Indígenas chiapanecas crean un movimiento para ser incluidas en la toma de decisiones sobre la tierra

Campo, Equidad de género, Estados, Noticias

México, DF, 17 de septiembre.- Más de 300 mujeres indígenas y campesinas de Chiapas se movilizan para que se reconozca en las comunidades y en la Ley Agraria su participación igualitaria en la toma de decisiones sobre la tenencia, uso y usufructo de la tierra.
 
Gloria Flores Ruiz, abogada del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres en Chiapas, explicó en entrevista vía telefónica que el “Movimiento por la Participación de las Mujeres en la Toma de Decisiones sobre la Tierra y el Territorio” surgió en parte por la falta de reconocimiento de este sector en las asambleas de sus comunidades.

El movimiento fue parte de las resoluciones del “Foro Sur-Suroeste de análisis y construcción de alternativas: tenencia, uso y usufructo de la tierra para las mujeres en Chiapas”, realizado en la entidad en julio pasado, y está conformado por indígenas de los Altos, Costa, Frontera, Norte y Selva, explicó la defensora.

Flores Ruiz detalló que las mujeres chiapanecas no son reconocidas en las asambleas ni en la toma de decisiones sobre la aprobación o el rechazo de proyectos petroleros, mineros, ecoturísticos, eólicos, hidroeléctricos, de infraestructura carretera y aeroportuaria, a pesar de que éstas obras podrían implicar el despojo de sus tierras.

El movimiento busca impulsar pláticas, talleres y capacitaciones al interior de las comunidades, así como foros estatales y regionales, además de movilizaciones para exigir el reconocimiento de los derechos agrarios, entre ellos que la tenencia de la tierra sea un derecho familiar del que también pueden gozar las mujeres. 
 
Además, el Centro de Derechos Humanos de la Mujer de Chiapas elabora una propuesta orientada a reformar la Ley Agraria para que no sólo los hombres, sino sus esposas o compañeras, sean titulares de las parcelas ejidales y comunitarias.
 
Principalmente, porque la mayoría de los dueños del territorio son varones, ya que aunque el 40 por ciento de las tierras en Chiapas es propiedad social, el 80 por ciento de esos predios están en manos de los varones, señaló la experta.
  
El Centro de Derechos Humanos de la Mujer de Chiapas señala en un documento que en los últimos meses recibió a muchas mujeres que fueron despojadas de la tierra familiar, principalmente porque sus esposos tomaron la decisión de venderla o aceptaron programas de gobierno (como el de Certificación de Derechos Ejidales), sin que ellas estuvieran de acuerdo.
 
Esta situación, señalan, hace que las mujeres sean las más vulnerables frente al despojo, el abandono y la creciente pobreza, lo que impide que ejerzan plenamente su derecho a vivir con dignidad.

La defensora de derechos humanos Gloria Flores Ruiz ha señalado en otras ocasiones que el reconocimiento del derecho de las mujeres a la posesión de la tierra es fundamental para el ejercicio de otros derechos, como el de la alimentación y otros que pueden ser sufragados con los recursos económicos que se obtienen de la explotación del suelo.

Además, lamentó que aunque ellas son las principales defensoras de la tierra que les da trabajo y alimento, los hombres son quienes al final negocian la venta de los ejidos o parcelas.

(Cimacnoticias)

_

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior