Logo MX

Precio
dólar

Al día

Margarita Zavala ¿una feminista de ocasión a la Cámara de Diputados?

Una sola iniciativa en favor de la mujer durante su último paso como diputada federal es el “récord” feminista de Margarita Zavala, quien busca volver a San Lázaro a como dé lugar. ¿Puede la exprimera dama abanderar el feminismo en la era de la Marea Verde?

Por Óscar Balderas
19 mar 2021

Margarita Zavala, feminista de ocasión.
Margarita Zavala tras registrar a México Libre en el INE. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– La última vez que Margarita Zavala tuvo una curul en San Lázaro, su trabajo a favor de las mujeres fue prácticamente inexistente: apenas logró modificar una ley con una iniciativa con perspectiva de género en todo el tiempo en que cobró como legisladora.

EMEEQUIS revisó el trabajo de la exprimera dama cuando estuvo en la Cámara de Diputados –entre 2003 y mediados de 2006, cuando abandonó su curul para estar en la campaña presidencial de su esposo Felipe Calderón– y encontró que apenas hizo tres iniciativas de ley propias y firmó tres iniciativas colectivas que tenían prioridades distintas a la de defender a las mujeres.

Una de ellas fue una reforma a la Ley Federal del Trabajo, propuesta el 30 de marzo de 2004, para prohibir el certificado médico de embarazo como requisito para contratación.

Las demás son temas que retratan la preocupación de Margarita Zavala en aquellos años como diputada federal, como modificar leyes para hacer más difícil que el jefe de Gobierno de la capital pudiera separarse de su puesto –como lo hizo Andrés Manuel López Obrador para enfrentarse a su esposo– y sanciones más duras para menores de edad acusados de delitos, entre otros.

Es decir, durante su paso incompleto por San Lázaro, Margarita Zavala cobró cerca de 3.5 millones de pesos y sólo tuvo un logro legislativo dedicado exclusivamente a las mujeres.

Ahora, este 2021, la exprimera dama busca, de la mano de Acción Nacional, regresar a la Cámara de Diputados, donde hizo un raquítico trabajo por las mujeres, a quienes ha tratado de poner de su lado desde que compitió por la vía independiente para la Presidencia de la República, con un discurso que pretende ser feminista.

ROL DE GÉNERO TRADICIONAL

A la hora de revisar el pasado legislativo de Margarita Zavala, poco se puede escribir y casi nada se encuentra sobre su intervención directa a favor de las mujeres.

Su primera experiencia como diputada fue en el ámbito local, a los 27 años, en 1994, cuando Acción Nacional la puso en su lista de candidatas plurinominales a la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, gracias a las conexiones de su familia y las de su prometido, Felipe Calderón, hijo de Luis Calderón Vega, fundador del partido blanquiazul.

TE RECOMENDAMOS: EL MONTAJE DE SHEINBAUM: EL “DURO GOLPE A LA DELINCUENCIA” QUE RESULTÓ UNA PIFIA

Actualmente, la gaceta parlamentaria de ese viejo órgano legislativo ya no está activa, por lo que no hay registros públicos de sus iniciativas de ley; sin embargo, periodistas como Álvaro Delgado recuerdan que fue una diputada gris en comparación con otras mujeres compañeras de legislatura, como Dolores Padierna.

Dos años más tarde, en 1999, ocupó el cargo de secretaria nacional de Promoción Política de la Mujer, a petición de Luis Felipe Bravo Mena, quien después sería embajador de México ante El Vaticano gracias a sus posturas contrarias a la despenalización del aborto.

La visión ultraconservadora de Bravo Mena permeó en la visión política de las mujeres que tenía Margarita Zavala, quien pugnaba por un rol de género tradicional: las mujeres que fueron impulsadas por ella en aquellos años tenían la constante de ser casadas, con hijos y únicamente heterosexuales.

Los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres quedaron fuera de su agenda ultraconservadora desde entonces. Y se mantuvieron fuera mientras fue parte de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de las Mujeres en el sexenio de Vicente Fox y como diputada federal, de nuevo plurinominal, un cargo que sacrificó para prepararse para un rol considerado hoy anticuado para el feminismo: ser primera dama.

ANTI ABORTO

En 2007, ya como esposa del presidente en turno, Margarita Zavala fue una férrea opositora a la despenalización del aborto, a los matrimonios igualitarios y cualquier cosa que sonara a nuevos derechos de las mujeres.

“Ahora veo con preocupación que una niña o niño que tiene 12 semanas en el vientre de la mamá –y que ya es posible verlo en pantalla, que tiene corazón, pulmones, cabeza y brazos– no se le considere como persona y se le niegue el derecho a vivir”, dijo la entonces primera dama en aquel año, criticando los avances de la interrupción del embarazo en la Ciudad de México. 

