Tras reelección de Obama, Irán da indicios de buscar diálogo con Estados Unidos

Elecciones EU 2012, Internacional, Noticias

Teherán, 11 de noviembre.- El Pentágono confirmó que Irán atacó la semana pasada un avión no tripulado estadunidense, pero Teherán, llamativamente, no hizo comentarios. El ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, dijo apenas que un avión “desconocido” fue expulsado del espacio aéreo iraní sobre el Golfo Pérsico. Y ni una palabra sobre el archienemigo Estados Unidos.

Normalmente, el incidente habría dado pie de inmediato a anunciar en voz alta que el país persa había logrado doblegar militarmente al “Gran Satán”.

“Probablemente no se haya querido poner en peligro la reelección de nadie”, comentó un politólogo en Teherán sobre este inusual silencio en vistas de la elección presidencial estadunidense.

El largo silencio y la tibia reacción iraní frente al incidente reflejan el interés de Teherán en descomprimir las tensiones con Washington. Si bien el portavoz del Ministerio del Exterior Ramin Mehmanparast dijo antes de las elecciones estadunidenses que a Irán le daba igual quién ganara los comicios, no parece ser así en realidad.

“Con (Barack) Obama, Irán puede al menos esperar salir de la actual crisis. En el caso de un triunfo de los republicanos, no se hubiese descartado una guerra”, dijo el politólogo. Si bien Obama está a favor de sanciones contra Teherán por el conflicto nuclear, se opone a una operación militar en solitario de Israel contra Irán.

Hace cuatro años, Mahmud Ahmadineyad felicitó a su colega estadunidense por su elección, lo que se consideró la mayor superación de un tabú en los 33 años de historia de la República Islámica.

Esta vez no hubo felicitaciones, pero Ahmadineyad, previo a los comicios, dio indicios de que espera una fase de mejora de las relaciones bilaterales. “Sobre la base del respeto mutuo, Irán está dispuesto a revisar su postura negativa respecto a Estados Unidos y mejorar los contactos”, dijo el mandatario iraní. Y ello también es válido para el conflicto nuclear.

Según Ahmadineyad, un diálogo bilateral directo podría conducir más rápido a una solución que las negociaciones que se llevaron a cabo hasta ahora con los países miembro del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, conocidos como el Grupo 5+1.

Medios estadunidenses hasta informaron sobre contactos secretos que no fueron desmentidos ni confirmados claramente.

Tras la reelección de Obama, las reacciones en Teherán fueron esta vez reservadas, pero de ninguna manera negativas. El altavoz de Ahmadineyad, la agencia de noticias estatal Irna, dijo que espera del segundo mandato de Obama “efectos y desarrollos positivos”.

Mehmanparast hasta habló de un “muro de desconfianza que podría ser derribado”.

Una cosa es clara: Irán quiere salir del aislamiento. Y una nueva crisis de aviones no tripulados no le conviene. “Las sanciones condujeron al país a una crisis económica e Irán ya no puede permitirse hundirse en ella cada vez más”, dijo un diplomático extranjero en Teherán. “Un avance decisivo sólo puede ocurrir con Obama; en caso contrario, Irán se convertirá en una segunda Corea del Norte”.

La moneda iraní, el rial, perdió desde el inicio de este año dos tercios de su valor. La inflación se encuentra oficialmente por debajo del 30 por ciento, pero en realidad supera el 50 por ciento.

Los vuelos domésticos se encarecieron en hasta un 70 por ciento. El gobierno prohibió la importación de “bienes de lujo”, como café, jabón, champú y papel higiénico, para proteger la moneda.

Hasta opositores de Ahmadineyad dieron indicios de que están más abiertos a la posibilidad de un diálogo con el archienemigo. “Las negociaciones con Estados Unidos no son un tema tabú”, dijo el político conservador Mohammad-Javad Larijani. “Si sirve a los intereses nacionales, hablaremos con el ‘Gran Satán’ hasta en el infierno”.

(Farshid Motahari / DPA)

_

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior