Amparo interpuesto para detener la perforación de exploración ilegal en Wirikuta

Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa

Por Tracy L. Barnett

En un contexto de aumento de las tensiones en la región y otros acontecimientos preocupantes, los líderes Wixarika han presentado un amparo para detener la perforación ilegal para la exploración de oro y plata en sus sagradas tierras ancestrales de Wirikuta.

Desde 01 de marzo de este año, el Consejo Regional Wixarika por la Defensa de Wirikuta ha hecho una petición al gobierno de México a intervenir para detener la exploración actual que se está produciendo en la región sin los permisos necesarios, pero no han recibido respuesta hasta la fecha, lo que provocó a presentar la orden judicial en un tribunal federal. La perforación y excavación se está produciendo en una escala amplia y destructiva, dijo que el Consejo, con un pozo de 60 metros de ancho y 13 metros de profundidad en el desierto sagrado donde el pueblo Wixarika o Huichol han realizado su peregrinación desde el comienzo de su historia.

“Ratificamos nuestra oposición a las concesiones mineras que varias empresas pretenden desarrollar megaproyectos extractivos dentro del territorio sagrado que milenariamente hemos ocupado pues es donde habitan nuestras deidades y en el que llevamos a cabo nuestras peregrinaciones para recrear el origen del mundo”, el Consejo Regional Wixarika escribió en una declaración de 25 de junio. “Hoy Wirikuta sigue amenazada por la avaricia del dinero y las acciones omisas e ilegales del Estado Mexicano.”

También la semana pasada, los líderes del Pueblo Wixarika denunciaron el nombramiento de Héctor Moreno, actual alcalde de la ciudad de Real de Catorce, como presidente del Consejo de Administración de la Reserva Ecológica de Wirikuta. El nombramiento representa “una agresión a nuestro pueblo y a los habitantes de la región dadas las evidencias científicas que hacen prohibitivos nuevos proyectos mineros por la fuerte sobreexplotación de sus acuíferos”, el Consejo Regional Wixarika expresó en un boletín de 25 de junio.

Vínculos financieros de Moreno y sus familiares a First Majestic Silver Corp., una de las dos corporaciones canadienses que pretenden explotar la región, presentan un grave conflicto de intereses por un organismo cuyo objetivo es proteger la ecología de la región, argumentaron. Además, acusaron a Moreno de generar animosidad contra el pueblo Wixarika, promoviendo los rumores de que el grupo indígena aspira a ganar economicamente al apropiar y las tierras y ganado de los habitantes, una afirmación que dicen es totalmente falso y está generando un ambiente peligroso de hostilidad y el acoso contra el Pueblo Wixarika. Además, algunos Wixaritari al visitar la región han sido amenazados de que se les niega el acceso a las tierras en las que han viajado a rezar, dejar ofrendas y ceremonialmente cazar a su sagrado peyote, o hikuri, desde tiempos inmemoriales. Estas peregrinaciones a Wirikuta y el uso de su cactus sagrado son esenciales para su supervivencia cultural – y, de hecho, para el equilibrio continuo de las fuerzas de la naturaleza en el planeta, de acuerdo con sus creencias.

“Rechazamos que se siga permitiendo las agresiones en contra de nuestro pueblo indígena, amenazando nuestras tradiciones al querer limitar nuestro consumo de hikuri si no accedemos a las mineras y agroindustrias, así como las amenazas que han estado moviéndose en torno a negarnos la realización de nuestras peregrinaciones que realizamos desde tiempos inmemoriales y actualmente es reconocido por múltiples instrumentos jurídicos nacionales e internacionales, así como por nuestros propios sistemas normativos”, el Consejo escribió. “Como hemos denunciando, dentro de la región de Wirikuta existe una campaña de desinformación emprendida desde la Presidencia Municipal de Catorce, San Luis Potosí, la cual pareciera esta dirigida para generar un clima de confrontación y hostigamiento en contra del acceso tradicional que nuestro pueblo ejerce desde tiempos inmemoriales en el desierto sagrado de Wirikuta.”

El Consejo denunció además que el gobierno no ha consultado con el Pueblo Wixárika en las formas en que tradicionalmente hacen sus decisiones, a través de sus Asambleas Comunitarias. En una asamblea regional que tuvo lugar el 28 de junio la que asistieron representantes de las comunidades alejadas y remotas de Santa Catarina Cuexcomatitlán, San Andrés Cohamiata, San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, Jalisco, y de Bancos de San Hipólito, Durango, y la Unión Wixarika de Centros Ceremoniales de Jalisco, Durango y Nayarit, el grupo ratificó las declaraciones anteriores y exigieron, además, que el gobierno mantenga una consulta vinculante a las asambleas de la comunidad Wixarika en la materia de otro sitio sagrado clave, Haramara, donde sus tierras ceremoniales de la costa del Pacífico de Nayarit se está privatizando y comercializado por un proyecto turístico.

” Hacemos un llamado al gobierno federal y en particular al Presidente de la República en su carácter de jefe del Estado Mexicano para vigile y que no se criminalice nuestra antigua tradición”, escribió el Consejo, “y a que por el contrario se monitoreen las peligrosas acciones que el Presidente Municipal de Catorce está llevando a cabo en el sentido de azuzar a las poblaciones locales contra nuestro pueblo y pretendiendo limitar nuestro derecho a la peregrinación ancestral a la casa de nuestros ancestros, de la cual dependen equilibrios fundamentales en el mundo.”

* Especial de Wirikuta para emeequis.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior