Logo MX

Precio
dólar

Al día

Jueces Padierna. Uno ordena destituir a Sandra Cuevas y el otro encarcela a Rosario Robles

El clan Bejarano-Padierna tiene dos jueces cercanos. Uno ordenó destituir a Sandra Cuevas de la Cuauhtémoc, alcaldía que Dolores Padierna perdió en las urnas. Otro fue el que encarceló a Rosario Robles, involucrada en el escándalo de las ligas que afectó a René Bejarano.

Por Esteban David Rodríguez
15 jun 2022

Sandra Cuevas vs Dolores Padierna.
Sandra Cuevas, alcaldesa de Cuauhtémoc, ofreció sU postura ante la resolución del Tribunal de Justicia Administrativa que la inhabilitaría de sus funciones por un año. Foto: Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– El clan Bejarano-Padierna tiene dos jueces cercanos que han resuelto a favor casos de su entorno político: Felipe de Jesús Delgadillo Padierna y Antonio Padierna Luna, sobrino y hermano, respectivamente, de Dolores Padierna.

Sandra Cuevas Nieves, alcaldesa de la demarcación de Cuauhtémoc, y la exjefa del gobierno capitalino, Rosario Robles, son los asuntos más recientes: tras humillar en la urnas, el 5 de junio de 2021, al clan de los Bejarano-Padierna, la primera ahora está a punto de perder la alcaldía.

Cuevas Nieves ganó bajo las banderas de la Alianza por México (PAN-PRI-PRD) con 48% de la votación, ubicándose 10 puntos por encima de Dolores Padierna Luna, candidata de Morena.

Ahora, la llamada “Pareja Imperial” de la Cuauhtémoc, formada por René Bejarano –quien estuvo preso por el manejo de fondos sucios del empresario Carlos Ahumada– y Dolores Padierna, exdirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, de organizaciones de comerciantes urbanos, gestores de vivienda, y presuntamente vinculados al grupo delictivo conocido como La Unión Tepito.

Ahora cobran venganza con el proceso contra la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, por presuntamente haber cometido abuso de funciones al cerrar temporalmente el Deportivo Guelatao.

TE RECOMENDAMOS: LA BATALLA APENAS EMPIEZA: LA “PAREJA IMPERIAL” DE CUAUHTÉMOC VA CONTRA SANDRA CUEVAS

El caso fue resuelto por Antonio Padierna Luna, hermano de Dolores Padierna, instructor de la Primera Sala Ordinaria Especializada en materia de Responsabilidades Administrativas y Derecho a la buena administración, que junto con los magistrados Erwin Flores Wilson y Miriam Lisbeth Muñoz Mejía, determinaron que Cuevas Nieves incumplió con las obligaciones previstas en la Ley de Responsabilidades Administrativas de la ciudad y la han destituido.

No es el único juez que 30 años de poder político –entre cargos administrativos, diputaciones, senadurías y otros puestos de elección– han fallado favorablemente para los Bejarano Padierna.

Está también Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de Dolores, quien ordenó el encarcelamiento de la exjefa del gobierno capitalino y posterior secretaria de Desarrollo Social del gobierno peñista, Rosario Robles, entre otros casos. También ha tenido en sus manos casos como el de Emilio Lozoya y el de Julio Scherer.

GUERRA ANUNCIADA

La batalla entre Sandra Cuevas y el clan Bejarano-Padierna, que domina gran parte de la estructuras clientelares de la demarcación, comenzó con el arranque mismo de la administración cuevista. 

Ya en octubre de 2021, Cuevas Nieves denunció amenazas del grupo delictivo conocido como Unión Tepito, al que se ha llegado a vincular en reportes de prensa con el clan encabezado por el llamado “Señor de las Ligas”, René Bejarano, y con su esposa, la exlideresa magisterial y gestora de vivienda, Dolores Padierna.

“Celebro haber sido yo quien ganara el corazón de México al imperio de corrupción: Padierna-Bejarano. A mí jamás me encontrarán un video amarrando dinero con ligas, ni propiedades, ni millones en el banco. No me asustan ni me achican, soy una mujer íntegra, y con carácter”, dijo Cuevas unas semanas después de su triunfo electoral.

