Logo MX

Precio
dólar

Al día

Conacyt admite que vacuna “mexicana” Patria está basada en desarrollo de Nueva York y va retrasada

Tras el reportaje de EMEEQUIS: “Patria: de vacuna para pollos a estandarte de la 4T (que tampoco se logró)”, Conacyt acepta que el desarrollo está tomado de Mount Sinai en Nueva York y que para su creación se utilizó el virus de la enfermedad de aves llamada Newcastle.

Por REDACCIÓN EMEEQUIS
10 feb 2022

Respuesta a Conacyt.
María Elena Álvarez-Buylla el 13 de abril de 2021 cuando presentó la vacuna Patria ante López Obrador. Foto: Captura de video.

EMEEQUIS.– “Si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación en uso de emergencia”. Así se expresó María Elena Álvarez-Buylla, directora de Conacyt, el 13 de abril de 2021, durante la conferencia matutina de AMLO.  

La vacuna resultó estar basada en un desarrollo de Mount Sinai en Nueva York y todavía no tiene patente mexicana como tal, apenas una marca registrada “Patria” concedida por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI). 

 

⇧ DALE CLICK ⇧


Y a estas fechas de 2022 Conacyt todavía está en la etapa de reclutamiento de voluntarios de la Fase 2, como reconoce la institución en una respuesta enviada a EMEEQUIS con motivo del reportaje publicado el 9 de febrero: “Patria: de vacuna para pollos a estandarte de la 4T (que tampoco se logró)”. 

Esta etapa, de acuerdo al propio calendario presentado por Conacyt, estaba prevista para finalizar en junio y julio de 2021, por lo que el retraso acumulado ya es de al menos seis meses, como se consignó en la nota. 

 

 Marca registrada, no patente.



Cronograma con 6 meses de retraso.


LA CARTA PUNTO POR PUNTO

Conacyt hizo llegar a través de una cuenta de correo oficial un documento en PDF sin firmas, membrete o logo, en el que aclara que “el desarrollo vacunal Patria” no se ha distribuido en México, ni en ningún otro país del mundo. 

“Este desarrollo aún está en proceso de evaluación clínica”, señala la carta, que niega que Patria está basada en “biológicos veterinarios”. Sin embargo, de acuerdo con la investigación realizada por EMEEQUIS, se encontró que la vacuna Patria se deriva de la modificación de otra que se utiliza para el tratamiento de la gripe aviar y que se produce en el laboratorio Avimex desde hace varios años. 

Además, en la misma presentación del 13 de abril, la misma directora de Conacyt dijo, de acuerdo con la versión estenográfica oficial: 

“Este desarrollo se basa –en la siguiente transparencia– en una plataforma que utiliza un vector viral de la enfermedad de Newcastle que no es dañina en humanos y que viene siendo utilizada en los laboratorios Avimex ya por 15 años, principalmente en el desarrollo de biológicos aplicados a uso veterinario, pero ahora comprometido este laboratorio mexicano con muchos premios, reconocimientos, a involucrarse en el desarrollo comprometido de vacunas humanas”.

La enfermedad de Newcastle, de acuerdo con el propio gobierno (Senasica): “Es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta a las aves de corral, como guajolotes, gallos, gallinas, pollos y codornices, entre otras; caracterizada por provocar coloración púrpura o amoratada en la cresta y barbilla de las aves afectadas”.






Carta enviada por Conacyt desde un correo oficial pero sin membretes. La remitente es Sandra Arcos Reyes, subdirectora de Vinculación con Medios. 

 

AVIMEX: PROBLEMAS RELEVANTES DE SALUD ANIMAL

Avimex dice en su página oficial: “Gracias al apoyo de nuestros clientes contamos con más de 7 décadas brindando soluciones a problemas relevantes de salud animal en el mercado avícola, porcícola, ganadero y camaronícola con ventas muy exitosas en México y en más de 30 países”.

Aunque también tienen una división humana “de reciente creación”: “Así mismo, en la División Humana de reciente creación, nos hemos propuesto dotar a la sociedad con vacunas innovadoras, basadas en la ingeniería genética para respuesta rápida y oportuna ante pandemias relevantes”. 

ENFERMEDAD DE AVES

“También es falso decir que ‘Patria’ está basada en ‘biológicos veterinarios’.

La plataforma tecnológica rNDV que utiliza el proyecto vacunal Patria se basa en el virus de la enfermedad de Newcastle, modificado genéticamente para generar una respuesta inmune específica contra el virus SARS-CoV-2. De manera similar, la vacuna ChadOx1-S (AstraZeneca) utiliza un adenovirus de chimpancé, también modificado genéticamente para proteger contra el virus SARS-CoV-2”.

La diferencia entre estos dos casos es que AstraZeneca es un laboratorio que se especializa en productos para humanos y la tecnología de su vacuna, de acuerdo con el Ministerio de Salud de España en su análisis de las vacunas contra Covid-19 en el que aclara que el uso previo de la vacuna AstraZeneca/Oxford fue para el combate del virus del Ébola.

Según el comunicado enviado, en el mes de abril de 2020 el Conacyt recibió 20 propuestas de proyectos de las que después de una revisión determinaron elegir cuatro proyectos a los que apoyaron económicamente: el de Avimex y otros de la UNAM, UASLP y UANL, a los que el Conacyt sí ha dotado de recursos.

 

Sin embargo, en la investigación de EMEEQUIS nos referimos a los que se expresaron en el comunicado de la SRE que son:

1.- El de Avimex -Imss-Cinvestav-Unam

2.- Unam-Cinvestav

3.- ITESM-UABC-IPN

4.- UAQ-IPN


En la respuesta del Consejo tampoco se especifica con qué montos aportaron a cada una de las universidades ni en qué etapa de avance van los proyectos.

¿MEXICANA O NO?

En cuanto a la pregunta del por qué consideran como mexicana una vacuna creada en Estados Unidos, el Conacyt expresa que “los investigadores de Icahn School of Medicine at Mount Sinai (Nueva York) desarrollaron la plataforma tecnológica (rNDV) que se utilizó para el desarrollo vacunal Patria, la cual ha sido licenciada para diversos usos en diversos países”.

Especifica que la razón de considerarla mexicana es porque se están llevando a cabo las pruebas en Avimex, que es una empresa cien por ciento de nuestro país, en la que trabajan científicos mexicanos. 

“Ha sido responsable de desarrollar todo el proceso posterior para la formulación de una vacuna específica contra el virus SARS-CoV-2, de conducir la investigación científica implícita en las fases de evaluación preclínica y clínicas en seres humanos, y finalmente también será responsable del proceso de fabricación en gran escala de la vacuna”.

El comunicado reconoce que existe la colaboración internacional y que esta misma plataforma se está utilizando en Brasil, Tailandia y Vietnam, como se expuso en la publicación.

También comenta que en la Fase 1 de las pruebas clínicas se contó con 90 voluntarios y para la Fase 2 se espera contar con 396 personas. La convocatoria para alcanzar estos voluntarios se lanzó desde el mes de diciembre de 2021 y hasta la fecha actual se sigue tratando de alcanzar este número para continuar con las pruebas de la Fase 2.  

Estas dos etapas, la Fase 1 y la Fase 2, son las que forman parte del apoyo de 135 millones de pesos que Conacyt transfirió a Avimex para la vacuna Patria.

 

@emeequis 

 

 


logo mx
Más contenido
“Estamos cansados de especulaciones”. Padre de Debanhi confirma la exhumación para este viernes

“Estamos cansados de especulaciones”. Padre de Debanhi confirma la exhumación para este viernes

“Queremos la verdad, queremos justicia, que se pongan en los zapatos de nosotros. Ahorita fue Debanhi, nos tocó, yo no hubiera querido estar aquí”, dice el señor Mario Escobar en su canal de Youtube. Después de dos retrasos, se realizará exhumación para segunda autopsia y otro dictamen.

Hace 44 minutos

Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Las mascotas también importan. Anuncian Hospital Veterinario en Yucatán

Anuncian el Gobernador Mauricio Vila Dosal y el Alcalde Renán Barrera Concha la creación del primer Hospital Veterinario Público del estado y todo el sureste. Este proyecto es resultado de la Declaración Mérida 2050 y representará una inversión conjunta de más de 15 millones de pesos.

Hace 21 horas