Los 15 fetiches sexuales más extraños

Noticias, Sexualidad

Redacción / emeequis

Hablar de filias y fetiches es como hablar de fobias: hay tantas, y ciertamente algunas son tan específicas, que es imposible creer que existen. Incluso usted podría tener una y no saberlo, hasta después de leer estas líneas.

A continuación explicamos brevemente en que consisten las fijaciones sexuales conocidas más extrañas. El orden en que están enumeradas es aleatorio.

1. Agalmatofilia: Maniquí de mi amor

Aunque parezca imprudente profundizar en una relación que ciertamente no será correspondida, sucede más frecuente de lo que se piensa. Hasta el español Joan Manuel Serrat cantaba yo amaba a esa mujer de cartón piedra…en una composición dedicada justamente a un maniquí. Esta filia se manifiesta en las personas que sienten una atracción sexual y sentimental hacia muñecas o estatuas.

2. Ursusagalamatofilia: Lindo peluchito, ¿no quieres jugar?

Una filia que consiste en vestirse como animalito de peluche. Suena divertido, si bien es costoso el vestuario requerido (y hay que mandarlo seguido a la tintorería). Según el doctor Ian Kerner, un terapista sexual de Nueva York –consultado por la CBS recientemente sobre el tema–, “existe una gran escena furry –como se le llama en EU– y parece estar basada en personas que les gusta antropomorfizar animales y atribuirles cualidades humanas, generalmente cualidades bonitas”.

En Japón hasta existe un tipo de animé basado únicamente en esta filia.

3. Parcialismo: Primores del pedal de acelerador

Vamos por partes, literamente. El parcialismo es la atracción sexual por determinada parte del cuerpo no genital, y a veces, en determinadas situaciones. Por ejemplo, existen personas a las que les prende sexualmente ver unos pies con zapatillas pisando el pedal del acelerador de un auto. Así de complejo.

4. Salirofilia: Me gusta sucio

Bañarse y perfumarse antes de tener relaciones sexuales puede ser rutina para unos, mientras que para otros la higiene o la sensualidad de un baby doll no tiene nada de erótico, sino al contrario: les gusta la idea de ensuciarse durante el sexo o ensuciar a su pareja. Esto va desde despeinar al acompañante hastacorrer el maquillaje y romper la ropa. La desaliñada general se hace con el preciso fin de excitarse, y puede ser tan emocionante que el resultado final sea lo de menos. El doctor Kerner dice que normalmente el paquete incluye fantasías de dominación y sumisión.

Ojo: no confundir con la coprofilia, que es completamente distinta.

5. Infantilismo parafílico: ¡Ponme pañal!

¿Quién dijo que los pañales eran exclusivos de los bebés y las personas con problemas de esfínteres? Hay quienes tienen como fetiche los pañales y actuar como infantes. Este comportamiento es más común en hombres que en mujeres. ¿Por qué pañales? De acuerdo con el doctor Kerner, son un tótem que representa la infancia y la libertad.

6. Hibristofilia: Amor criminal

Las mujeres con hibristofilia se sienten atraídas por criminales de toda calaña, incluso por aquellos encerrados por crímenes horribles. El doctor Kerner explica que este fenómeno ocurre “usualmente si el criminal es atractivo, ha tenido presencia en los medios y ha ganado cierta notoriedad”. En casos leves, a la mujer le gustan los “chicos malos”, no necesariamente delincuentes.

7. Hematofiliahematolagnia: ¡Chúpame la sangre!

Esta filia no está alejada de la vida real, incluso ha aumentado su popularidad gracias a la saga de Twilight y las series de TV derivadas de la película. Consiste en involucrar, usar o incluso tomar sangre durante las relaciones sexuales, o tener pensamientos eróticos sobre la sangre. El doctor Kerner comenta que, en efecto, han aumentado los casos que incluyen fantasías vampíricas “pero no el tomar sangre”. Menos mal.

8. Mecanofilia: Inspector Gadget

A juzgar por los anuncios en televisión, un auto puede ser sexy. Pero para las personas con mecanofilia, carros, inventos y distintos gadgets son el centro de una experiencia sexual. “Generalmente existe un elemento exhibicionista para quien se siente estimulado por una máquina, así como el elemento de sumisión/dominación”, según el doctor Kerner. ¿Se acordaron de ese amigo que se la pasa hablando de su iPad, su iPhone, su XBox o su más reciente aparatito electrónico?

9. Claustrofilia: Amor entre cuatro paredes

Así como existe la claustrofobia –pánico a los espacios cerrados–, también existe su antítesis: la excitación que nada más se logra en espacios extremadamente cerrados. Otra fijación que es más común de lo que cree. Los baños están entre los espacios favoritos de los clautrofílicos.

10. Odaxelagnia: ¡Muérdeme!

¿Te gusta morder a tu pareja? ¿O a ti te enciende ser mordido? Si contestaste sí a una de las pregntas, es posible que pertenezcas a este club. Se aclara: no es como la hematofilia, ya que en los casos de odaxelagnia no hay la necesidad de chupar la sangre.

