Hoy se festeja el Día de la Mujer Mexicana, pero este es el verdadero estado de las cosas.

* Principales, Equidad de género, Noticias

Ciudad de México, 15 de febrero.- Este día, que se celebra el Día Cívico de la Mujer Mexicana, es oportuno recordar información distribuida hace unas semanas por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), que hizo una recopilación de datos y cifras oficiales en torno a la calidad de vida de las mujeres.

Y la realidad que muestran no es nada agradable: dan cuenta de la discriminación y la violencia de todo tipo de la que son víctimas las mujeres en México.

Trabajo del hogar no remunerado
• De cada 100 personas que dedican tiempo a las tareas del hogar no remunerado, 63 son mujeres. (INEGI 2015b)

• Las mujeres contribuyen con 86% del valor económico de la preparación no remunerada de alimentos. Los hombres proporcionan el 14% restante (INEGI 2015c).

• El valor del trabajo del hogar no remunerado y de cuidados equivale a 24.2% del PIB del país, siendo las mujeres quienes aportan tres cuartos del mismo (INEGI 2015c).

Economía del Cuidado
• De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Uso de Tiempo (ENUT) 2014, las mujeres dedican:

» Casi 30 horas semanales al cuidado de personas menores de 15 años de edad; los hombres, 12.

» Casi 27 horas semanales al cuidado de personas con enfermedades o discapacidad; los hombres, 15.

» Un total de 13 horas semanales al cuidado de integrantes del hogar de cinco años o menos; los hombres, 5.

» casi 18 horas a la semana al cuidado de las personas de 60 y más años; los hombres, 15.

Trabajo remunerado
• De acuerdo con el Conapred y la Cepal, incluso cuando su empleo y educación son similares, los hombres ganan 34% más que las mujeres (Solís, 2017).

Sólo 42% de las mujeres de 15 años o más forman parte de la población ocupada. Entre los hombres, la proporción es de 75% (INEGI 2016).

• De acuerdo con un reporte de la OCDE (2017), las jóvenes mexicanas tienen casi cuatro veces más probabilidades que sus contrapartes masculinas de no trabajar ni estudiar. Gran parte de este fenómeno parece relacionarse con la maternidad: tres de cada cinco mujeres que no estudian ni trabajan son madres (61.4%).

Violencia de Género
• De acuerdo con los resultados de la ENDIREH 2011, casi la mitad (47%) de las mujeres de 15 años o más en México sufrió algún incidente de violencia por parte de su pareja (esposo o pareja, ex esposo o ex pareja, o novio) durante su última relación (INEGI 2011).

Dos de cada cinco mujeres en México (43.1%) han experimentado humillaciones, menosprecios, encierros, la destrucción de sus cosas o del hogar, vigilancia, amenazas de que su pareja se vaya, de ser corridas de la casa o de ser separadas de sus hijos, y amenazas con algún arma o con la muerte o con el suicidio de la pareja (INEGI 2011).

• Una cuarta parte de las mujeres en México (24.5%) ha recibido reclamos por parte de su pareja por la forma en que gasta el dinero, le han prohibido trabajar o estudiar, o le han quitado dinero o bienes (terrenos, propiedades, etc.) (INEGI 2011).

14 de cada 100 mujeres en México han sido golpeadas, amarradas, pateadas, tratadas de ahorcar o asfixiar, o agredidas con un arma (INEGI 2011).

La pareja de siete de cada 100 mujeres (7.3%) les ha exigido o las ha obligado a tener relaciones sexuales, o las ha obligado a hacer cosas que no les gustan (INEGI 2011).

• Las mujeres asesinadas durante 2013 fueron predominantemente niñas, adolescentes y mujeres jóvenes. Siete de cada 100 mujeres asesinadas eran niñas de 0 a 14 años (INEGI 2015e)

• Las mujeres y niñas son asesinadas predominantemente en sus viviendas (29.4%). Sólo 10% de los varones fue víctima de homicidio en su vivienda (INEGI, 2015e).

En 2013, 32 de cada 100 mujeres murieron ahorcadas, estranguladas, ahogadas, quemadas, lesionadas con objetos punzocortantes o golpeadas con objetos, mientras que la mayoría de los homicidios de hombres fue con un arma de fuego (65.2%) (INEGI, 2015e).

Derechos sexuales y reproductivos
• En los centros de reclusión de Guanajuato, Guerrero, Puebla y Querétaro, 17% de las mujeres reportó haberse sometido a métodos anticonceptivos por obligación y no por deseo propio (Gutiérrez 2011).

• En un informe presentado por Disability Rights y el Colectivo Chuhcan, más de 40% de las mujeres con discapacidad psicosocial entrevistadas reportó que se le había prescrito anticonceptivos sin proporcionársele información acerca de las alternativas existentes o de los potenciales efectos secundarios (Rodríguez 2015).

• Según la ENADID 2014, 3.2 millones de mujeres en México han tenido más hijos de los que querían. Una cuarta parte (26.5%) lo hizo por no saber sobre anticonceptivos o porque su pareja quería (INEGI 2014).

Una de cada cuatro niñas sufre de abuso sexual antes de cumplir 18 años, y seis de cada diez abusos sexuales son cometidos en el hogar por familiares o conocidos cercanos (CEAV 2014).

• De las 33 procuradurías de justicia en el país, sólo seis reportaron haber emitido alguna autorización de aborto por violación en el periodo de agosto 2012 a diciembre 2013. En total se reportaron 12 autorizaciones (GIRE 2015).

Actos de discriminación
De acuerdo con la ENADIS 2010, 56% de las mujeres está de acuerdo con la idea de que en México no se respetan sus derechos (CONAPRED 2012).

Asimismo, en la ENDIREH 2011, una de cada siete (14.9%) mujeres de 15 años o más que alguna vez han trabajado declaró haber pasado por alguna de estas situaciones: se le solicitó un certificado de ingravidez como requisito para su ingreso al trabajo, o no se le renovó contrato, se le disminuyó el salario o se le despidió a causa de un embarazo (INEGI 2011).

Entre 2011 y septiembre de 2017, el Conapred recibió 2,528 quejas presentadas por mujeres; 71% está relacionada con actos de discriminación en el mundo laboral. En una amplia proporción de los casos (801) la queja se debe a que se discrimina a las mujeres embarazadas.

La segunda causa principal de discriminación después del embarazo fue el género (458 casos).

La mayoría de los expedientes se resolvió durante el trámite, y el Conapred ha logrado incidir sobre las condiciones generales de trabajo.

A raíz de los casos, se han modificado estatutos laborales para que las mujeres reciban las mismas prestaciones que los hombres y se han incluido políticas de permanencia y ascenso en el empleo bajo una perspectiva de no discriminación.

Para más información, consulta el dossier elaborado por Conapred aquí.

 

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior