Logo MX

Precio
dólar

Al día

La terquedad de AMLO. Refinerías navegan a la deriva y él insiste en Dos Bocas

La nueva refinería absorbe presupuesto mientras sus seis “hermanas” experimentan un desplome de 22% en la producción de gasolinas. Expertos y organismos sugieren posponer la construcción de Dos Bocas, pero AMLO no los escucha.

Por Patricia Tapia
12 oct 2020

AMLO
El presidente López realiza un recorrido por la refinería Dos Bocas acompañado de Adán Augusto López, gobernador de Tabasco, y Rocío Nahle, secretaria de Energía. Foto: Presidencia / Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Contra viento, marea y recomendaciones del FMI, la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, el megaproyecto estrella de la 4T, avanza, al mismo tiempo que la producción de gasolinas en las seis existentes baja en lugar de subir. 

Es precisamente el mayor interés que ha mostrado el presidente Andrés Manuel López Obrador con Dos Bocas: alcanzar la autosuficiencia en gasolinas y dejar de importar este combustible, que es el de más alta demanda.

A la par de su apuesta por una nueva refinería, algunas de las existentes no terminan de levantarse. En agosto de 2020, la producción de gasolinas se ubicó en 167.9 mil barriles diarios, 22% menor a los 225.6 mil barriles del mismo mes de 2019, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Desde el comienzo de esta administración se puso en marcha un plan de rehabilitación para las seis refinerías de la Empresa Productiva del Estado: Cadereyta, Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz y Tula: No obstante, la elaboración de gasolinas es un vaivén que tiende a la baja.

TE RECOMENDAMOS: PORFIRIO MUÑOZ LEDO PROPONE “DESASNAR” A SUS CRÍTICOS DE MORENA

Por la cantidad de  trabajo que falta por hacer en las refinerías existentes, además de las condiciones económicas adversas, expertos y centros de investigación recomendaron no construir una nueva refinería, por su inviabilidad. Algunos otros han sugerido posponer Dos Bocas en estos momentos de crisis, como el Fondo Monetario Internacional (FMI). AMLO se resiste y no da marcha atrás a su promesa de campaña.

“Es que antes los del Fondo eran los que dictaban la política económica, se firmaban hasta cartas de intención con el Fondo y ellos decían qué tenía que hacer México en materia económica. ¿Y saben qué recomendaban? Privatizar, aumentar el precio de las gasolinas, de la energía eléctrica”, dijo el presidente el pasado 7 de octubre.

TULA SE APAGA

Durante agosto de este año en la refinería de Tula se produjeron apenas 8.5 mil barriles diarios, un desplome de 79% respecto a igual mes de 2019, cuando fueron 40.3 mil barriles. En diciembre de 2018, al asumir la titularidad de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle señaló que se necesitaba intervenir en la planta de H-Oil que se encontraba abandonada y su rehabilitación era necesaria para aumentar la producción de gasolinas.

En Tula también hay rastros de los actos de corrupción de Odebrecht que dejó el sexenio de Enrique Peña Nieto: en 2017 Pemex terminó un contrato con la empresa brasileña por mil 800 millones de pesos, una de las inversiones más importantes que se realizó para la reconfiguración de esa refinería.

En el 2000 Tula llegó a producir más de 100 mil barriles diarios de gasolinas, gradualmente fue cayendo, hasta que en 2018 promedió 44.2 mil barriles.

En Cadereyta, la producción de gasolinas durante agosto pasado se situó en 21 mil barriles diarios, una caída de 51% en relación con agosto de 2019; en Minatitlán también descendió 56%, mientras que en la de Madero apenas creció 3%.

Las que tuvieron un desempeño positivo fueron Salamanca, donde creció 31%, y Salina Cruz, en 28%.

 

 

En agosto el proceso de crudo en el Sistema Nacional de Refinación para la elaboración de petrolíferos fue de 616 mil barriles diarios, 6% menos respecto a agosto de 2019. Esto significa que las seis refinerías operan en un 38% de su capacidad. De acuerdo con el propio AMLO, este año la refinación –desde mayo– debería haber alcanzado un nivel de un millón de barriles diarios.

Según el Segundo Informe de Labores de la Sener, al cierre de junio el programa de rehabilitación integral en las seis refinerías tenía un avance real de 76%, se habían hecho 90 reparaciones de las 119 contempladas.

La refinería de Madero tiene el menor avance, con 33%, y la de mayor es la de Tula con 89%; no obstante, esta última llegó a procesar apenas 22.3 mil barriles diarios de crudo en julio. En agosto se recuperó a 81.2 mil barriles, pero la producción de gasolinas se mantuvo abajo en esos dos meses, menor a los 9 mil barriles al día.

Entre los proyectos de infraestructura anunciados el pasado 5 de octubre en Palacio Nacional, para la participación privada en alianza con Pemex, se incluye la instalación de una coquizadora en Tula, y la rehabilitación de una planta de coquización en Cadereyta.

LOS RECURSOS

Para 2019 Pemex Transformación Industrial tuvo una asignación por 7.5 mil millones de pesos para proyectos de mantenimiento de infraestructura, que incluían la conservación, rehabilitación, mantenimiento y sostenimiento de las diferentes áreas del Sistema Nacional de Refinación.

En ese mismo año, a la construcción de Dos Bocas se le dieron 50 mil millones de pesos.

TE RECOMENDAMOS: TABACALERAS APLICAN “JUGADA MAESTRA” PARA PONER EN JAQUE A LOS IMPUESTOS AL CIGARRO

Para el 2020 fueron 11.5 mil millones de pesos para rehabilitar las seis refinerías con el fin de incrementar el nivel del proceso de crudo y a la par la producción de productos refinados, especialmente gasolinas y diésel, en tanto que para la nueva refinería se le dieron 41.2 mil millones.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de 2021, se indica que se tiene previsto continuar con los trabajos para la rehabilitación de Tula, Madero, Salina Cruz, Cadereyta, Minatitlán y Salamanca, para lo cual destinará una inversión de 7 mil millones de pesos, mientras que para Dos Bocas habrá 47.5 mil millones.

Tanto a la rehabilitación como a la nueva refinería se le han destinado cuantiosos recursos, algo que se ha cuestionado, pues la refinación deja grandes pérdidas a la Empresa Productiva del Estado. Los resultados del primer semestre de 2020 apuntan que Pemex Transformación Industrial registró una pérdida neta por 112.8 mil millones de pesos.

TE RECOMENDAMOS: GOLPE EN DOS BOCAS. VAN TRAS AMIGO DE LOZOYA QUE SE COLÓ A LA 4T

Ante el panorama económico, el FMI recomendó a México que Pemex, ante las grandes pérdidas, debería enfocarse a proyectos de producción en campos rentables y detener la inversión en la producción de petrolíferos. Posponer los planes de construir Dos Bocas hasta que se tenga una rentabilidad.

Como respuesta, Rocío Nahle puso en su cuenta de Twitter: “Desde hace 40 años, México recibió recomendaciones de frenar la inversión en infraestructura para producir combustibles y petrolíferos. Eso nos llevó a lo largo, a una dependencia del exterior y a un enorme déficit de gasolinas” y que por eso el presidente López Obrador ya invertía en esto.

Mientras tanto, algunos han dicho que la refinería de Dos Bocas será otro elefante blanco: en 2019, la diputada por el PRI, Soraya Pérez, quien se ha distinguido por pedir que se transparente todo el proceso de la construcción, advirtió que el proyecto será un fracaso por la falta de estudios que garanticen su viabilidad.

En septiembre, Reforma indicó que uno de los contratistas de la refinería que supervisa Nahle dejó la construcción porque los costos previstos se duplicaron: Kellogg Brown and Root ya no siguió la segunda fase para la compra de equipos y construcción. 

 

@ptcervantes

 

 


logo mx
Más contenido
En este estado el consumo de metanfetamina tumbó al de la marihuana

En este estado el consumo de metanfetamina tumbó al de la marihuana

A partir de 2015 se disparó el consumo de metanfetaminas en esta entidad y actualmente acapara el 40% de usuarios de droga, contra 17% de la marihuana, de acuerdo con el Centro de Integración Juvenil.

Hace 13 horas

Los gastos frívolos de Alfaro en la pandemia: obras a la basura, pisos nuevos...

Los gastos frívolos de Alfaro en la pandemia: obras a la basura, pisos nuevos...

Una mirada a las adjudicaciones directas y licitaciones de Jalisco evidencia que, mientras la pandemia amenazaba con menguar las finanzas, la entidad aprobaba gastos superfluos que, a veces, terminaban en arreglos inútiles, como los de Puente Grande.

Hace 20 horas