Archivo

La vida de los hijos de El Chapo, según Twitter

Se llaman Iván y Alfredo Guzmán. Son hijos de Joaquín Guzmán Loera, el mítico hombre que ha puesto a sus pies al mundo del narcotráfico. Teóricamente siguen en la mira de la PGR y la DEA. Han pasado tiempo en prisión o han estado a punto de hacerlo, por lo cual parecería que se mantendrían en la oscuridad. Pero hay algo que ningún treintañero o veinteañero, aun si se es hijo de El Chapo, puede dejar de hacer: tuitear.

Y ellos lo hacen con alegre frecuencia: cientos de fotografías y miles de comentarios, conversaciones y retuits dejan muy pocas dudas de la autenticidad de las cuentas. Paquetes de cocaína, campos de marihuana, torres de dinero en efectivo, rifles bañados en oro, cadáveres ensangrentados, aparecen en el día a día de los hermanos, dejando muy poco a la imaginación.

Pero no todo lo que tuitean está relacionado con su negocio.

Como las chicas Hilton o los niños Trump, Alfredo e Iván exhiben con desenfado los frutos del exitoso negocio de su padre. Mansiones, ropa y autos de lujo, viajes y animales exóticos, fiestas interminables.

No hay nada fuera de su alcance y quieren que el mundo lo sepa. Hojear »

    Revista emeequis

    Desplácese hasta la parte superior