Autoridades españolas condenan a los miembros de “La Manada” a 15 años de prisión por el delito de violación

Internacional, Noticias

Foto: Twitter

Sevilla, 21 de junio. – El Tribunal Supremo español revocó la sentencia impuesta a “La Manada” y elevó  la condenas para los cinco acusados a 15 años de prisión por un delito continuado de violación, luego de admitir los recursos de la Fiscalía, la víctima y las acusaciones populares que ejercen el Ayuntamiento de Pamplona y el gobierno de Navarra.

El fallo fue anunciado tras una deliberación de más de dos horas, justo después de que concluyera la vista pública en la que los cinco magistrados de la Sala escucharon los argumentos de acusaciones y defensas.

Tras esta deliberación, la autoridad española consideró que lo ocurrido en los Sanfermines de 2016 fue agresión sexual y no abuso, que es el delito por el que tanto la Audiencia Provincial como el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) habían condenado a nueve años de cárcel a José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero, Ángel Pozas y Alfonso Jesús Cabezuelo.

Es así que los cinco miembros del grupo de WhatsApp “La Manada” fueron condenados a 15 años de cárcel por el Tribunal Supremo (TS) por un delito de agresión sexual cometido en Pamplona (Navarra) en los Sanfermines de 2016, todos ellos detenidos durante la tarde de este viernes en Sevilla tras emitir el Supremo su sentencia, por lo que fueron trasladados a prisión desde las instalaciones de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental.

Según detallaron las autoridades, el miembro de “La Manada”, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero fue condenado a dos años más de cárcel, un total de 17, por su responsabilidad en el delito de robo  con intimidación del teléfono móvil de la joven madrileña víctima de los hechos. Asimismo, la Sala incrementó el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima a la cantidad de 100.000 euros.

Además, se inhabilitó a los cinco durante el tiempo de la condena, por lo que se les prohíbe acercarse a menos de 500 metros al domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente la víctima durante 20 años, y se les impone ocho años de libertad vigilada una vez cumplida la pena.

(Con información de ABC, El País, EP)
.

 

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior