Logo MX

Precio
dólar

Al día

A Pemex ya no le roban tanto combustible, pero sigue pagando millones en reparaciones

Aunque se ha frenado el huachicol, las tomas clandestinas siguen surgiendo por todos lados: en los dos primeros años de gobierno de López Obrador, Pemex pagó poco más de mil millones de pesos para reparar perforaciones ilícitas, igual que con EPN.

Por Patricia Tapia
22 jun 2021

Tomas clandestinas en ductos de Pemex.
Trabajadores de Pemex clausuran una toma clandestina de combustible en la alcaldía Azcapotzalco. Foto: Cuartoscuro.com.

EMEEQUIS.– Uno de los grandes logros de esta administración es la reducción del robo de combustibles en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero las tomas clandestinas siguen a la orden del día, por lo que la Empresa Productiva del Estado mantiene un desembolso de millones de pesos en la reparación de su infraestructura y también para limpiar los derrames.

En los dos primeros años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la petrolera pagó en total poco más de mil 44 millones de pesos para la reparación de ductos. En 2019 fueron 555.6 millones y en 2020 fueron 489.1 millones, de acuerdo con datos de Pemex.

Aunque el gobierno apunta que el robo de gasolinas y diésel disminuyó considerablemente, los recursos que se siguen destinando para subsanar las perforaciones ilegales se mantienen igual que en los dos últimos años de la administración de Enrique Peña Nieto: mil 51 millones de pesos, una nula diferencia.

En 2019, la empresa que dirige Octavio Romero Oropeza tuvo un desvío de 6.4 miles de barriles diarios en promedio de combustibles y en 2020 fueron 4.8 mil barriles diarios, logrando una fuerte reducción respecto al cierre de Peña. En 2018 hubo un promedio de 56 mil barriles diarios, pero en noviembre de ese año llegó a 81 mil barriles.

Pero el número de tomas clandestinas hechas por los delincuentes no se abate. En 2019 se detectaron en la red de ductos de Pemex un total de 13 mil 67 perforaciones ilícitas, mientras que el año pasado fueron 11 mil 22, si bien se tuvo una reducción de 15.6%, estos números tampoco distan de las reportadas en la recta final de EPN.

TE RECOMENDAMOS: SOBRINAS Y SOBRINOS DE AMLO TIENEN ASCENSOS Y SUELDAZOS CON LA 4T

En 2017 las tomas clandestinas fueron 10 mil 363 y en 2018 fueron 14 mil 190, una diferencia de apenas 444 perforaciones ilegales contra los dos primeros años de AMLO.

Aunque el combate del denominado huachicol ha permitido una disminución del robo de combustibles y ha sido uno de los logros más presumidos por el presidente de la República, también reconoce que no se ha podido erradicar del todo.

“Entramos y tomamos la decisión de combatir ese robo que estaba como tolerado, para decir lo menos, permitido, y a partir de que se decidió combatir el huachicol se redujo a un promedio de 4 mil barriles diarios; de 80 mil a 4 mil y por ahí está, no hemos podido terminarlo”, dijo en febrero de este año, en una de sus conferencias matutinas. 


Elementos de la Guardia Nacional resguardan tomas clandestinas durante un cateo en el kilómetro 61 de la carretera Monterrey-Saltillo. Foto: Gabriela Pérez / Cuartoscuro.com.


CONTRATOS

En esta administración, Pemex ha otorgado una serie de contratos relacionados con el huachicol mediante adjudicación directa.

En su portal de transparencia se observa que abril de 2020 vía adjudicación directa, requirió el arrendamiento de 50 retroexcavadoras para los trabajos de eliminación de tomas clandestinas, así como la prevención de estas, mediante el suministro y colocación de concreto hidráulico especial reforzado, en los puntos de mayor incidencia, el monto de esto fue por 34.8 millones de pesos, aunque no reporta a quién se le dio dicho contrato.

En ese mismo año, igual por adjudicación directa se contrató a la empresa Bienes Sustentables, S.A. de C.V. para “actividades de urgente aplicación”, en atención a derrame por nafta ligera, derivado de una toma clandestina, por el cual pagó 17.9 millones.

Otro más para el manejo, transporte y disposición final de residuos peligrosos generados de la atención a la emergencia por derrame de hidrocarburo, también como consecuencia de una toma clandestina descontrolada, a la altura del oleoducto de Madero-Cadereyta. Este fue por 12.4 millones de pesos para la empresa GMG Enviroservice.

En 2019, dio uno igual para el arrendamiento de 20 retroexcavadoras para trabajos inherentes a la protección de ductos con concreto hidráulico especial reforzado, en algunos tramos de los poliductos Tuxpan-Azcapotzalco y Tuxpan-Tula por 3 millones a Maria Guadalupe Jiménez. 

TE RECOMENDAMOS: EXPEDIENTE BARTLETT: DOS TESTIGOS DE LA DEA ARRINCONAN AL DIRECTOR DE CFE

En marzo pasado, el director de Pemex dijo que, en cuanto a la estrategia contra el robo de combustibles, las acciones implementadas por el gobierno permitieron ahorros estimados para Pemex del orden de 75 mil millones de pesos, al pasar de un robo de 56 mil de barriles diarios en 2018 a 4 mil 500 mil registrados hasta el mes de marzo del presente año, agradeciendo a AMLO.

“Estos resultados no hubieran sido posibles sin la estrategia que usted, señor presidente instauró al respecto y contando con el institucional apoyo de las fuerzas armadas: la Secretaría de Defensa y la Secretaría de Marina, también de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a través de la Guardia Nacional y de los gobiernos de los estados”, declaró Romero Oropeza.

GAS LP: OTRO “PROBLEMITA”

El pasado 6 de abril, el presidente admitió que el combate al desvío de gasolinas y diésel por los delincuentes trajo consigo que migraran al robo de otro combustible: El gas LP.

“No hay ninguna posibilidad de que se restablezca el robo de combustible, porque no dejamos de combatir el huachicol y lo vamos a seguir haciendo… del robo de gasolinas pasaron al robo de gas, pero ya estamos enfrentando este tipo de ilícito y también lo del contrabando de gasolinas se está atendiendo”.

En febrero, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP y Empresas Conexas (Amexgas) dijo que el año pasado se hicieron 23 mil 323 tomas clandestinas en ductos de Pemex que transportan dicho hidrocarburo, que significan una pérdida para Pemex de 30 mil 168 millones de pesos.

Las perforaciones en este caso aumentaron un 77% respecto a lo que se registró durante 2019, cuando fueron 13 mil 136 tomas clandestinas.

Los estados que concentran esta problemática son: Veracruz, Jalisco, Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Tamaulipas y Querétaro.

En marzo de este año, la Comisión de Seguridad Pública del Senado emitió un dictamen en el que se exhorta al gobierno federal, los gobiernos de las entidades, así como municipales y alcaldías de la Ciudad de México para que, de manera coordinada, realicen las acciones necesarias para combatir los delitos relacionados con la sustracción de gas LP de ductos, vehículos, equipos o instalaciones, así como su comercialización, transporte, almacenamiento, distribución y expendio de procedencia ilícita.

 

@ptcervantes  

 

 

logo mx
Más contenido
Se viene el domingo de consulta, con la polarización a todo lo que da

Se viene el domingo de consulta, con la polarización a todo lo que da

El instrumento de consulta popular que, curiosamente, se promulgó con Peña Nieto, se estrenará este 1 de agosto con todas las de la ley, aunque desde hace 30 años se usa. Es la tercera vez que la gente votará sobre Carlos Salinas de Gortari.

Hace 2 horas

Paren su relajo: Alfaro cierra bares para un mejor regreso a clases

Paren su relajo: Alfaro cierra bares para un mejor regreso a clases

A partir de este miércoles se cierran bares y antros en Jalisco, con el fin de contener la tercera ola de la pandemia y garantizar un retorno a las aulas de manera segura en agosto. Sin embargo, da luz verde a estadios de fut.

Hace 14 horas