A ella no le gusta trabajar

Sonorama - Página: 10 - No.299 o descarga el PDF (0.09 MB).

Descargar PDF (0.09 MB).

A ella no le gusta trabajar

Por Martín Durán* | @martinduranch

Una de las cosas que más disfruto en la vida son esas pequeñas causalidades o sincronías, cuando todo embona en una misma dirección y con la misma intensidad. A todos nos sucede de vez en cuando: el pequeño momento mágico en el que articulamos una palabra y en ese preciso momento podemos escucharla en la radio, en la calle o en cualquier otro ente paseante, o cuando se empatan las imágenes y la música, una película y el sonido del camión… sólo es cosa de poner un poco de atención.

Recientemente me ocurrió que dos personas, cada una por su lado, con minutos de diferencia, me recomendaron un proyecto de una belleza y originalidad única, y así, sin mas preámbulos, es como conocí a Jenny and The Mexicats.

Al tiempo que todo se torna empático, surgen las complicaciones: ¿cómo describir un proyecto tan variado y libre como este? Un concepto que no tiene limitaciones ni pretensiones falsas, un sonido que viene y va hacia el corazón, amigos que lo único que quieren es expresar la vida en pequeños detalles y grandes momentos, y no escatiman en recursos creativos para lograrlo. Lo mismo interpretan en ritmo de cumbia o ranchera blues, bossa o flamenco jarocho… una riqueza de géneros que tal vez se deba a su alinea- ción internacional.

Su historia inicia en Madrid,donde Jenny (trompeta y voz principal) originaria de Londres; Icho (contrabajo) de México, David (percusiones) de Madrid, y Pantera (guitarra flamenca) de México, se juntaron de manera fortuita, unidos por el arte de la amistad. En medio de una bohemia reunión, Jenny se suelta a cantar. Y en ese momento surge el amor, ese lazo que une a las personas en su búsqueda de lo trascendente, eso que funde los pensamientos y deseos, que no es coyuntural, esas sincronías que regala el universo y de las cuales debemos estar atentos o deberíamos por lo menos intentar estarlo.

Ese empate armónico nos regaló una agrupación que promete darnos años de buena música. Con su primer disco homónimo ya podemos apreciar todo el calor y la frescura de este singular grupo, nacido de esas pequeñas coincidencias que le dan sentido a la vida.

http://www.themexicats.com

*Bajista de Monocordio, poeta y loco

Acerca de autor

Número de entradas : 6270

Deja un comentario


− 3 = seis

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior