Logo MX

Precio
dólar

Al día

"El Gas Bienestar va a provocar un derramamiento de sangre y AMLO lo sabe"

Un conductor de pipas de gas LP narra a EMEEQUIS lo que pasa cuando alguien se mete a las rutas que dominan las mafias de combustibles en México, esas a las que el presidente quiere dominar con la Guardia Nacional, para cumplir su promesa de energéticos baratos.

Por Óscar Balderas
16 jul 2021

AMLO, GAS BIENESTAR
Policías estatales detuvieron a nueve empleados de la empresa gasera SoniGas tras ser descubierto ordeñando los tanques.

EMEEQUIS.– El peor dolor es el que llega de madrugada, cuando llueve mientras todos están dormidos. Es como si Tláloc se metiera a la cama de Julio Sánchez y, en la oscuridad, mientras su esposa y dos hijos reposan en paz, le clavara un cuchillo que rasga piel y músculo desde la rodilla derecha hasta el tobillo.

“Mira, haz de cuenta que siento que me desgarran de aquí hasta acá”, dice Julio Sánchez, conductor de pipas de gas LP en el Estado de México, mostrándome una cicatriz redonda, donde alguien le estrelló un martillo. “Es peor cuando llueve… es como el dios ese me apuñalara y me despierto gritando de dolor”.

En verano todo es peor. Su esposa, harta de sus alaridos a las 3 de la mañana, ya no duerme con él en temporada de lluvias. Cada primera lluvia de verano, desde hace cuatro años, ella se muda a la planta baja de la casa que comparten en Iztapalapa, Ciudad de México, y prefiere dormir en un incómodo sillón que le dobla el cuello.

Si no llueve, Julio Sánchez, de 52 años, se levantará de buen humor, listo para su jornada de 10 horas detrás del volante. Pero si llueve, y él debe sobarse a solas la pierna y rumiar su enojo porque su esposa no subió a calmar el dolor, se pondrá de un humor sombrío que no se le quitará en todo el día.

“Me arruinaron la vida, mi salud, mi matrimonio, hasta mi relación con mis hijos porque ya no puedo jugar futbol con ellos, como cuando teníamos un equipo”.

Julio Sánchez muestra a la cámara las cicatrices de la golpiza que le dieron integrantes del Sindicato Libertad.

“¿Quiénes?”, le pregunto y él hace un silencio tan largo que me hace pensar que no debí preguntar por “ellos”, como Julio Sánchez llama a quienes le rompieron la tibia y el peroné porque se sienten dueños del gas LP en el oriente del Valle de México.

“¿Como que quiénes?”, responde, fastidiado. “¡Pues los culeros esos del Sindicato Libertad! Se va a armar un desmadre todo por culpa del presidente”.

EL GOBIERNO QUIERE COMPETIR CONTRA PRIVADOS

¿De dónde viene el enojo de un hombre con la pierna rota en cuatro partes? No de una lesión que le acarreó una discapacidad. Ni de un dolor fantasma por un hueso que ya no es calcio, sino una aleación de metales que no sabía que existían. En realidad, viene de un anuncio hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 7 de julio, cuando reconoció que su promesa de bajar el precio del gas doméstico seguía en deuda.

La razón, dijo el presidente, es que las empresas privadas dedicadas a proveer gas LP no habían cumplido con el compromiso de impedir que el precio del carburante subiera más que la inflación, algo que escapa a su control.

TE RECOMENDAMOS: AMLOGAS AMENAZA LA MINA DE ORO DE LOS PRIVADOS

Según el análisis del gobierno federal, cinco empresas controlan el mercado del gas LP y se ponen de acuerdo para subir el costo a los consumidores. Entre 2018 a 2021 el precio en el sector privado pasó de 18.22 a 20.94 pesos por kilogramo, mientras que Petróleos Mexicanos mantuvo estable el precio.

Así que anunció su solución al país: crear una empresa del Estado que entregue el gas a domicilio con precios controlados por el gobierno para incentivar a las empresas privadas a ofrecer precios competitivos. En el nombre llevaría el sello del gobierno: Gas Bienestar, aunque en redes sociales haya quienes le llamen “Amlogas”.

La noticia sorprendió a Julio Sánchez, quien sabe que la distribución del gas es negocio de mafiosos. Las rutas y las colonias donde se despachan están repartidas entre grupos violentos por las cuales pagan cuotas que asemejan al “derecho de piso” que cobran los cárteles de la droga.

“AMLOGAS” EN TIERRA DE MAFIOSOS

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP (Amexgas) tiene identificadas a algunas de esas mafias: La Unión Iztapalapa, Movimiento Unificado de Gaseros de la Zona Oriente, Los Selectos 09, Portatileros de Gas LP y Transporte en General, los ACME, Sindicato Libertad, entre otros.

Operan en al menos la mitad del territorio mexicano, pero especialmente en la Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Guanajuato, Querétaro, Jalisco y Tamaulipas, donde roban el gas LP, lo meten en cilindros y lo venden al precio que ellos deseen.

Si alguien quiere vender en “sus territorios”, deben pagar altas cuotas en efectivo; quien lo hace sin pagar es golpeado, secuestrado, torturado, incluso asesinado. Muchos choferes lo saben y se rehúsan a trabajar en las tierras de las mafias gaseras, pero a veces las empresas los obligan y todo lo que les queda es rezar para entrar y salir de esas colonias tan pronto como puedan.

“El presidente dirá lo que sea, los empresarios también, los jefes igual… pero si antes no se chingan a las mafias, el que va a pagar los platos rotos es el chofer, el más jodido de todo este negocio”, lamenta Julio Sánchez.

“ME DEJARON TIRADO COMO PERRO”

El 19 de octubre de 2017, la vida de Julio Sánchez —quien pidió usar un pseudónimo por temor a las represalias, pero se identificó con este reportero con su expediente médico— cambió radicalmente cerca de las 5 de la tarde. Había dejado su pipa en una de las plantas de gas LP de la empresa para la cual colaboraba, cuando cinco hombres se le aventaron como una jauría furiosa.

Dos de ellos cargaban con un martillo, uno más con una cadena y los últimos dos pegaban como si tuvieran ladrillos en lugar de manos. Por unos eternos dos minutos, a Julio Sánchez lo apalearon ante la mirada de los vecinos de la colonia San Agustín, en Chimalhuacán, Estado de México, quienes prefirieron dar media vuelta en lugar de auxiliarlo.

Además de romperle la pierna derecha, le destrozaron la nariz, dos dedos de la mano y le provocaron dos heridas que requirieron sutura: 12 puntadas en la cabeza, tres en el labio inferior. Al daño físico se sumó el económico: más de 40 mil pesos en cuentas médicas.

“Ya cuando me dejaron en el piso uno de ellos me escupió y me dijo ‘para que no te andes metiendo en las rutas de La Libertad’ y yo entendí perfecto: se sienten dueños de las rutas del gas y hacen pura chingadera.

Ese mes, tres choferes más fueron víctimas del ataque del Sindicato Libertad, cuyo nombre registrado ante la Secretaría del Trabajo es Confederación Libertad de Trabajadores de México. Su líder, Hugo Bello, está preso desde febrero de este año en el Reclusorio Sur por el delito de robo agravado en pandilla.

“A uno le quebraron la cabeza de acá hasta acá”, dice el chofer de pipas y traza con su dedo una línea imaginaria arriba de la nuca, casi de oreja a oreja. “No sé cómo sigue vivo… y a otros dos los secuestraron unas horas y les pusieron una golpiza tremenda.

“Yo me salvé de milagro. Siempre he estado fuerte… bueno, era, antes, ahora ya no. Pero yo jugaba fútbol en el barrio y le entro bien a los trancazos, pero eran muchos… Estuvo muy feo, aunque siendo sincero lo que más me dolió fue la humillación: me dejaron ahí tirado como perro frente a mis clientes”.

UNA TAREA MÁS PARA LOS MILITARES

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció, sin decirlo, que el negocio de la distribución del gas LP es una actividad económica donde grupos delictivos, desde familias hasta cárteles, tienen fuertes intereses económicos.

Al anunciar la creación del Gas Bienestar, y fijar su puesta en marcha para octubre de este año, el presidente señaló que la nueva paraestatal será custodiada por la Guardia Nacional, que este año comenzará su integración bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Y también, como es un asunto vinculado con la economía popular, que nos importa mucho, va a haber vigilancia de la Guardia Nacional”, dijo el tabasqueño.

La medida provocó extrañeza, burlas y enojo en redes sociales. Cientos de usuarios cuestionaron que la Guardia Nacional se dedique a custodiar cilindros de gas y verificar los precios de los tanques, mientras la violencia sigue campeando en el país.

TE RECOMENDAMOS: LA GUARDIA NACIONAL VIOLA SISTEMÁTICAMENTE LA CONSTITUCIÓN

Hasta junio de este año, México ha sufrido cinco meses consecutivos de ascenso en el número de homicidios. Mayo de 2021 ha sido el peor mes del sexenio: dos mil 462 personas asesinadas, lo que significa un promedio diario de 80, una cifra que bajo los estándares de la ONU sólo se observa en países en guerra.

“Te voy a decir lo que va a pasar: el Gas del Bienestar va a provocar un derramamiento de sangre y AMLO lo sabe”, pronostica Julio Sánchez. “Por eso pone a la Guardia Nacional, pero no van a cuidar personas, van a cuidar los precios. Que a la gente se los lleve la chingada, lo importante es salvar la economía, eso piensa el presidente.

“¿De qué sirve poner a los militares a proteger el gas, si no vas a meterte con las mafias? No sirve de nada. Antes que nada hay que meter a la cárcel a todos esos… a los que me hicieron esto, a los que secuestran piperos… si antes no hay nada de eso, óyeme bien, va a haber muertos”.

Julio Sánchez sabe —literalmente hasta los huesos— de lo que habla: esta tarde hay un cielo gris que anuncia una fuerte lluvia. Hoy el dolor no lo va a dejar dormir.


@oscarbalmen



logo mx
Más contenido
Se viene el domingo de consulta, con la polarización a todo lo que da

Se viene el domingo de consulta, con la polarización a todo lo que da

El instrumento de consulta popular que, curiosamente, se promulgó con Peña Nieto, se estrenará este 1 de agosto con todas las de la ley, aunque desde hace 30 años se usa. Es la tercera vez que la gente votará sobre Carlos Salinas de Gortari.

Hace 2 horas

Paren su relajo: Alfaro cierra bares para un mejor regreso a clases

Paren su relajo: Alfaro cierra bares para un mejor regreso a clases

A partir de este miércoles se cierran bares y antros en Jalisco, con el fin de contener la tercera ola de la pandemia y garantizar un retorno a las aulas de manera segura en agosto. Sin embargo, da luz verde a estadios de fut.

Hace 15 horas