PADRINO PRIÍSTA DE ALFONSO DURAZO

Retirado de la política y dedicado a la redacción de sus memorias, Heriberto Galindo Quiñones, connotado priísta sinaloense de 69 años, conserva en su vida dos ventanas orientadas hacia la esfera pública: por un lado sus conexiones con el círculo superior de la administración federal y, por el otro, ha emprendido “modestos” negocios con instituciones públicas.

Su contacto principal en la administración obradorista es Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, a quien Galindo Quiñones apadrinó políticamente a inicios de los ochenta, para conducirlo con mano experta por los vericuetos del poder, hasta colocarlo a la diestra de un candidato presidencial priísta, Luis Donaldo Colosio.

En los negocios, tiene una compañía comercializadora de productos clínicos y cultivos biológicos que fundó en 2019: Ches Lab S.A. de C.V., la cual nació con buena fortuna, pues a los 27 días de su constitución notarial comenzó a obtener contratos del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), organismo público descentralizado, dependiente de la Secretaría de Energía, cuya titular es Rocío Nahle.

Luego sumó entre sus clientes al Hospital General “Dr. Eduardo Liceaga”.

Pero Galindo Quiñones no creó esa empresa por un “afán de lucro”, sino como una especie de obra social, pues trataba de ayudar que a sus excolaboradores, socios de la empresa y personas muy necesitadas, según explica. 

En entrevista con EMEEQUIS, Galindo detalla que fue por eso que regaló sus acciones al resto de socios de Ches Lab: “Se las obsequié porque son gente de origen humilde que se está esforzando por abrirse paso”.

TE RECOMENDAMOS: MERCADO NEGRO DE HIDROXICLOROQUINA

No obstante, el Registro Público de Comercio no reporta ninguna transferencia accionaria por parte de Galindo.

De lo que sí hay registros públicos es de otras empresas fundadas por el también exdiplomático y otrora aspirante a la candidatura tricolor al gobierno de Sinaloa, en sociedad con excolaboradores suyos.

Por ejemplo, en 2016 fundó Arauvia S.A., una firma del área de las telecomunicaciones, en la que también es socio de Sergio Montalvo, quien es su chofer y uno de los humildes accionistas de Ches Lab.

También es socio de Macht GB S.A.P.I. de C.V., empresa de generación eléctrica que creó en sociedad con Humberto Choza González, líder de Grupo Bhalfa, uno de los grupos empresariales más relevantes de Sinaloa. Sobre sus inversiones en Arauvia y Macht, Heriberto Galindo responde: “Ni las recuerdo”.

EL PRIMER CONTRATO

Del 17 de junio y al 3 de diciembre de 2019, Ches Lab acumuló cinco adjudicaciones directas por pequeñas compras, que suman poco más de medio millón de pesos, y con IVA, alrededor de 662 mil pesos.

La empresa, con domicilio comercial en Avenida de las Granjas, en Azcapotzalco, Ciudad de México, fue constituida el día 21 de mayo de 2019, y sólo debió de esperar al 17 de junio para obtener su primer contrato, con el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), por la compra de una mufla con control de temperatura (pequeño horno de fundición), adquirido bajo asignación directa, en 172 mil pesos.


Oficinas de Ches Lab en Azcapotzalco. 


Al día siguiente logró colocar otro pedido con la misma institución ─su principal cliente, de hecho─, un lote de baterías de 9 voltios, por 55 mil 500 pesos. En julio efectuó otra venta al ININ, el de una placa de fibra de vidrio con costo de 58 mil pesos

Al mes siguiente, el 4 de septiembre, incorporó a su cartera de clientes al Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, si bien por una venta aún más pequeña: 27 mil pesos por material de laboratorio.

El ININ continuó consumiendo productos de Ches Lab. El 13 de noviembre le compró un gabinete de laboratorio de 43 mil 570 pesos, y el 3 de diciembre, un lote de “baterías selladas” de 12 V., con costo de 42 mil pesos.   

Los detalles de los procedimientos de asignación a Ches Lab por parte de estas instituciones se ignoran, pues los departamentos de adquisiciones respectivos omitieron incluir la documentación relacionada en los expedientes de Compranet, aunque es un requisito legal.

EL PADRINO LO FUE LLEVANDO

Exsecretario adjunto de la Presidencia Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), exdiplomático, expresidente de la Cámara de Diputados, precandidato al gobierno de Sinaloa (2015), Heriberto Galindo fue el protector, impulsor y primer padrino político de uno de los hombres más poderosos del gabinete obradorista: Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

Durante el gobierno de Miguel de la Madrid, Galindo Quiñones dirigió el Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA). Durazo era subdirector de Comunicación Social de la secretaría de Programación y Presupuesto (SPP), que encabezaba Carlos Salinas de Gortari.

En 1983, Galindo Quiñones incorporó a Durazo a su estructura del CREA. Le dio tres direcciones, una por año, de mayor responsabilidad cada vez: director de Comunicación Social, director de Delegaciones, y director de Coordinación con Organizaciones Juveniles, “es decir, el contacto con los líderes juveniles de distintos partidos políticos y organizaciones juveniles no partidistas”.

En 1985, Galindo recomendó a Durazo con Enrique Jackson, para subdelegado en Cuauhtémoc, cargo que desempeñó hasta 1988. Y en 1989, Galindo intercedió nuevamente por Durazo, para que se integrara al equipo del entonces líder nacional del PRI, Luis Donaldo Colosio.

En entrevista, Galindo detalla en qué términos se dio esa presentación: “Éramos muy amigos, así que le dije a Luis Donaldo: te voy a presentar a un joven sonorense muy valioso, que quiere acercarse contigo. Y lo nombró subsecretario de Gestión Social del PRI, bajo la jefatura de Eduardo Robledo Rincón, que después fue gobernador de Chiapas, papá de Zoé Robledo (actual director del IMSS). Después, Colosio nombró a Durazo secretario particular”. 

TE RECOMENDAMOS: ¿Y DÓNDE ESTÁ ARTURO HERRERA?

En la campaña presidencial del PRI en 1994, Galindo coordinó la IV circunscripción electoral, Durazo seguía en su posición de secretario particular, como lo haría hasta el día del asesinato de Colosio.

“SOMOS AMIGOS, LO APRECIO”

El vínculo de Galindo y Durazo se estrechó aún más con el paso del tiempo. Durazo eligió a Galindo como testigo de bodas y este lo cuenta con orgullo: “Soy su padrino de enlace matrimonial”.

En 2011, Galindo publicó la compilación “Norberto Bobbio. Centenario” (Fontamara), en la que participó Durazo. Durante la presentación de la antología “Colosio, 20 años” (Ediciones Proceso, 2014), coordinada por Durazo, Galindo rememoró: “Alguna vez Colosio me dijo de Durazo: Alfonso es el mejor de cuantos me has presentado”. 

Su amistad ha pasado todas las pruebas, incluidas las de la militancia: el paso de Durazo a secretario particular de Vicente Fox, y su integración al equipo de Andrés Manuel López Obrador.

En septiembre del año pasado, la prensa destacó la presencia del socio fundador de Ches Lab –y la de Lino Korrodi, artífice de la cuestionada red de financiamiento proselitista Amigos de Fox, en 2000– en la boda de María del Mar Durazo Chávez, hija de Durazo, efectuada el 28 de septiembre, en contraste con la usencia de miembros del gabinete morenista. Galindo comenta:

–Fue una cosa entre amigos. El único funcionario que estuvo ahí fue Julio Scherer (consejero jurídico de la Presidencia de la República).

–¿Frecuenta a Durazo?

–No como yo desearía, porque anda muy ocupado, y yo no soy experto en las materias que él domina. Somos amigos, lo aprecio, lo quiero, lo respeto, lo estimo… Pero, vamos, yo ya no tengo proyecto político, mas que el bien de México, esperando que le vaya bien al actual gobierno, aunque yo no forme parte ni de su estrategia ni de su partido. Yo estoy en una situación por encima de intereses políticos, personales y económicos. Estoy escribiendo mis memorias...”. 


 @estedavid

logo mx
Más contenido
Las 10 de D1OS: Maradona se fue

Las 10 de D1OS: Maradona se fue

Muere el “Barrilete Cósmico” a los 60 años de edad: luto en Argentina y el mundo. “Lo están matando por dentro”, escribió su hija Gianinna hace unos días.

Hace 11 horas

#3de3VsViolencia: Cero tolerancia a candidatos golpeadores y que no pagan manutención

#3de3VsViolencia: Cero tolerancia a candidatos golpeadores y que no pagan manutención

Agresores familiares, delincuentes sexuales, morosos que no pagan manutención de sus hijos podrían perder sus candidaturas, o nunca alcanzar una, gracias a un histórico acuerdo en el INE conocido como “la 3 de 3 contra la violencia”, que debuta rumbo a 2021.

Hace 12 horas