Pese a que su postura contra el aborto libre, gratuito y seguro choca con una histórica demanda del feminismo en el país, Margarita Zavala siguió sosteniendo que su trayectoria pública está definida por un trabajo a favor de las mujeres. 

“Como mujer, refrendo mi respaldo a los diputados del PAN que intentarán impedir que las reformas en materia de aborto sean aprobadas y se apliquen en la capital del país”, señaló.

TE RECOMENDAMOS: EL MÉTODO ROEMER: CÓMO, CUÁNDO Y DÓNDE OCURRIERON MÁS DE 60 ABUSOS

Once años más tarde, en 2018, la abogada nacida en la Ciudad de México siguió insistiendo en que ella era una política feminista, ahora como candidata independiente a la Presidencia de la República.

Previo al primer debate presidencial de la contienda de hace tres años, Margarita Zavala tuiteó que invitaba “a todas las mujeres a que se unan a este movimiento” y aseguró que sería presidenta de México “para defender a las mujeres”. 

Incluso, durante el encuentro con los candidatos Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez, aseguró ante las cámaras: “Tendré el mejor proyecto en favor de las mujeres”. Y repitió tantas veces la muletilla “Mujer, yo como tú…” que sus intervenciones fueron el blanco de burlas por Internet.

Martha Lamas, filósofa y feminista, escribió sobre su feminismo de ocasión en el diario The New York Times y criticó que la exprimera dama usara un discurso demagogo que no separaba el real feminismo del “mujerismo”.

“No es una candidata feminista: su agenda es demasiado tradicional (...) Margarita acotó su trayectoria política al optar por el modelo ‘esposa’. Ella venía de ser diputada local y plurinominal por el Partido Acción Nacional (PAN) y como primera dama fue la discreta acompañante de Felipe Calderón.

“En México no es un logro en sí mismo tener a una mujer en la contienda electoral por la presidencia: desde hace más de treinta años las ha habido. El logro será tener a una persona con una visión amplia y plural dispuesta a combatir la cultura patriarcal anacrónica”, 

HARÁ CAMPAÑA PERO TIENE PLAN B

Margarita Zavala se prepara este año para ser diputada por tercera vez. Lo hará por un camino que conoce bastante bien: es, de nuevo, plurinominal de Acción Nacional.

Si bien hará campaña en el distrito 10 de la Ciudad de México, en la alcaldía Miguel Hidalgo, para asegurar que llegará Cámara de Diputados, la exprimera dama negoció que, incluso perdiendo en la calle, ganaría una curul como premio por participar. 

TE RECOMENDAMOS: EBRARD TIENE EN LA NÓMINA A HERMANA DE MONREAL. Y GANA MÁS QUE AMLO

Hizo ese trueque luego de que su proyecto de partido político, México Libre, no logró el registro, porque el Tribunal Electoral encontró graves inconsistencias en sus documentos, como firmas inventadas en un padrón inflado de falsos militantes.

Esta vez, su discurso feminista chocará con un país muy distinto al de 1994, 2003, 2006 y 2018: en las calles hay una ola verde que exige a gritos la despenalización del aborto a nivel nacional con nulas restricciones y una ola morada de mujeres que no están dispuestas a jugar un papel tradicional ni a tolerar machismo, sexismo, lesbofobia o transfobia.

En la era del #MeToo, el #NiUnaMás y #AbortoLegalParaNoMorir, veremos si el feminismo de Margarita Zavala resistirá la prueba del tiempo.

 

 

@oscarbalmen

 

 

 

 

logo mx
Más contenido
Layda Sansores se aferra a Facebook para salvarse de la debacle

Layda Sansores se aferra a Facebook para salvarse de la debacle

La candidata de Morena en Campeche reportaba un gasto de 161 mil pesos en Facebook, pero al verse abajo en las encuestas, sacó la chequera y le sumó otros 300 mil pesos en pocos días. ¿Alcanzará o ya es demasiado tarde?

Hace 9 horas

“Ni abrazos, ni balazos”. Celia Maya sorprende en territorio hostil para Morena: Querétaro

“Ni abrazos, ni balazos”. Celia Maya sorprende en territorio hostil para Morena: Querétaro

La propuesta de Celia Maya en seguridad es distinta a la de AMLO: opta por la inteligencia en lugar de los abrazos. Su crecimiento en las encuestas sorprende en el peor territorio para Morena: Querétaro, que es eminentemente azul.

Hace 13 horas