Pero más allá de las presunciones sobre vínculos de “La pareja imperial de la Cuauhtémoc”  –como se conoce también al matrimonio Bejarano-Padierna– con La Unión Tepito, Sandra Cuevas podría tener en su escenario inmediato una batalla a fuego cruzado con ambas organizaciones.

Así lo dijo EMEEQUIS, tras el ascenso de Sandra Cuevas, el politólogo Víctor Alarcón Olguín, doctor en ciencias sociales con especialidad en procesos políticos por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y maestro en gobierno por la Universidad de Notre Dame.

Explicaba el analista que Cuevas podría tener presiones institucionales y/o criminales. Por un lado podría enfrentar presiones de orden presupuestal, castigo en la asignación de recursos, obras, etcétera, “para obligar a la alcaldesa a que baje su tono”.

Y por otro, tendría que enfrentar al grupo delictivo, quizá con acuerdos, replegándose, o enfrentándose “a punta de operativos, caiga quien caiga, y poniendo a la Cuauhtémoc en llamas, un escenario muy complicado porque (la demarcación) es además sede de los poderes y ahí entraría entonces el gobierno de Claudia Sheinbaum y el federal”.

En ambos casos, explica el también Alarcón Olguín, meterían al gobierno de la alcaldesa en una dinámica de “inestabilidad”. 

Cuevas había denunciado por entonces que era objeto de amenazas por parte del grupo delictivo conocido como La Unión Tepito, presiones que presuntamente habían sido azuzadas “por una diputada federal de Morena”, de quien no dio el nombre.

“El grupo de Morena aún no aprende a perder, pretenden ser muy listos, principalmente una de sus diputadas federales, (que) me pone a alguno de sus muchachos. Ella sí está vinculada al grupo de La Unión y manda a sus muchachos, a que caminen por donde yo estoy caminando”, acusó Cuevas Nieves.

Alarcón recordó. “Monreal   también denunció presiones de la Unión Tepito, que le habían mandado dinero y lo estaban sobornando para seguir operando, como buscando el acuerdo económico, y Monreal salió a la denuncia pública. Me parece que lo que está haciendo la alcaldesa es un poco parecido, un control de crisis para tratar de ganar un poco espacio entre la opinión pública”.

TE RECOMENDAMOS: LOS CONFLICTOS DE INTERÉS DEL JUEZ DELGADILLO PADIERNA

En opinión del académico, Cuevas enfrentaría una disyuntiva. Una opción que tiene es “generar un movimiento de aceptación que de alguna manera la pueda vacunar frente a las presiones, cómo lo hizo Monreal, en su momento, para obtener un espacio y así poder replegar a estas organizaciones, como parte del estira y afloja, o un acuerdo de un manera menos pública, como ocurrió en el caso de Monreal: el silencio es un sinónimo de que se alcanzó un acuerdo”. Aunque admite que crear una base semejante no es cosa de dos días. |

La otra, señala, consistiría en que Cuevas “los enfrente abiertamente, a punta de operativos por ejemplo, que en su momento pondrían a la alcaldía en llamas, porque va a ser un combate caiga quien caiga, en un escenario muy complicado, utilizando su propia fuerza pública para mantener a raya al grupo criminal, literalmente estaríamos hablando de una guerra, o sea una solución tú por tú con estos grupos”.


Dolores Padierna y René Bejarano, también conocidos como la "Pareja Imperial" de la Cuauhtémoc. Foto: Cuartoscuro.com.


EL PODER POLÍTICO COMPRA EL PODER DE LA LEY

Las especulaciones sobre la relación entre la Unión Tepito y los Bejarano-Padierna han sido insistentes durante el sexenio actual. Ya desde hace algunos años se especulaba sobre dicho vínculo, entre otros detalles por el caldo de cultivo que representan los grupos clientelares controlados por el clan.

Pero las presunciones se multiplicaron después de que, en octubre de 2019, el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de Dolores, conocido por la dureza de sus sentencias, ordenara la liberación de 17 detenidos en un operativo con La Unión Tepito. El mismo juzgador que cumplió el anhelo del clan Bejarano-Padierna de llevar a prisión a Rosario Robles, la exjefa del gobierno de la Ciudad de México,

La necesidad de un juez en la familia la habían comprendido años atrás, cuando los llamados “videoescándalos” revelaron la perniciosa relación entre el empresario Carlos Ahumada y distinguidos miembros del obradorismo, encabezados por el mismísimo René Bejarano, operador principal de AMLO desde ese entonces.

Antonio Padierna, por su parte, formaba parte de la estructura de control clientelar de ambulantes de los Bejaro.Padierna en el Centro Histórico.

Ya en 2005, de acuerdo con investigaciones de prensa, Nueva Izquierda controlaba alrededor de 100 mil vendedores ambulantes en 9 demarcaciones, pero se amplió a grupos de taxistas, colonos, demandantes de vivienda y grupos anclados a los programas sociales implementados por el gobierno de AMLO en la CDMX.

Bejarano y Padierna se empoderaron a partir de los movimientos vecinales surgidos a raíz de 1985. Profesores ambos, fortalecieron a la par sus respectivos liderazgos al interior de la disidencia del sindicalismo magisterial capitalino, pero sobre todo se convirtieron en gestores de vivienda, lo que fueron los cimientos de una poderosa red clientelar que abarcaría después diversos órdenes.

Simultáneamente se sumaron al movimiento político de Cuauhtémoc Cárdenas en 1998 y sobre todo a la corriente liderada por Andrés Manuel López Obrador, primero a partir de 1997, cuando el tabasqueño dirige el comité nacional del PRD, y después en 2000, forman parte del círculo compacto que llega con el de Macuspana a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Fue entonces cuando Bejarano se convirtió en el principal operador político de López Obrador. Las estructuras clientelares quedaron a encargo de líderes intermedios, algunos de ellos, familiares.

Ana María Padierna Luna y Antonio Padierna Luna, hermanos de la fundadora de Nueva Tenochtitlan, se encargaban de grupos de ambulantes en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Al cabo, el poder de la pareja Bejarano-Padierna se multiplicaría en control de posiciones políticas, partidistas, burocráticas, administrativas. Aunque su desarrollo más visible ha sido en posiciones legislativas. 

El exlíder de la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de la Coordinadora Única de Damnificados del Sismo de 1985, y dirigente de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), René Bejarano Martínez, sólo ha sido diputado federal una vez. Pero también formó parte de la asamblea capitalina, justo la etapa en que fue exhibido embolsándose dinero en las oficinas del Grupo Quart de Carlos Ahumada.

Elio Ramón Bejarano, al igual que su hermano, fue asambleísta. La esposa de René, Dolores Padierna Luna, que ha sido ya cuatro tres veces diputada federal (1997-2000, 2003-06, 2018-2021)  y senadora (2012-18), igualmente fue legisladora local (1994-97). Cuando ella dejó su banco en Donceles, entró al relevo su hermano, Antonio Padierna Luna, cuñado de René, que fue reelecto para la VI Legislatura (2012-15) de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

La familia gobernó ya la demarcación Cuauhtémoc, que condujo Dolores (2000-03). En 2015 el que contendió para gobernar Azcapotzalco fue Antonio por el PRD. Ganó Pablo Moctezuma Barragán (Morena). Parecía una competencia interna del obradorismo. 

Y con el ascenso de AMLO, Antonio salió magistrado.

 

 @emeequis



logo mx
Más contenido
Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Anuncian el Gobernador Mauricio Vila Dosal y el Alcalde Renán Barrera Concha la creación del primer Hospital Veterinario Público del estado y todo el sureste. Este proyecto es resultado de la Declaración Mérida 2050 y representará una inversión conjunta de más de 15 millones de pesos.

Hace 19 horas

AMLO da luz verde a corcholatas de fin de semana. “Tienen libertades”

AMLO da luz verde a corcholatas de fin de semana. “Tienen libertades”

Seguirán los domingos de “corcholatas”. ¿Y los changarros de Ebrard, Sheinbaum, Monreal y Adán Augusto? El presidente les da autorización de hacer proselitismo hacia 2024 en sus ratos libres, pero con una advertencia: “Me tienen que alivianar la carga”.

Hace 5 horas