Departamento de Ortografía: La tilde interrogativa y exclamativa

Redacción sin Dolor, el blog...


EN EL CASTELLANO la tilde —o acento gráfico— posee dos funciones: la prosódica y la diacrítica. Esto es mucho más sencillo de lo que parece. Cuando hablamos de un “acento gráfico”, nos referimos a la tilde [ ´ ] que le colocamos a una palabra para evidenciar la sílaba tónica, la que lleva la fuerza o acento prosódico. Así, distinguimos fácilmente entre camino y caminó, por ejemplo. En la primera palabra, el golpe de la voz recae en la segunda sílaba: ca-MI-no. Por las reglas de acentuación, no es necesario emplear ninguna tilde para indicar que la segunda sílaba lleva el acento prosódico. En caminó, por otra parte, el acento prosódico cae en la última sílaba: ca-mi-. Como se trata de una palabra aguda terminada en vocal, la regla nos obliga a emplear aquí un acento gráfico —o tilde— para indicar que es la sílaba de mayor fuerza. (La tilde, recordémoslo, siempre se coloca sobre una vocal en español, a diferencia de lo que sucede en algunos otros idiomas).

La tilde diacrítica, por otro lado, sirve para diferenciar palabras de idéntica forma pero que desempeñan funciones gramaticales diferentes. Muchas veces se trata de monosílabos: que, cual, quien, mi, tu, el, si, de… (o: qué, cuál, quién, , , él, , …). Pero también pueden ser bisílabos: quienes, donde, como, cuando, cuanto… (o: quiénes, dónde, cómo, cuándo, cuánto…). En otras palabras, no es lo mismo que que qué, quien que quién, etcétera.

En el letrero que hemos retratado para esta entrada, vemos que la palabra que debió escribirse con una tilde diacrítica: Qué hacer en caso de sismos”. Enseguida veremos cuándo debe emplearse esta tilde. (Y recordemos que no importa que se empleen puras mayúsculas: si la palabra en minúsculas requiere un acento gráfico, también lo requiere cuando se escribe con mayúsculas. Véanse más abajo las palabras “RETÍRESE” y “UBÍQUESE”, las cuales sí se escribieron correctamente a pesar de aparecer en letras mayúsculas).

Cuando las palabras que, como, cuando, cual, cuales, donde, cuan, cuanto, cuantos, cuantas, quien, quienes son interrogativas o exclamativas, requieren una tilde diacrítica. Es así de sencillo. Si no lo son, no deben llevar tilde. Ahora veremos de qué manera pueden ser interrogativas, porque hay dos. También veremos ejemplos de su uso exclamativo.

Las interrogativas directas

Estas palabras interrogativas pueden usarse para formular preguntas directas, las cuales siempre se encierran entre signos de interrogación. En los siguientes ejemplos, empleamos pronombres y adverbios interrogativos con este propósito:

  • ¿A quién le importan las tildes?
    • ¿Cómo escribes bien estas palabras?
    • ¿A qué hora empieza la clase de redacción?
    • ¿Cuánto cuesta ese libro?
    • ¿Dónde consigo un buen manual para aprender a volar?
    • ¿Cuáles son los usos de la tilde de función diacrítica?

Las interrogativas indirectas

Existen oraciones con valor interrogativo aunque no plantean preguntas directamente. La interrogación se encuentra implícita a pesar de que se trata de afirmaciones. En todos estos casos, la interrogación indirecta consiste en una oración subordinada, con verbo propio. Escribiremos la oración principal —la no interrogativa— en letra redonda, y en letra cursiva, las interrogaciones indirectas (las cuales son oraciones subordinadas):

  • No sé a quién puedan importar las tildes.
  • La maestra nos enseñará cómo podremos escribir bien estas palabras.
  • Pregúntale al intendente a qué hora empieza la clase de redacción.
  • En el internet no dice cuánto cuesta este libro.
  • Dime dónde consigo un buen manual para aprender a volar.
  • Ya entendimos cuáles son los usos de la tilde de función diacrítica.

Aquí vemos claramente que no se trata de preguntas directas; tampoco hay signos de interrogación. Son afirmaciones que incluyen una interrogación indirecta, implícita. En todos los casos, tal como dijimos arriba, se trata de oraciones subordinadas.

Otro aspecto en que debemos fijarnos es el siguiente: estas oraciones subordinadas poseen valor nominal, también llamado sustantivo. ¿Qué significa esto? Veamos:

En el primer ejemplo hay algo que no sé: a quién puedan importar las tildes. “Eso que no sé” es algo, es algo sustantivo. En el segundo ejemplo, la maestra nos enseñará algo: cómo podremos escribir bien estas palabras. En el tercero, se pregunta algo al intendente: a qué hora empieza la clase de redacción. Lo mismo sucede con los siguientes tres ejemplos. De esto deducimos que las palabras con valor interrogativo indirecto también encierran un sentido nominal o sustantivo. Y en todos los casos mencionados se requiere una tilde diacrítica, igual como sucede cuando se trata de interrogaciones directas.

Exclamaciones con y sin signos

Cuando estas palabras se emplean con sentido exclamativo, también requieren tilde.
Algunos la llaman tilde enfática:

  • ¡Quién lo hubiera dicho!
  • ¡Qué guapa te ves!
  • ¡Cuánto te envidio!
  • ¡Cómo nos impresionó el discurso!

No siempre será necesario emplear signos de exclamación en casos como los anteriores. Aun sin estos signos, se entenderá que se trata de una exclamación.

  • Qué fácil…
  • Cómo me tiembla la mano.
  • Mira quién lo dice…

Resumen

Trátese de palabras con valor interrogativo directo o indirecto, o con valor exclamativo, estos vocablos deben escribirse con tilde diacrítica porque este acento gráfico nos avisa que no se trata de pronombres o adverbios simples, los cuales siempre se escriben sin tilde:

  • Quien necesita un buen curso de redacción soy yo.
  • Juan dijo que eras muy guapa.
  • Te envidio por cuanto sabes del idioma.
  • Ese discurso nos impresionó tanto como si lo hubiera pronunciado Cicerón mismo.

¡Ojo!

Hay planteamientos interrogativos directos que formulamos con estas palabras y no requieren, necesariamente, signos de abrir y cerrar (pero ni así debemos olvidar su tilde diacrítica). Se trata de preguntas retóricas cuya respuesta es obvia. También puede tratarse de un título o subtítulo de alguna obra, o incluso de un letrero. Enseguida veremos unos ejemplos. Pero debe quedar claro: también valdría escribirlos con signos de abrir y cerrar. En estos casos, es cuestión de gustos:

  • Quién no quiere ganar la lotería…
  • De qué sirve votar si no cuentan los votos.
  • Cómo hablar bien e influir en las personas
  • Dónde y cómo localizar anfibios en peligro de extinción
  • Qué hacer en caso de sismos

O a la manera tradicional, con signos:

  • ¿Quién no quiere ganar la lotería?
  • ¿De qué sirve votar si no cuentan los votos?
  • ¿Cómo hablar bien e influir a las personas?
  • ¿Dónde y cómo localizar anfibios en peligro de extinción?
  • ¿Qué hacer en caso de sismos?

La tilde diacrítica, por todo lo que hemos visto aquí, no es una banalidad. No se mantiene en la ortografía española únicamente para molestar a la gente o para provocar que haya, por doquier, faltas de ortografía. Al contrario: es una manera eficientísima de indicar al lector, con toda claridad, si se hace una pregunta explícita o si se alude a una situación interrogativa de modo indirecto. A diferencia de lo que ocurre en otras lenguas, en el castellano esto no siempre es evidente. Las tildes diacríticas —los acentos gráficos— evitan numerosísimos tropiezos. Solo es preciso aprender a usarlas correctamente al escribir, e interpretarlas bien al leer.

* Especial de Redacción sin Dolor, el blog… para emeequis.

Acerca de autor

Número de entradas : 94

Comentarios (4)

  • Luis

    Entiendo el compromiso literario por la tilde interrogativa y exclamativa. Sin embargo la REA pretende suprimirnos el privilegio de su uso, con su última propuesta en materia ortográfica. Chale con la REA: http://la-chingada.blogspot.com

  • Fcobetan

    Sandro, me encantó tu blog porque soy fan compulsivo de la correcta escritura y trato de mejorarla diariamente.
    Estoy en contra de la ignorancia o flojera de personas, que escriben siempre con mayúsculas.
    Desde hoy, podré aumentar mis conocimientos en este rubro. Te felicito.
    Francisco

  • Mariana Mateos

    ¡Excelente publicación! La imprimiré y llevaré siempre conmigo.

  • Jorge Luis Villa

    Sandro, yo quisiera preguntarle si está correcto escribir Edoméx, yo pienso que sí, salvo que según la regla, etcétera.

Deja un comentario


5 − = dos

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior