Logo MX

Precio
dólar

Al día

El T-MEC arranca en 2020: lo bueno, lo medio malo y lo regular

Aunque EU podrá meter sus narices en el campo laboral, expertos ven crecimiento económico y más exportaciones con el acuerdo comercial de América del Norte.

Por Patricia Tapia
30 dic 2019

T-MEC
Chrystia Feeland (Canadá), Jesús Seade (México) y Robert Lighthizer (EU) firman frente a AMLO el protocolo de adecuaciones al T-MEC. Foto: Cuartoscuro.com

Luego de más de tres años de negociaciones se llegó a un acuerdo para modernizar el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Expertos consultados por EMEEQUIS señalan que el nuevo pacto generará un crecimiento de medio punto porcentual durante el primer año, impulsará las exportaciones y mantendrá un tipo de cambio favorable para este país.

Los ajustes en materia laboral, aseguran, obligarán a México a cumplir mejores condiciones para los trabajadores mexicanos, mientras la industria automotriz tendrá que ponerse las pilas porque dentro de siete años el 70% del acero y del aluminio que utilicen deberá producirse en América del Norte.

TE RECOMENDAMOS: EL DERRAME DE PETRÓLEO

Los especialistas y representantes del sector privado han detectado tanto áreas de oportunidad como retos en los que se tiene que trabajar para sacar el máximo provecho al T-MEC, que ya fue aprobado en el Senado mexicano y en la Cámara baja de Estados Unidos. Se espera que en enero de 2020 se apruebe en el Senado estadounidense y entre en proceso legislativo en Canadá, pero no pasa del próximo año para que el acuerdo entre en vigor.

LO BUENO

Para Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) y profesor del Centro de Relaciones Internacionales de la UNAM, el que se haya llegado a un acuerdo sobre el tratado significa que en primer instancia se le da certidumbre y confianza a los empresarios. “Es una confianza de muy largo aliento, ya que a la fecha que entre en vigor el tema estará vigente 16 años”. 

Asimismo, comenta que en el Lancen se ha hecho un cálculo que en el primer año en que entre en vigor el tratado tendrá un impacto de medio punto porcentual en el PIB del país,  lo que significa entre 15 y 20 mil millones de dólares.

Ricardo Ramírez Hernández, presidente de la Comisión de Comercio y Políticas de Inversión de la International Chamber of Commerce en México, dice que la simple noticia de que se concluyó, es buena. “Creo que se ha visto en los últimos días, ha mejorado el tipo de cambio, las señales macroeconómicas son buenas”.

TE RECOMENDAMOS: HIDROSINA, LA CONSENTIDA

Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo de Negociaciones Estratégicas del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), indicó que la ratificación de las modificaciones al tratado llega en un momento muy importante para México y que si bien no resolvía todos los problemas económicos y la falta de crecimiento, sí es una piedra angular de desarrollo que en el corto plazo nos veremos más beneficiados con más crecimiento de exportaciones, pero las inversiones vendrán después.

“Tenemos tratados comerciales con 50 países, todos están viendo esta señal, se revalida nuestra permanencia en el grupo de América del Norte, que es el tratado comercial más exitoso del mundo”.

LO MEDIO MALO

Uno de los temas que ha ocasionado más controversia y dudas es el relativo a lo laboral, donde México tendrá que reformar sus leyes, modificaciones que se tendrán que acatar y hacerlas cumplir, para lo que cuenta con un plazo de cuatro años, ya que de lo contrario habrá sanciones.

El capítulo 23 del T-MEC apunta que se tienen que realizar leyes y regulaciones relacionadas con los siguientes derechos laborales:

  • La libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva (sindical).
  • La eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.
  • La abolición efectiva del trabajo infantil, la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y otras protecciones laborales para niños y menores.
  • La eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.
  • Condiciones aceptables de trabajo respecto a salarios mínimos, horas de trabajo, y seguridad y salud en el trabajo.

Aquí uno de los cambios importantes que se discutirá en México el próximo año es tema del outsourcing, donde se plantea una regulación para respetar los derechos laborales de los trabajadores.

TE RECOMENDAMOS: LOZOYA SE ESCONDE EN RUSIA

“Desde 2018, hicimos un fuerte llamado de atención porque decíamos en donde iba a haber una fuerte reacción por parte del empresario, justo es en el anexo 23, en los artículos 23.3 y 23.4 porque se abre una nueva gobernanza laboral”, pero de ninguna forma es algo negativo para los trabajadores, indica el coordinador del LACEN. 

Además, se dispone que habrá agregados laborales para revisar que se cumplan las leyes, si se juntan más de tres faltas se van a los paneles laborales y se determina si hay incumplimiento y se impone una sanción.

“El tema laboral quedó en un estándar muy estricto a cumplir y se le va a permitir a Estados Unidos, y bueno, también nosotros lo vamos a poder hacer, pero pues generalmente EU es el que va a poder inclusive poner restricciones comerciales a México si no cumple con su ley laboral”, apunta Ramírez Hernández.

Mientras que Moisés Kalach comentó que aquí ven algunos riesgos, principalmente en que la implementación de las leyes se hagan de manera adecuada.

“Los estándares y la forma en cómo actuamos y la visión que tenemos ante el ecosistema laboral tanto los patrones como los trabajadores, los sindicatos y el gobierno tendrá que cambiar, se tendrá que acompañar de un proceso educativo y de un plan de acción y reacción de cómo vamos a resolver y poner los problemas en la mesa, ese es un foco amarillo, lo bueno es que podemos atenderlo en casa”.

LO REGULAR

Otra de las modificaciones importantes fue en la regla de origen para vehículos de pasajeros, camiones ligeros y camiones pesados en materia de acero y aluminio establecida en el tratado, la cual apunta que 70% de las compras de acero y aluminio por parte de las empresas armadoras deberán ser originarias de América del Norte

Está disposición entrará a los siete años de que entre en vigor el T-MEC, para que el acero pueda ser considerado originario, debe ser elaborado desde su fundición inicial hasta el final de su proceso de producción.

Para Ignacio Martínez Cortés en esta parte hay una gran oportunidad para México, refiere que 100% de las cadenas globales de lo que México exporta, 63% recae en un solo sector que es el armador automotriz, por lo que ve un beneficio para el país con esta regla de origen.

Por el contrario, para el representante del CCE, este es un tema que no debería haber estado en la mesa, pues fue algo que se acordó a principios de año ya que no era el momento.

México debe prepararse para que esa cadena de abasto se integre aquí y no en Estados Unidos y Canadá, “las inversionesque se tienen que hacer son muy sustantivas y requieren de mucho tiempo… se tiene que trabajar con el gobierno para crear incentivos legales”.

LOS RETOS INTERNOS

No hay puntos negativos o débiles en el T-MEC, asegura Martínez Cortés, lo que sí es que México se encuentra en desventaja, pues no tiene cadenas de valor nacionales, “de 100 dólares que se exportan se requieren 83 dólares para adquirir bienes de consumo”.

Es la falta de capital o bienes de uso intermedio (equipos, maquinaria e insumos) para producir lo que se va a exportar. “Entonces México tiene que invertir hacia su planta productiva nacional para poder impulsar un nuevo ecosistema de exportación y que el T-MEC no se convierta en un mecanismo de crecimiento sino que sea utilizado como un instrumento de desarrollo”.

Advierte que de no ver el tratado como un medio de desarrollo se seguiría cometiendo el mismo error que se tiene desde hace 25 años de tener un norte exportador y un sur sureste que no participa en ese esquema.

Pone como ejemplo, que el año pasado del 100% que se exportó Nuevo León contribuyó con 47%, mientras que Oaxaca sólo representó 0.02%.

LA DESAZÓN

Tanto Moisés Kalach como Ricardo Ramírez coinciden en que la última parte de la negociación que llevó a cabo Jesús Seade, subsecretario para América del Norte, se dejó fuera de la consulta al sector privado, no tuvo un acompañamiento técnico, lo cual impidió que México hubiera podido haber conseguido mejores condiciones.

“Me quedo en particular con un sabor de boca sobre cómo se llevó a cabo la última parte de la negociación, porque en mi opinión fue muy poco transparente… primero lo hizo alguien que no tenía ninguna facultad para hacer esto… todo lo supimos hasta el final, nos explicaron a cuenta gotas. El Senado mexicano lo aprobó en 24 horas y no había texto en español, hasta después”, indica Ramírez Hernández.

Moisés Kalach dijo que aunque se acata lo que hizo el gobierno mexicano no quiere decir que los privados estén contentos con todo. México cuenta con un cuarto de junto con 300 personas con conocimiento técnicos y que no se utilizó al final de la negociación “no se pudo considerar o no se tuvo la voluntad de hacerlo”.

@ptcervantes

 

 

logo mx
Más contenido
La llegada de Inversión Extranjera Directa a Yucatán continúa fuerte

La llegada de Inversión Extranjera Directa a Yucatán continúa fuerte

El estado registró un aumento de 126% en el flujo de IED, el segundo valor más alto de la entidad para un primer trimestre desde que se tiene registro, resultado de la constante promoción de Yucatán que realiza el Gobernador Mauricio Vila Dosal a nivel internacional.

27 / 05 / 2022

Yucatán en París. Promueven sus ventajas competitivas ante empresarios franceses

Yucatán en París. Promueven sus ventajas competitivas ante empresarios franceses

En París, el gobernador Mauricio Vila Dosal presentó a Yucatán como un lugar con ventajas competitivas y certeza jurídica para empresas de diversos rubros. Se reunió con integrantes de cámaras empresariales, centros universitarios de investigación, innovación digital e incubadoras de negocios.

17 / 05 / 2022