11. Dacryfilia o dacrilagnia: ¿Esas son lágrimas? ¡Mmmmm!

Hace poco se reveló en un estudio que las lágrimas inhiben el deseo sexual, no obstante se sabe de numerosas personas que hacen llorar a su pareja para poder excitarse. La intensidad emocional que viene después de hacer llorar a su “víctima” se llama dacryfilia o dacrilagnia. En tanto el juego sea consensuado, probablemente no haya necesidad de preocuparse. Aún así, advierte el inefable doctor Kerner, todos los fetiches y compulsiones sexuales tienen el potencial de volverse patológicas.

12. Autoandrofilia: Tú sólo pretende que soy un chico

Consiste en que la mujer se excita al vestirse como hombre o fantasear que es un hombre durante los preliminares y el acto sexual. Obviamente, hablamos de una cosntante. Puede darse en mujeres heterosexuales y homosexuales.

13. Acrotomofilia: De amputaciones y aparato ortopédicos

Una de las fijaciones más excéntricas es la atracción sexual que siente una persona por alguien a quien le falta alguna extremidad o es discapacitado y usa muletas o silla de ruedas. Devotee y wannabe son los neologismos con que se les ha bautizado. Los primeros oscilan entre la admiración y el deseo sexual, mientras que el segundo grupo lisa y llanamente envidia las lesiones ajenas.

A los interesados en los amores bizarros, sexo trash y espasmos de misericordia, les sugerimos leer el reportaje de “El fetiche diferente”, publicado en la edición 229 de emeequis.

14. Somnofilia: La bella durmiente

No sólo es un cuento que monopolizó Walt Disney, hay muchas personas a las que les gusta ver o tocar a sus parejas cuando están dormidas. El doctor Kerner lo llama “el fetiche de la bella durmiente” y precisa que “suele tratarse de poder y sumisión para los dos lados, teniendo a alguien bajo tu control y/o ser sometido totalmente.”

15. Máscaras: ¡Véndame los ojos!

El que te guste tener relaciones sexuales con una máscara de vez en cuando no significa que tengas un fetiche. Los expertos coinciden en que sí lo es cuando la máscara se convierte en la única fuerza controladora detrás de la sexualidad de una persona. O sea que si n te pones la máscara no funcionas.

(Con información de CBS)

:o

Acerca de autor

Número de entradas : 4276

Comentarios (13)

  • Maia

    ¿Y cómo se llama el fetiche de vivir obsesionada y “enamorada” de un hombre con el que no has hablado en 20 años?

  • fijacion por mujer que maneja camion o auto grande

    De niño vi a auna señora que manejaba un camion ford que que exitaba demasiado y e masturbaba, ahora grande sigo con esa misma fijacion, de ,modo que hubiera querido tener una mujer chofera

  • diana

    de por si siempre me excito vestirme de hombre .. claro!! gustándome los hombres como no!

  • lola

    Y al escuchar repetidas veces la voz de hombre un poco grave y suave preferiblemente en el oido?

  • yoli

    COMO SE LLAMA A LOS HOMBRES QUE LE GUSTA LA LECHE MATERNA…

  • Amante de Emilia

    Empezó todo al tocar una muñeca bellisima y al sentir su cuerpo una excitación y deseo sexual se apodero de mi, siempre me han gustado las muñecas, pero como en casa ya no habían… lo había olvidado, hasta que se me despertó el amor hacia ellas nuevamente, tengo algunas, disfrazado bajo una colección, cosa que no es extraña pues si soy coleccionista de muchas cosas… esto me lleva a buscar el nombre de esta atracción y pues, bueno, eso.. saludos!

  • Adrian

    Pues yo amo los pies de las mujeres me éxito cañón. El problema que no todas las chicas les gusta dejarse. .
    Termine con mi novia porque sé le parecía extraño mi gusto..
    Ojala encuentre una Qué comparta mí gustos o no se saque de onda jejeje

  • alondra

    a mi siempre me ah exitado increiblemente los juegos como disfrasar a mi novio de chico malo y creer que es un violador y yo una colegiala.

  • Rene

    Pues a mi me encantan los pies de las muchachas,me enamoran y me gusta que me hagan cositas con ellos hasta venirme, ademas de ponerles medias o tobimedias de nylon color carne de preferencia, con eso me mataaaan! jajaja. Tengo la fortuna de tener un gran poder de convencimiento y la gran mayoria de mis novias incluida mi ex esposa me han complacido y se las ponen y les ha hasta gustado hacerme el amor con su pie ;) jaja……. (Esto no impide mi vida sexual normal lo bueno ya ke me encanta hacerles el amor hasta que queden contentas).

  • ger

    Esos hombros descubiertos de las mujeres que dejan los vestidos con tirantes… me excitan y me invitan a navegar por esos terrenos con ya saben qué… me ponen incluso a escribir poesía.

  • marc

    lo que me hace excitar automaticamente es ver a chicas cuando muestran sus pies al acelerar a fondo o cuando le dan pisotones al freno o a cualquier pedal. Tambien cuando muestran cuando cosen a maquina.
    De hecho me gustaria conocer una chica joven delgada y que tenga buena onda; que quiera pisarme sea en mi espalda y en mi cara todo el tiempo que ella desee. Sea a los pies de la cama, en el piso o debajo de la mesa, sea descalza, con medias y algun calzado.

Deja un comentario


7 + = diez

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior