La ONU pide que redes sociales como Facebook bloqueen discursos que inciten al odio

Internacional, Noticias, Redes sociales

Foto: Actualidad Humanitaria

Ginebra, 29 de agosto. – Las redes sociales deben bloquear de forma proactiva los contenidos que incitan al odio y evitar campañas dirigidas contra minorías, como las emprendidas en Myanmar, resaltó el alto comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra’ad al-Hussein.

El representante de la ONU mencionó que expertos acusaron a los generales de Myanmar de “intención genocida” y dijo que Facebook había permitido que su plataforma se usara para incitar a la violencia contra los rohinyá.

Anteriormente, Facebook dijo que retiraría a varios oficiales militares de Myanmar de su web y de una cuenta de Instagram para evitar la propagación de “odio y desinformación”, después de revisar sus contenidos.

Zeid, Ra’ad dijo que sentía que Facebook no se tomó el asunto en serio en un principio, pero que la actitud de la compañía comenzó a cambiar después de que Yanghee Lee, informador especial de la ONU sobre derechos humanos en Myanmar, dijera en una conferencia de prensa en Ginebra que la red social era utilizada en el país para difundir discursos de odio.

“Pero no debería ser porque la prensa o la comunidad de derechos humanos les señala el problema para que luego respondan de repente. Deben ser conscientes de ello con anticipación”, sostuvo.

“Así que no creo que deban esperar hasta que comience la crisis. Deberían pensar de manera proactiva sobre qué medidas tomarán para mitigar eso”, agregó.

Facebook dijo el lunes que si bien fueron demasiados lentos para actuar en el caso de Myanmar, ahora estaba avanzando con una mejor tecnología para identificar discursos de odio.

Por otra parte, Zeid dijo que existe el peligro de que las redes sociales pudieran estar excesivamente reguladas de una manera que viola las leyes de derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión.

El pasado lunes la ONU dio a conocer  un informe que  revela los ataques que sufrió la minoría étnica rohingyas hace casi un año en Myanmar (ex Birmania), de parte del ejército, en donde señaló que existen elementos de “intento de genocidio”, por lo que pidió que el jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, sea investigado y formalizado por un tribunal internacional.

El documento además acusa al gobierno de Myanmar de hacer que el discurso discriminatorio contra los rohingyas fuera difundido en redes sociales y prosperara en el país. En ese sentido, explicó que el desplazamiento y los ataques contra la minoría en agosto de 2017 fue “un plan para la destrucción y el alcance extremo de la brutalidad de la violencia”, con el fin de “alterar la composición demográfica del Estado de Rajine”.

(Con información de La Jornada)

.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior