Premios Nobel de la Paz 2018 reciben el galardón con un llamado a combatir los abusos sexuales contra mujeres y niñas

* La nota del día, Internacional, Noticias, Sociedad

Foto: @DenisMukwege

Oslo, 10 de diciembre. – La iraquí Nadia Murad y el médico congoleño Denis Mukwege recibieron el Premio Nobel de la Paz 2018, con un llamado a la comunidad internacional a tomar acciones concretas frente a los abusos sexuales que sufren miles de mujeres y niñas en los conflictos armados.

“Si la comunidad internacional desea realmente ayudar a las víctimas de este genocidio (…) debe asegurarles una protección internacional”, declaró la iraquí de 25 años en su discurso de agradecimiento, pronunciado en kurdo en el ayuntamiento de Oslo.

Murad, ex esclava del yihadista Estado Islámico (EI), urgió a la comunidad internacional a proteger a los yazidíes en Irak y trabajar en favor de la liberación de miles de mujeres y niñas que siguen en manos de los extremistas.

La joven, quien fue secuestrada, violada y torturada por los yihadistas tras la ofensiva del EI contra la comunidad yazidí del norte de Irak en 2014, lucha en la actualidad por las mujeres y niñas, más de 3 mil, que continúan en manos del grupo terrorista.

“Es inconcebible que la conciencia de los dirigentes de 195 países no se haya movilizado para liberar a estas mujeres”, indicó.

“Si se hubiese tratado de un acuerdo comercial, de un yacimiento de petróleo o de un cargamento de armas, apuesto a que no se habría ahorrado ningún esfuerzo para liberarlas”, afirmó.

Murad recibió este lunes el Premio Nobel de la Paz conjuntamente con el médico congoleño Mukwege por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”.

En una rueda de prensa conjunta con Murad antes de la ceremonia de entrega del galardón, Mukwege pidió acciones concretas frente a los abusos sexuales.

“Hemos llegado a un momento en el que no basta con denunciar, hay que actuar. Los cuerpos de las mujeres son usados como campos de batalla, eso no es aceptable. Son prácticas deshumanizantes”, dijo.

La ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz estuvo presidida por la familia real de Noruega y estuvo precedida por el tradicional acto con niños organizado por Save the Children.

El programa de actos del galardón incluyó un concierto al aire libre con artistas noruegos delante del Ayuntamiento de Oslo y un banquete al que acudieron miembros del Comité Nobel Noruego y la familia real.

El Premio Nobel de la Paz es el único que no se otorga ni entrega en Estocolmo, a diferencia de los de Física, Química, Medicina, Literatura y Economía, sin embargo, todos son entregados el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte del fundador Alfred Nobel (1883-1896).

Este año, la Academia Sueca suspendió la entrega del Premio Nobel de Literatura, pero en 2019 se otorgarán dos, ante el escándalo de filtraciones y supuestos abusos sexuales que la colocó en una crisis histórica.

El galardón consta de una medalla de oro, un diploma y un cheque por nueve millones de coronas suecas (un millón de dólares), cantidad que se reparte si hay más de un ganador en la misma categoría.

(Notimex)

.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior