Los nuevos usureros de México

20 millones de pobres a la espera de morder el anzuelo
Sociedad - Página: 30 - No.149 o descarga el PDF (0.47 MB).

Descargar PDF (0.47 MB).

El mercado es suculento: por lo menos 20 millones de pobres en todo el país. Gente urgida de dinero y a la que nadie quiere dar crédito, de cuya necesidad un pequeño grupo de empresas saca ventaja. Y vaya que lo aprovechan muy bien. El anzuelo, la eficacia del negocio, está en los “pagos chiquitos”, los pagos semanales. La ganancia, que toma tintes de usura moderna, es impresionante. Tanta que actualmente hay en México 600 empresas y microfinancieras a la caza de esos millones de pobres, a los cuales se les ofrecen créditos con intereses de hasta casi 400 por ciento al año.Usted y todos las conocen muy bien. Se llaman Elektra, Coppel, Famsa, Soriana, Crédito Familiar. Pero hay una que por sí sola tiene en el bolsillo a un millón de personas: es el Banco Compartamos, una empresa de la que poco se habla, pero es la microfinanciera más grande de Latinoamérica, y a la que el creador del Banco de los Pobres, el Premio Nobel Mohammed Yunnus, ha censurado severamente.

Son los modernos usureros, los que semana a semana arrancan el presupuesto a las familias menos protegidas. Los que centavo a centavo suman millones de utilidades anuales. Los que siembran ilusiones con “pagos chiquitos”, cargados de “grandes intereses”.

Pequeñas historias de los dramas cotidianos que afectan a millones, pero a pocos importan.

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Revista emeequis

Desplácese hasta la parte superior