Senadores de Morena exigen medidas de protección para la activista secuestrada en Guerrero, Obtilia Eugenio

* Principales, Estados, Noticias, Seguridad y justicia

Foto: Ricardo Aldayturriaga

Ciudad de México, 21 de febrero. – Ante la situación de desplazamiento forzado que enfrentan el pueblo indígena Me’Phaa, senadores de Morena urgieron a las instancias competentes de los gobiernos federal y del estado de Guerrero otorgar medidas cautelares a la dirigente de la organización, Obtilia Eugenio Manuel, así como a los integrantes del concejo municipal comunitario de Ayutla de los Libres.

En conferencia de prensa, la senadora de Morena, Nestora Salgado, hizo un llamado al gobernador de Guerrero a defender la vida de la activista e integrantes de la organización indígena, cuya tarea no es menor en una entidad donde acusó que el cacicazgo se resiste a dejar los cotos de poder.

La secretaria de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República exigió al estado respetar la labor de periodistas, comunicadores y luchadores sociales como Obtilia, quien tuvo la suerte de salvar su vida, pero otros no han corrido con el mismo destino.

“Hacemos un llamado urgente al gobernador del estado, que ponga atención en sus luchadores –sociales–, porque Guerrero está más o menos bien gracias a los que resistimos y hacemos la lucha”, expresó la morenista.

Obtilia Eugenio fue secuestrada el pasado 12 de febrero y liberad tres días más tarde junto con Hilario Cornelio Castro. Este jueves, la defensora  acudió a la Cámara de Senadores donde denunció abusos y amenazas militares.

Arropada por morenistas, denunció la manera en que fue privada de su libertad, bajo el argumento de que estaba bajo investigación en Ayutla. “Te vamos a partir la madre”, advirtieron los victimarios a Obtilia para que no denunciara ante las autoridades, pues ya sabían dónde se encontraba ella y su familia.

La dirigente de la organización pueblo indígena Me’Phaa pidió al gobierno de Guerrero la protección de ella y su vida, así como Hilario Cornelio.

Aunque ya cuenta con medidas cautelares provisionales, acusó que no se han cumplido como debiera. “Para mí es un milagro que esté aquí, nunca pensé que iba a salir viva de ahí. Pensé que a otro de mis compañeros que ya lo habían matado porque yo escuché como le decían: “¡chíngalo, chíngalo!”, mientras otro refutó: “no lo chingues porque nos van a chingar también a nosotros”.

La activista solicitó a los senadores de Morena apoyo para tener justicia por su caso ante varias denuncias que ha interpuesto y que no se han cumplido.

(Quadratín)

.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior