Identifican en México tres nuevos cárteles del narcotráfico: Sangre Z, Golfo Nueva Generación y La Corona

Noticias

México, DF, 17 de febrero.- Las autoridades mexicanas han identificado tres nuevos cárteles con alta capacidad de fuego y organización desprendidos del Cártel de Sinaloa, Los Zetas y el Cártel del Golfo, informó el diario mexicano La Jornada.

Los nuevos grupos son La Corona, Sangre Z y Golfo Nueva Generación, a los que ya se considera “las organizaciones emergentes más importantes del centro y el norte del país”, según fuentes de seguridad citadas por el diario.

Estos nuevos cárteles cobran “derecho de piso” para el tráfico de droga a Estados Unidos en las rutas bajo su control, pero no están al parecer involucrados en tráfico de personas o extorsiones, a diferencia principalmente del Cártel del Golfo y Los Zetas.

La semana pasada el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que el gobierno mexicano tiene en la mira a varios grupos y líderes regionales, y no sólo a los grandes capos como el jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán.

Guzmán “es el más importante objetivo pero no descuidamos al resto”, dijo Osorio. “Hay otros muy importantes que a nivel regional generan muchos problemas de violencia, y estamos siguiéndolos”.

Según La Jornada, las autoridades estiman que hay unos 70 grupos regionales dedicados a la distribución de droga.

La Corona, Sangre Z y Golfo Nueva Generación han despuntado como los más relevantes del centro hacia el norte del país, mientras que en el sur tiene importancia el Cártel Independiente de Acapulco.

Golfo Nueva Generación es un desprendimiento del Cártel del Golfo, ocurrido después de la muerte de su líder, Antonio Cárdenas Guillén, alias Tony Tormenta, en un enfrentamiento con fuerzas de la Marina en noviembre de 2010.

Sangre Z surgió, de acuerdo con la información, después de la muerte –anunciada por las autoridades– de Heriberto Lazcano Lazcano, máximo líder de Los Zetas, en un operativo en noviembre de 2012. El cadáver de Lazcano fue robado de una funeraria antes de que se hiciera pública su muerte.

Este desprendimiento está supuestamente liderado por un jefe identificado como El Z-50 y tiene como enemigos al Cártel del Golfo y a los propios Zetas.

La Corona, a su vez, es una organización formada por narcotraficantes que estuvieron al servicio del Cártel de Sinaloa en el noroccidental estado de Jalisco y fueron leales a Ignacio Nacho Coronel, muerto a manos de militares en julio de 2010.

Según dijeron las fuentes a La Jornada, el Cártel de Sinaloa ha tenido dos escisiones en los últimos años: en 2008 la de los hermanos Beltrán Leyva, que formaron su propio cártel, y la otra con la muerte de Coronel.

Pese a las divisiones, el Cártel de Sinaloa es considerado el más poderoso del mundo. La semana pasada El Chapo Guzmán fue declarado enemigo público número uno de Chicago, una denominación que no había recibido ningún delincuente en esa ciudad desde el gángster Al Capone en 1930.

(DPA)

-

Acerca de autor

Número de entradas : 14315

Deja un comentario


+ 3 = once

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior