Precio
dólar

Al día

“El pueblo es mucha pieza”. AMLO exhibe músculo luego de un año de gobierno

Las arengas de siempre, contra conservadores y corruptos, resonaron entre los asistentes al festejo por el primer año de gobierno. Unas 250 mil personas acudieron al Zócalo a refrendar su apoyo a la 4T.

Por Vanessa Cisneros
2 dic 2019

AMLO se detenía para saludar a sus simpatizantes. Foto: Sitio oficial de Andrés Manuel López Obrador.

Las arengas de López Obrador no han perdido resonancia tras un año de gobierno. La gente le sigue festejando que grite: “La principal tarea del gobierno es desterrar la corrupción política” o “en el sexenio pasado se impuso la mal llamada ‘reforma educativa’”. A un año de asumir el poder, alrededor de 250 mil personas que acudieron al Zócalo capitalino no le quitaron la mirada de encima y escucharon con atención su informe de gobierno.

A lo largo del discurso repetirá sus éxitos, como las diatribas contra sus adversarios: “Los conservadores corruptos que recurrieron al sabotaje jurídico”. Y enlistará sus logros: cumplió, según su discurso, con 89 de los 100 compromisos que hizo hace un año. 

Y agradecerá el apoyo de la gente: “Durante toda mi vida pública y sobre todo en los momentos más difíciles siempre he tenido un Ángel de la Guarda que se llama pueblo. Ustedes siempre me han apoyado y me han sacado a flote, porque el pueblo es mucha pieza. Al pueblo le debo todo lo que soy”, grita frente a un podio el presidente que ganó con 30 millones de votos en las elecciones del año pasado. 

TE RECOMENDAMOS: "¡TODOS SOMOS LEBARÓN!"

Mientras tanto, unas 20 mil personas (según cálculos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana) se instalaban en el Monumento a la Revolución para entonar cánticos contra López Obrador. El otro México que aquí, en el Zócalo, no pinta. 




EN AUTOBÚS, A PIE O DE AVENTÓN 

Su público de esta tarde ha llegado de distintas formas. Unos vinieron por su propio pie, en autobús o auto y otros fueron traídos por líderes políticos locales, quienes asistieron al festejo que fue aderezado con la música de Los Salmerón, un grupo de música tradicional de Tierra Caliente; La Sonora Santanera, Caña Dulce y Caña Brava y el flautista Horacio Franco. 

“AMLO. Me canso ganso”, dice el bordado de la nueva cachucha que adorna la cabeza de Gildardo Terán Miranda. El oriundo de Oxtotitlán, Guerrero, de 74 años, ha venido desde allá en un viaje exprés que él mismo pagó con su dinero “exclusivamente a la fiesta de Obrador”.

Él se para frente a un puesto improvisado de recuerdos en la calle de Madero, a pocas cuadras del Centro Histórico. Levanta una gorra color hueso que hace juego con su camisa, la paga y se la pone. Está listo para resistir el sol invernal, que quema lo mismo que el de verano, y aturde las cabezas de los asistentes este domingo en el Zócalo Capitalino. 

TE RECOMENDAMOS: AMLO CIERRA EL AÑO COBIJADO


La gente coreaba todos los dichos de López Obrador. Foto: Graciela López / Cuartoscuro.com


Una veintena de mantas acomodadas en el piso a manera de puestos adorna esa avenida, en donde se cruzan tiendas de ropa y zapatos de línea con vendedores ambulantes que lo mismo ofrecen peluches, que tazas, camisas, sombreros, paraguas, entre otros productos que tienen como figura decorativa al presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien festeja su primer año de gobierno.  

Simpatizante desde los inicios políticos del tabasqueño, Gildardo cuenta que hizo cinco horas de camino para llegar y que este gobierno es distinto, porque “está haciendo muchas cosas buenas en beneficio de la gente más humilde”. A él, por ejemplo, le toca una pensión de 2 mil 500 pesos cada dos meses, como parte de los programas sociales de la 4T. 

Al igual que el guerrerense, 250 mil personas acudieron este domingo a la plancha del Zócalo capitalino para celebrar el primer año de gobierno de López Obrador. Entre porras que coreaban “¡es un honor estar con Obrador!” y “¡sí se pudo!”, gente de varias partes del país acudió a mostrar su apoyo al mandatario.

Ana Iris Hernández López, de 35 años, también trae una cachucha, pero la de ella es blanca y señala que viene con el grupo de Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador de Veracruz, quien también es morenista. 


Los asistentes también disfrutaron un repertorio musical. Foto: Graciela López / Cuartoscuro.com


“¡LO AMAMOS!”

Jorge Villa camina hacia el Zócalo sosteniendo un estandarte con las dos manos. Al centro de la bandera que carga está la Virgen de Guadalupe y en cada esquina de la manta con bordados dorados y cafés se encuentra la foto de varios personajes que han sido emblemáticos en la historia de este país. 

Miguel Hidalgo y Costilla, Benito Juárez, Emiliano Zapata y el actual mandatario componen el cuadro de ese estandarte, que se parece al que los libros de historia y los retratos dicen que el padre de la patria empuñaba.

“Nuestra Virgen de Guadalupe ha estado presente en los movimientos más importantes de México, desde la Independencia, la Revolución y no podía faltar en un movimiento social como el que estamos viviendo ahora”, dice el contador guadalupano de 63 años, mientras se dirige hacia el Zócalo Capitalino. 

“¡Lo amamos! ¡Lo amo a López Obrador, mi buen presidente de México!”, grita frente a la cámara Amaral Escamilla, una mujer mayor, de pelo teñido, quien también trae una bandera blanca. “Viva la 4T”, señala la tela lisa que ha sido pintada con un plumón negro. 

Luego escucha a la Sonora Santanera a lo lejos y comienza a bailar en medio de un círculo formado por otras personas que la acompañan desde Azcapotzalco. 




Pero no todos los asistentes disfrutaron de la misma manera el primer año de gobierno del morenista. También hubo quienes, en medio del baile de los otros, escondían que estaban ahí por compromiso más que por ganas.

Enrique Simbrón Jardón no simpatiza con el presidente ni votó por él, pero forma parte de la sección 34 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social y acudió al festejo junto con otras 800 personas vestidas de blanco de esa sección.

“No somos corporativistas ni acarreados”, comenta a la vez que se queja que el gobierno no ha cumplido con sus promesas, a pesar de que López Obrador diga lo contrario en su discurso. 

“Estoy seguro que todo el mundo esperaba que fuera el cambio de la esperanza que se dijo, pero le dicen ‘el niño de las tortillas’, porque se quedó con los cambios, porque no hay nada (…) Haciendo un balance no hemos sacado mucho de provecho todos los mexicanos. Es más el fanatismo y la idolatría que le tienen al señor”, señala, mientras detrás de él la gente grita “¡Viva Obrador!”.

 

@vancg_

 



Más contenido
Aquí no es “depósito de ciegos”, les dicen a nueve estudiantes invidentes para dejarlos en la calle

Aquí no es “depósito de ciegos”, les dicen a nueve estudiantes invidentes para dejarlos en la calle

Tuvieron que recurrir a amparos para que los dejaran volver, pero su situación permanece en la incertidumbre, pues la directora los niega como alumnos.

Hace 7 horas

Peña Nieto se olvidó de la industria petroquímica: el desplome continúa

Peña Nieto se olvidó de la industria petroquímica: el desplome continúa

Plásticos, ropa, pintura, cosméticos y otros subirán de precio si se mantiene esta tendencia.

Hace 17 horas