Logo MX

Precio
dólar

Al día

Gastos mortuorios. Hospitales públicos realizan compra “urgente” de bolsas para cadáveres

INER, INCAN y Hospital Gea González ordenan adquisición de más de mil mortajas y otros materiales para manejar cuerpos de personas fallecidas por el COVID-19. El contrato más cuantioso fue otorgado a una empresa inhabilitada y sancionada hace cinco años.

Por Vanessa Cisneros
13 abr 2020

coronavirus
Aspecto del manejo de pacientes con síntomas respiratorios en el Hospital General de Veracruz. Foto: Galo Cañas / Cuartoscuro.com

EMEEQUIS.– El Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), el Hospital General Dr. Manuel Gea González y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) han ordenado la compra “urgente” de 1,350 bolsas para cadáveres, en medio de la epidemia de coronavirus que ha causado hasta el domingo 12 de abril el fallecimiento de 296 personas en México.

De acuerdo con los registros de compras y licitaciones públicas gubernamentales, contenidos en la página de Compranet, las autoridades sanitarias han acelerado la adquisición de guantes, mascarillas quirúrgicas, delantales impermeables de manga larga, aditamentos de protección facial y mascarillas N-95, como parte de los insumos necesarios para el manejo de cadáveres de las personas que fallezcan por COVID-19. 

La documentación revisada por EMEEQUIS muestra que también han pedido bolsas impermeables para cuerpos y otros insumos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el tratamiento de los restos de personas que fallecieron a causa de esta nueva cepa de coronavirus. 

 

 

Algunas dependencias, como el INCAN, determinaron que la “compra de insumos para manejo de cadáveres COVID” debe de hacerse de forma “urgente”. 

En medio de la emergencia sanitaria también se documentó que el INER, uno de los principales hospitales que está atendiendo la epidemia, compró estos insumos con un proveedor que fue inhabilitado y sancionado por la Secretaría de la Función Pública (SFP), cinco años atrás, por la falsificación de un registro sanitario. 

Mientras que el INER compró mil bolsas para cadáveres, el INCAN está en proceso de adquisición de 300 mortajas, al tiempo que el Hospital Gea González programó allegarse de 50 de estas piezas

Este nuevo virus, que apareció por primera vez en la provincia de Wuhan, China, a finales del año pasado, ya ha cobrado la vida de 114 mil personas en todo el mundo hasta el domingo 12 de abril, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

  

Detalles del contrato del INER.

  

COMPRAS URGENTES 

“La adquisición es urgente”, dice un oficio firmado por el subdirector de Patología del INCAN, el doctor Héctor Maldonado-Martínez. 

El documento consultado por EMEEQUIS, fechado el 1 de abril de este año, y dirigido a quien corresponda, describe que ese instituto, encargado de atender a pacientes con enfermedades oncológicas, está buscando a un proveedor para la “compra de insumos para manejo de cadáveres COVID”. 

En un cuadro en forma de lista, en la primera fila se describe que el INCAN necesita de manera “urgente” comprar 300 bolsas impermeables para cadáveres de 190 a 230 centímetros de largo, por 80 a 100 de ancho.

En esa lista también se indica que se necesitan 300 delantales protectores con mangas de talla mediana, 300 más de talla grande y 300 cubrebocas quirúrgicos con careta, visor o mica protectora, que cubra el rostro de fluidos corporales. 

“Estos insumos son indispensables para la adecuada protección del personal que manejará en su momento los cadáveres de los pacientes fallecidos a causa de esta pandemia”, dice el documento.

“Tal protección favorecerá nuestra contribución al mejor control de la transmisión de la infección en nuestra población. Los requerimientos están basados en los lineamientos emitidos por la OMS y la Sociedad Española de Patología (SEAP), para el manejo de los diferentes aspectos de esta pandemia”, indica y pone como fecha límite el 3 de abril pasado para que los proveedores presenten sus ofertas.

De acuerdo con los registros de Compranet consultados por esta revista digital, esta compra todavía está en curso. 

 

La adquisición tiene carácter de "urgente" para el INCAN. 


La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una serie de recomendaciones para que el personal médico pueda tener un correcto manejo de los cuerpos de personas que fallecieron por COVID-19.

En él se menciona que el personal que maneje el cuerpo de las personas que fallecieron por este virus debe contar con guantes, una mascarilla quirúrgica, un delantal impermeable de manga larga, protección facial y, en caso de realizarse una necropsia, en donde se debe de abrir el cuerpo para dictaminar la causa de su muerte, es indispensable el uso de una mascarilla N-95. 

La SEAP establece además que los cuerpos que fallecieron por el COVID-19 deben introducirse en bolsas sanitarias para su correcto manejo. 

SE RECOMIENDA CREMACIÓN

La Secretaría de Salud (SSA) publicó su Guía de manejo de cadáveres por COVID-19. En ella se describen los lineamientos a seguir para tratar los cuerpos de las personas que fallecen por este virus en el territorio mexicano.

 

 Parte de la guía del gobierno donde se menciona el uso de bolsas para cadáver.


Esta guía retoma los lineamientos de ambas autoridades sanitarias mencionadas antes, incluyendo el uso de equipo de protección personal para el personal médico que maneje los cuerpos. Entre los protocolos destaca el uso de bolsas para trasladar los cadáveres de los fallecidos por el COVID-19. 

“El cadáver debe introducirse en una bolsa de traslado para cadáver biodegradable, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior e impermeabilidad”, puntualiza el documento oficial.

Allí también se describe que, una vez que ocurre el deceso, estos cadáveres deberán de “disponerse” de manera rápida. 

“La  disposición  final  del  cadáver  será  lo  más  pronto  posible,  preferiblemente  mediante  cremación; de no ser posible, se practicará la inhumación en sepultura o bóveda. Si el destino final es entierro este se da en las condiciones habituales”, indica. 

Allí se indica también cómo deben de actuar las funerarias para los procedimientos de tratamiento de los cuerpos. Estos lineamientos establecen que estos negocios no podrán dar “retoques”, limpiar o embalsamar los cuerpos si no cuentan con el material de protección necesario para ello.

“No se deben realizar actuaciones de limpieza ni intervenciones de tanatopraxia o tanatoestética sobre el cadáver, sino se puede garantizar el uso correcto de equipo de protección personal apropiado”, describe.

Esta guía recomienda no hacer rituales fúnebres que conlleven reuniones o aglomeraciones de personas que puedan tener algún tipo de contacto con el cuerpo. En caso de realizar un rito funerario, específica, se recomienda hacerlo en menos de cuatro horas con el féretro cerrado y con menos de 20 personas, siempre y cuando el espacio garantice que exista la sana distancia entre ellas. 

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención, ha declarado que las funerarias no pueden negarse a dar sus servicios para el tratamiento de cuerpos de personas que hayan fallecido por COVID-19, pero tienen que hacerlo en apego a los lineamientos. 

EL PROVEEDOR QUE FUE INHABILITADO

El INER adquirió mil bolsas para cadáver con la empresa Químicos Universal Villavicencio, que fue inhabilitada y sancionada por presentar un registro sanitario falso cinco años atrás.

El Instituto, designado como uno de los hospitales receptores principales para pacientes con coronavirus, otorgó un contrato por 290 mil pesos a esta razón social para la compra de 1,000 bolsas para cadáver “incinerable, antibacterial y biodegradable”, con cierre. 

Así lo indica un documento publicado en el sitio de Compranet, en donde se describe que este contrato inició el 3 de abril pasado y terminará hasta el 31 de diciembre de este año. 

En enero del 2015, la ASF determinó que la empresa Químicos Universal Villavicencio presentó un registro sanitario y una carta de respaldo a nombre de Jesús Armando Ramírez Romero, quien estaba inhabilitado y multado como proveedor del gobierno por la misma auditoría. Lo hizo para obtener un contrato con la Secretaría de Salud. 

 

  La sanción para la empresa surtidora como apareció en el DOF. 


Ramírez Romero se encontraba bajo esa condición porque presentó un registro sanitario falso para ser contratado como proveedor. La ASF determinó que por esta acción, Químicos Universal Villavicencio sería inhabilitada por dos años y medio a partir del primero de enero del 2015, como se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF). 

Desde entonces se le prohibió a las dependencias y entidades de la Administración pública de todo el país recibir propuestas o celebrar contratos con esta empresa. Además, se le impuso una multa por 971 mil 400 pesos. Esta sanción venció en julio del 2017. 

HOSPITAL GEA: 50 BOLSAS

 El Hospital General Dr. Manuel Gea González, uno de los principales hospitales sede para atender sólo a pacientes de COVID-19, ya programó la compra de 50 bolsas para cadáveres. 


Detalles de la solicitud del Hospital Manuel Gea González.


Al igual que las dos dependencias mencionadas, este hospital, dependiente de la Secretaría de Salud federal, publicó el 8 de abril pasado que requiere 50 bolsas para cadáver “incinerables, impermeables, antibacteriales, biodegradables” y con cierre.

Hasta el día de hoy, la convocatoria sigue abierta para que los proveedores presenten sus cotizaciones y finaliza el día 14 de abril.

El domingo 12 de abril, el diario Reforma dio a conocer que el Hospital Juárez de México (HJM), que ha sido reconvertido para enfrentar la epidemia de COVID-19, también solicitó “la compra urgente de mil 200 mortajas o bolsas para cadáveres”.

 

@vancg_

 

logo mx
Más contenido
El espejismo del Tren Maya maquilla derrumbe de la industria de la construcción

El espejismo del Tren Maya maquilla derrumbe de la industria de la construcción

De enero a julio se han iniciado 3 mil 363 contratos de obra pública y servicios relacionados, 33.8% menos que en el mismo periodo de 2019: el mayor gasto es para el Tren Maya.

Hace 4 horas

La mancha voraz: ¿quién saldrá más raspado rumbo a 2021 con las declaraciones de Lozoya?

La mancha voraz: ¿quién saldrá más raspado rumbo a 2021 con las declaraciones de Lozoya?

El efecto Lozoya ya se siente en políticos nerviosos que se curan en salud. México sube el podio en Covid y nadie aplaude. EL HUMOR DE LA SEMANA, entre pandemia y corrupción.

02 / 08 / 2020