AnimaNaturalis: “Queremos dar voz a los animales”

Sociedad - Página: 44 - No.273

PARA VER LAS FOTOS HAZ CLICK
EN CUALQUIER ESQUINA
DEL PDF ARRIBA

Leonora Esquivel, directora de AnimaNaturalis

“Queremos dar voz a los animales” 

.

Por Zorayda Gallegos
[email protected] • @zogallegos

.

Expresó su afecto por los animales desde la infancia. Como muchas niñas, siempre que se topaba con perros callejeros Leonora Esquivel se los quería llevar a su casa. Como no podía, ella les buscaba un hogar. Cuando veía en la tele las corridas y los toreros, se preguntaba cómo era posible que la gente aplaudiera la crueldad y el sufrimiento del toro.

A la hora de comer le parecía contradictorio que le dieran platillos preparados con  “animalitos que tenía como peluches” o que coloreaba en libros. Más que carne, “me parecía que me estaban dando a comer cadáveres”. Su intuición le indicaba que tampoco era correcto vestir con pieles.

Eso, junto con la rabia que sentía al ver encerrados a un elefante o una jirafa en un zoológico, la empujó a cambiar sus hábitos y estilo de vida a los 21 años, para seguir un camino de acuerdo con sus ideales. El primer paso que dio fue volverse vegetariana.

Seis años después se fue a estudiar un doctorado de Ética Ambiental en Barcelona. Ahí conoció a una organización defensora de animales y descubrió que el tema de protección a la fauna iba más allá de no consumir ciertos productos o dejar de comprar abrigos de mink.

Se puso investigar y llegó hasta los laboratorios que utilizan conejos para probar cosméticos que en ocasiones los dejan ciegos. Comprendió que en los circos el problema no es nada más el cautiverio a que son sometidos los animales salvajes, sino la forma en que se les priva de su libertad: cómo son cazados, separados de sus familias o golpeados para adiestrarlos, y las largas horas de los traslados durante las giras de ciudad en ciudad.

“Decidí que había que darle voz a los animales, había que mirar hacia esta causa tan desoída”, cuenta Leonora.

.

.

Así fue como se unió a Francisco Vásquez, un periodista chileno que conoció en España, para hacer traducciones de materiales en defensa de la fauna y difundirlos. Más tarde crearon un sitio web y en 2003 fundaron AnimaNaturalis, una organización internacional dedicada a establecer, promover y proteger los derechos de los animales.

“Vimos la necesidad de publicar en lengua hispana temas relacionados con los derechos de animales porque éstos se abordaban sobre todo en inglés —resume, con cierta parquedad, Leonora—. En ese tiempo no había sitios con información en español y la gente que no hablaba inglés se quedaba fuera del movimiento”.

La aceptación fue inmediata. Pronto abrieron una sede en Argentina y posteriormente en Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela y finalmente México, en 2006. Actualmente tienen grupos de acción en 34 ciudades de siete países iberoamericanos y 95 mil miembros activos.

AnimaNaturalis centra sus objetivos en erradicar el sufrimiento de los animales en cuatro aspectos relacionados con los humanos: comida, vestimenta, laboratorios y espectáculos.

La organización trabaja en la educación de la gente, la difusión de información y la sensibilización mediante campañas de protesta, actos públicos, conferencias y mesas de debate.

En el caso de México ha sido difícil realizar esta labor, comenta Leonora, porque no existe una cultura de respeto hacia los animales. “Hay muchas asociaciones protectoras de animales que únicamente se dedican al tema de las adopciones sin hogar, pero por parte del gobierno no hay apoyos”.

Pone el ejemplo de los antirrábicos, que “funcionan muy mal, y si partimos de que ese es el tema principal que no está resuelto, imagínense lo difícil que es hablarle a la sociedad de otros asuntos, como los experimentos con animales, los mataderos, la fiesta brava o la vestimenta hecha con pieles”.

.

.

AnimaNaturalis está por lanzar dos campañas en México: la primera la ha denominado “En la piel del toro”, a realizarse el próximo 5 de febrero y que consiste “en el mayor acto contra la tauromaquia que haya tenido lugar en el país hasta ahora”.

Y a fines de febrero lanzarán una campaña masiva en la que Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, es imagen y vocero de diversas especies de animales sacrificadas para el confort humano.

“Tuvimos la suerte de platicar con Rubén de todo el proyecto y de inmediato hicimos click. Es un hombre muy sensible que en su vida privada lleva muy interiorizada la idea de protección a los animales y que está apoyando nuestra causa y otras más”.

emeequis presenta en exclusiva —y con la autorización de AnimaNaturalis— un adelanto de lo que será esta campaña en la cual Rubén Albarrán hace lo que mejor sabe: ofrecer su voz como instrumento, esta vez para los animales. ¶

 

Comentarios (3)

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior