Retiran inversión millonaria de la compañía israelí de spyware NSO Group tras el escándalo #GobiernoEspía en México

* Principales, Nacional, Noticias, Seguridad y justicia

Foto: Citizen Lab

Ciudad de México, 16 de agosto.- El grupo inversionista Blackstone Group L.P. desistió de adquirir una parte de la empresa israelí de desarrollo spyware NSO Group, luego del presunto uso ilegal que el gobierno mexicano hizo del software de vigilancia.

De acuerdo con reportes de la agencia de noticias Reuters, en julio el periódico israelí de negocios Calcalist publicó que Blackstone Group estaba en negociando la compra del 40 por ciento de NSO Group, por alrededor de 400 millones de dólares.

La noticia provocó protestas de organizaciones internacionales como Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, Access Now y los periodistas y defensores de derechos humanos víctimas  del caso #GobiernoEspía, quienes publicaron una carta abierta a Blackstone L.P.

En la misiva, las organizaciones pidieron a Blackstone que se abstenga de invertir en la firma israelí “en atención a sus compromisos públicos de inversión responsable, responsabilidad social corporativa, transparencia y respeto a los derechos humanos”.

Además, señalaron que el mal uso que se ha dado de herramientas de vigilancia como Pegasus, de NSO Group, ha provocado llamados por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que se inicie una investigación independiente e imparcial sobre la vigilancia ilegal del gobierno de México.

Zamir Dahbash, vocero de la NSO Group, declinó aclarar las razones por las que habían acabado las negociaciones con Blackstone Group, pero aseguró que actualmente no se encuentran en pláticas con otros inversionistas potenciales.

Por su parte, el investigador de Citizen Lab, John Scott-Railton, se dijo feliz de que las negociaciones entre Blackstone y la firma de Israel de spyware resultaran infructuosas tras la presión de las organizaciones.

“El spyware de NSO tiene un potencial de abuso que ha sido documentado y la lista de casos continúan creciendo”, dijo Scott-Railton. “Los inversionistas serios que han hecho su investigación pueden pensar dos veces sobre los problemas que estas inversiones pueden ocasionar a su imagen y a su objetivo final”, añadió.

(Con información de Red de Defensa de los Derechos Digitales)

.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior