Fallece en París el legendario diseñador de moda Karl Lagerfeld

Espectáculos, Internacional, Noticias

Foto: Gestión

París, 19 de febrero. – El diseñador alemán de moda Karl Lagerfeld falleció hoy en París, informó la empresa Chanel.

El famoso modisto había dicho haber nacido en Hamburgo en 1935, pero también cursan versiones de que su año de nacimiento podría ser 1933 o 1938.

Lagerfeld, que dejó la ciudad del norte de Alemania en los años 1950 para radicarse en París, dejó su impronta en el mundo de la moda durante más de medio siglo.

En París condujo al éxito a diversas casas de alta costura, entre ellas Balmain, Patou, Chloé y Fendi. Según indicó en una de las incontables entrevistas de su trayectoria, el famoso creador de la melena blanca siempre sintió interés por la vestimenta sin saber que eso se llamaba moda.

En 1983 se convirtió en director creativo de Chanel, un paso que fue decisivo para la casa francesa.

El diseñador germano sacó a la marca de lujo de su estilo tradicional y revolucionó las típicas chaquetas de tweed con cintas y flecos. También combinó vestidos de alta costura con calzado deportivo.

Sin embargo, Lagerfeld siguió fiel al clásico vestido de coctel y al traje en tonos de rosa de Chanel. A partir de 1970 comenzó a presentar colecciones bajo su propio nombre.

Lagerfeld deja ahora como legado un imperio de la moda cuyo valor es estimado en varios millones de euros.

Su estilo fue elegante, minimalista e innovador. La pequeña chaqueta de Chanel, las espaldas descubiertas y los abrigos de lana con hebilla en el cuello son inolvidables.

Lagefeld renovó las líneas clásicas y creó nuevas tendencias. También hizo desfilar a las modelos más bellas, entre ellas Claudia Schiffer e Inès de la Fressange.

Hace pocas semanas se notó la ausencia de Lagerfeld allí donde siempre fue ovacionado con frenesí: en la pasarela del desfile que Chanel presentó a finales de enero.

La explicación oficial de la empresa fue que el veterano modisto se había sentido fatigado. Muchos se preocuparon entonces en París, donde Lagerfeld era considerado el último zar de la moda tras el fallecimiento de Yves Saint-Laurent.

Las exigencias del modisto alemán también eran legendarias. “Ya no me expongo al sol. Hace años que no lo hago. No quiero parecerme a una tortuga arrugada”, comentó una vez en referencia a su piel.

Lagerfeld tenía una biblioteca con más de 300 mil volúmenes, pero afirmó: “En principio, nunca he aprendido nada. Ni siquiera saqué el título del bachillerato. Nada”.

Su juicio sobre la ropa informal también fue tajante: “Quien usa pantalones jogger ha perdido el control sobre su vida”.

Su enorme voluntad creativa no se limitó a la alta costura. Su anuncio en 2004 de diseñar moda para la cadena sueca de tiendas H&M causó gran estupor. Lagerfeld se convirtió en el primer diseñador de alta gama que cooperó con H&M; le siguieron, entre otros, Lanvin y Versace.

Gafas de sol oscuras, una coleta blanca al estilo Mozart, cuello blanco almidonado y un anillo en cada dedo: así conoció el mundo a Karl Lagerfeld, que convirtió a este estilo de rasgos casi inmóviles en su propia marca personal.

(Con información de El País)

.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior