El poder de una mirada

Etiqueta y más - Página: 70 - No.266 o descarga el PDF (0.12 MB).

Descargar PDF (0.12 MB).

El poder de una mirada

Por  Ana Vásquez Colmenares*
Twitter: @anavasquezc  y  @ConsejosdeAna

Hay personas que logran cautivar a otros con sólo una mirada. Por ejemplo la princesa Diana se ganó el corazón y el cariño de millones no nada más por su forma de ser, sino en gran parte por la forma en la que miraba a su público, a su esposo —el príncipe Charles, del Reino Unido— y a las cámaras de los paparazzi.

Y es que a través de una mirada se puede entablar una relación o un modo de contacto muy profundo, tanto que muchas veces no se necesitan las palabras para expresar lo que se siente. En comunicación no verbal, la mirada es un factor clave para descubrir las intenciones verdaderas de las personas. Ya sea que mientan, sientan miedo, estén nerviosos o cualquier otra emoción, la mirada lo pondrá en evidencia.

A continuación explico los tipos de miradas más comunes y lo que comunican, para  entender lo que los otros nos están diciendo:

Mirada fija

Se mira directamente y por largo tiempo a los ojos de alguien. El mensaje que se envía es de amenaza o de intimidación. Muchas veces viene acompañada de un leve fruncido de cejas. Cuando se recibe una mirada de este tipo, lo más conveniente es no dirigir la vista hacia abajo, pues eso representa sumisión. Si lo que se desea es encarar a quien nos reta de esa forma, se debe sostener la mirada de frente.

Mirada de reojo

Se observa a alguien pero no de frente, sino de lado. Puede transmitir desconfianza y hostilidad cuando se tiene el ceño fruncido. Pero si las cejas están levantadas, transmitirá interés, complicidad o hasta coqueteo a la persona que es objeto de atención. Una perfecta forma de seducir a alguien es lanzar esta mirada y sonreír.

Mirada esquiva

Cuando alguien no hace contacto visual con su interlocutor, se trata de una mirada esquiva. Por lo general quiere decir que esa persona no tiene seguridad para mirar fijamente al otro. Cuando la mirada se dirige hacia abajo refleja que la persona es tímida o tiene temor. Cuando la mirada va hacia arriba o hacia los lados, revela que la persona está mintiendo u ocultando algo.

Este caso también aplica cuando una persona parpadea muchas veces, pues representa nerviosismo y evasión.

Mirada amistosa o social

Se trata de una mirada que recorre los ojos y la nariz, formando un triángulo imaginario entre ellos. Comunica cordialidad, apertura y empatía. Se da naturalmente cuando alguien tiene interés en otra persona. También, para suavizar una situación tensa o de conflicto.

Un dato curioso es que los hombres miran de esta manera cuando están hablando, mientras que las mujeres lo hacen cuando están escuchando.

Mirada de negocios

Es la que se dirige al triángulo que se forma entre los ojos y la frente. Esta mirada es importante en una reunión de trabajo o de negocios, pues transmite seriedad, confianza y seguridad. Si el interlocutor no mira de esta forma delata que no tiene interés o no confía en lo que se le está diciendo. En una negociación o charla de negocios exitosa se mantiene contacto visual con la otra persona 60 o 70 por ciento del tiempo.

Mirada íntima

Tiene lugar cuando a una persona le atrae físicamente otra. Primero se detiene en los ojos, para seguir hacia los labios. Cuando se tiene más confianza con quien se platica, esta mirada puede dirigirse hacia otras partes del cuerpo. Si esta mirada es devuelta con la misma intensidad, significa que también hay atracción en la contraparte. Pero ¡cuidado!, abusar de esta mirada puede considerarse demasiado atrevida y provocar el rechazo de la persona que es objeto de atención, quien puede sentirse ofendida o intimidada.

Las cejas

También comunican expresiones: levantar una ceja es señal de duda; levantar ambas cejas demuestra sorpresa; bajarlas comunica incomodidad o sospecha, y en alguno casos, tristeza.

A través de la mirada podemos comunicar muchas emociones, de ahí el dicho “una mirada dice más que mil palabras”.

Lo importante es que eso que decimos con los ojos resulta sincero, por eso a través de ellos podemos descubrir lo que las personas expresan de modo inequívoco, e incluso sin querer.

Acerca de autor

Número de entradas : 6520

Comentarios (2)

Deja un comentario


+ siete = 11

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior